Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 26 DE MARZO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 La Plataforma Antidesahucios continúa con su campaña de presión a los políticos del PP REUTERS El PP denunciará el acoso ante los tribunales ¿Justicia o venganza? JAIME GONZÁLEZ Confieso mi error: creí que eran la expresión más vigorosa de una sociedad civil aletargada. Se ponían delante del portal donde habita el olvido y echaban cuerpo a tierra para evitar el desahucio de una madre y dos niños que aparecían en las fotos con los ojos velados. Aquellos críos, en cumplimiento de la Ley de Menor, salían en las imágenes con la cara tapada para proteger su identidad: ¡Qué pulcra puede llegar a ser la hipocresía! El relato de un desahucio es un Vía Crucis con catorce estaciones, las últimas de un sacrificio antihumano: vaciar los armarios, recoger el peluche de la almohada, recorrer los últimos metros del pasillo y cerrar para siempre la puerta de la calle. Stop desahucios consiguió canalizar un inmenso sentimiento de injusticia. Hasta que Ada Colau se erigió en musa irredenta de la causa y convirtió la tragedia en una guerra ideológica, tan ruin y bastarda que ha arruinado lo único hermoso que había en esta historia de vidas derrotadas: el clamor de una sociedad compasiva y solidaria. No busca justicia, sino venganza. Y pretende convertir el sufrimiento de la gente en el germen de un estallido social que derribe los muros del sistema. Tuve oportunidad de compartir plató con Ada Colau y sus lugartenientes: su discurso es puro marxismo. La persecución a los diputados del PP no busca tanto alterar el sentido de su voto mediante la presión y el acoso como aprovechar la indignación para arrinconar a los criminales que ostentan el poder político y económico. Para ellos, los desahucios no son otra cosa que la expresión de la violencia del Estado de manera que su respuesta intimidatoria responde al clásico quien tiene derecho a un fin, también lo tiene a los únicos medios que conducen a él incluyendo esa forma de violencia que llaman escrache El otro día sentí un escalofrío cuando uno de ellos, sin inmutarse, me dijo: Si la hija de Esteban González Pons nos hubiera abierto la puerta de su casa, la habría dado una hos... Confieso mi error: no son la expresión más vigorosa de la sociedad civil, sino un peligro para la convivencia. Cristina Cifuentes DELEGADA DEL GOBIERNO Colau y otras personas de la plataforma han apoyado a Bildu y Sortu