Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 GENTESTILO LUNES, 25 DE MARZO DE 2013 abc. es estilo ABC EN SU PUNTO Chayo: Mi madre nunca dejaría tirado a mi padre BEATRIZ CORTÁZAR Hace apenas doce días que dio a luz a su tercer hijo y la recuperación física de Chayo Mohedano ha sido asombrosa. Me han realizado una cesárea y me encuentro muy bien, solamente engordé ocho kilos y el bebé pesó 3,460 gramos, por lo que se llevó casi todo explica sonriente. Sincera y sin evitar cuestiones, lógicamente le pregunto por la separación de sus padres, Rosa Benito y Amador Mohedano: Mis padres han decidido separarse. No habrá divorcio ni papeles, pero sí una separación real. Lo único que espero como hija mayor es que no se les haga daño dice. En estos meses, Chayo ha intentado entender a los dos y quererlos por igual. No apoyo a ninguno, son mis padres y sólo deseo lo mejor para ellos confiesa. Sí reconoce que cuando una mujer dice se acabó es definitivo y que su madre está muy expuesta porque trabaja en televisión, donde se habla de ese asunto, esté ella o no presente Sobre la situación económica de su padre, cuenta que tiene su porcentaje como representante suyo, y aclara que su madre nunca le dejaría tirado Vamos, que si hace falta allí está Rosa para pagar lo que necesite, igual que él pagaba todo cuando mi madre no trabajaba reconoce. Y eso que para su madre fue toda una traición enterarse de que Amador había vendido parte de la finca que heredó de su hermana Rocío Jurado sin decirle nada. Otro asunto es el museo que Amador sueña abrir en Chipiona dedicado a la Jurado. Ya cuenta con trajes, fotografías y recuerdos de la artista que ha cedido su sobrina Rocío Carrasco. Nos acabamos de enterar de que no hay licencia y es otro problema asegura. Mientras lo resuelven y buscan financiación, un escultor trabaja gratis para crear la figura de la Jurado. Chayo nos termina confesando que toda la familia apoya a su tío José (Ortega Cano) y asume que si tiene que ir a la cárcel pues irá Pues claro. Carlota y Pierre Casiraghi, la princesa Carolina y el Príncipe Alberto II de Mónaco con su esposa Charlene AFP Carolina de Mónaco, abuela radiante en el Baile de la Rosa Karl Lagerfeld organizó la fiesta, a la que no pudieron asistir los recientes padres, Andrea Casiraghi y su prometida ANA MARÍA INDIANO MADRID E l glamour y la elegancia se dieron cita una vez más el sábado en el Baile de la Rosa del Principado de Mónaco. El evento, que reúne cada año a lo más granado del glamour europeo, estuvo presidido por Carolina, princesa de Hanover, y su hermano, el Príncipe Alberto de Mónaco. El precio del tenedor AFP rondó los 750 euros y su recaudación Carlota Casiraghi y su novio, el actor y cómico Gad Elmaleh iba destinada íntegramente a la Fundación Princesa Grace, de la que Carolina es presidenta. gerfeld. El káiser fue elegido por la cómico marroquí Glad Elmaleh. Los Una sonriente y espléndida prin- mismísima Carolina de Mónaco, una enamorados no ocultaron su complicesa Carolina hacía de dichosa ande sus mejores clientas, para am- cidad y pasaron la mayoría de la velafitriona, una alegría más que bientar la gala basada en la da bailando juntos. Por su parte, la PrinFue justificada dado que re Belle Époque al más puro cesa Charlene de Mónaco dio un punla primera cientemente ha ocupaestilo parisino. to de modernidad a su estilismo aparición do el más dulce de sus Aun con tan tremendo combinando una chaqueta de cuero pública de cargos familiares, el de Carlota Casiraghi despliegue, todas las mi- con un vestido largo color marfil en sajunto al actor abuela. Su primogénito, radas apuntaron a Carlo- tén de seda. El diseño de Ralph Lauren marroquí Glad Andrea Casiraghi, y su prota Casiraghi, que eclipsó dejaba un escote en V exquisitamenElmaleh metida, Tatiana Santo Dominuna vez más con su belleza te adornado con cristales de Swarovski. go, se convirtieron en padres el natural y su flamante vestido Otros asistentes fueron la modelo pasado jueves 21 de marzo, motivo por de Chanel en rosa pálido. Pero esta Cara Delevingne, una de las más cotiel que no pudieron asistir a la distin- vez fue pasto de los flashes por otro mo- zadas en las últimas pasarelas, y la moguida fiesta organizada en Montecar- tivo menos artístico, era la primera apa- delo rusa Natalia Vodianova, acompalo por el diseñador de moda, Karl La- rición junto a su enamorado, el actor y ñada de su marido, Antoine Arnault.