Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 INTERNACIONAL MARTES, 26 DE MARZO DE 2013 abc. es internacional ABC David Cameron, durante su discurso de ayer sobre inmigración Menos ayudas, españoles incluidos Ayudas por paro condicionadas Cameron quiere endurecer el test que ya se aplica a los extranjeros, incluidos los comunitarios, que quieren prestaciones por desempleo tras seis meses recibiéndola. Verificarán que hablan inglés y que tienen una probabilidad razonable de encontrar trabajo Límites a la sanidad pública Aunque el Gobierno no ha presentado datos y se estima que las medidas no afectarán a mucha gente, denuncian que los extranjeros ilegales han taponado la sanidad pública. Los médicos británicos no verifican si los pacientes residen legalmente en el país Viviendas sociales restringidas Los extranjeros, incluidos los provenientes de la UE, deberán esperar al menos dos años para incorporarse a las listas de espera de acceso a las viviendas sociales, una competencia municipal para la que se requieren cada vez requisitos de residencia más duros AFP Cameron refuerza su perfil duro con más restricciones a inmigrantes de la UE El Gobierno endurece la retórica por presión electoral y ante el fin de la moratoria para rumanos y búlgaros BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES E l Gobierno de mayoría conservadora que preside David Cameron se dispone a sortear por unos pocos decimales la tercera recesión en cinco años. Así, sin una buena historia económica que vender, y con la patata caliente del debate europeo aparcada para evitar agrandar las grietas con sus europeístas socios liberales, el líder tory recurrió ayer de nuevo a la inmigración para reforzar su perfil más duro ante un electorado cada vez más tentado por la alternativa soberanista y antieuropea del Partido de la Independencia (UKIP) En un discurso en Ipswich, Cameron anunció su intención de restringir a partir de 2014 el acceso para inmigrantes procedentes de otros países de la UE a las ayudas por desempleo, a la sanidad pública y a las viviendas de protección oficial. Medidas que, aunque tardarán todavía en materializarse legislativamente, podrían afectar a los miles de españoles residentes en Reino Unido. En el ámbito de las ayudas por paro, Cameron quiere endurecer el test al que se somete a los solicitantes si continúan sin trabajo transcurridos seis meses. Los ciudadanos comunitarios deberán demostrar genuinamente que buscan empleo, y las autoridades analizarán si tienen una posibilidad realista de encontrarlo y su nivel de inglés. Si fallan el test, perderán el derecho a la prestación. El premier explicó que quiere asegurarse de que los extranjeros vienen al Reino Unido por las razones correctas: porque quieren contribuir a la nación y no por el atractivo de los beneficios de nuestro sistema Sin embargo, la oposición advirtió ayer que ya se aplica un test así a quienes llevan cobrando el paro seis meses, con requisitos muy similares a los enunciados por Cameron, en aplicación de la flexibilidad que la legisla- ción europea garantiza a los Estados miembros a la hora de limitar la libertad de movimiento. La falta de cifras concretas o fechas de ejecución sobre las medidas anunciadas llevaron a los periodistas a exigir aclaraciones a Cameron, y al portavoz de inmigración laborista a calificarlas de retórica y promesas hinchadas En su discurso, el líder conservador se hizo eco de la honda preocupación que detecta de que algunos pueden venir a aprovecharse de nuestra generosidad sin hacer una contribución adecuada a nuestro país En esa línea, Cameron anunció su deseo de repercutir en los países de origen la atención sanitaria recibida en Reino Unido por comunitarios que no trabajen en Gran Bretaña. Según las normas actuales, los médicos no tienen la obligación de verificar si un paciente reside legalmente en el país, y los turistas procedentes de la UE tienen derecho a todas las prestaciones del sistema de salud público. El ministro de Salud, Jeremy Hunt, denunció poco después del discurso de Cameron que los inmigrantes sin derecho a la cobertura sanitaria han taponado la sanidad pública. Ante la falta de datos concretos del gobierno, la prensa británica estima que los extranjeros procedentes de la UE, Suiza y Noruega suponen un coste pequeño, de entre diez y 20 millones de libras, a unas estructuras que soportan un coste anual de 100.000 millones. Cifras manipuladas Cameron se refirió a un tercer ámbito del sistema social, la vivienda. Y anunció que los inmigrantes permanecerán fuera de las listas de espera para las viviendas sociales durante al menos dos años, mientras los municipios endurecen los requisitos de residencia. Aunque inicialmente el gobierno hablaba de un incremento del 40 en las solicitudes de vivienda social de extranjeros, ayer reconocieron que se refieren al crecimiento en la proporción de extranjeros del total de solicitantes, que ha pasado del 6,2 en 2007- 2008 al 9 en 20112012. En general, los analistas ayer estimaban que las medidas, de concretarse, no afectarían a mucha gente. Estos anuncios se suman a un incre- Razones correctas Cameron quiere extranjeros que vengan a contribuir a la nación no por las ayudas sociales