Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Escándalo de los ERE El proceso judicial LUNES, 25 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC Alaya culmina su cerco al PSOE andaluz con la declaración de otros dos imputados En cuatro días y cuatro noches la juez ha demostrado que vuelve con las pilas cargadas MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA La juez Alaya toma declaración hoy a los dos últimos imputados en la nueva rama sobre el cobro de sobrecomisiones en el caso de los ERE fraudulentos. Se trata del dueño de la aseguradora Uniter y del abogado Carlos Leal, acusado de hacer llegar las dádivas al entorno del ex director general de Trabajo de la Junta Francisco Javier Guerrero. Con estos últimos interrogatorios se estrecha el cerco al Ejecutivo autonómico, presidido por José Antonio Griñán. El dueño de Uniter, José González Mata, comparece ante la juez Mercedes Alaya después de que entre el viernes y el sábado ingresaran en prisión tres altos directivos de otra aseguradora, Vitalia, acusada de cobrar comisiones de hasta el 16,9 por ciento frente a la media del mercado del 3,18 por ciento. En total, hasta el sábado la juez ordenó el ingreso en prisión de siete de los 22 imputados en la operación Heracles de la Guardia Civil, entre ellos Guerrero o el miembro de UGT y conseguidor Juan Lanzas En cuanto a Carlos Leal, del Bufete Jurídico Villasís de Sevilla, su imputación se produce dentro de la investigación de la juez para determinar el presunto enriquecimiento ilícito a costa de los fondos públicos de los despachos Garrigues y Villasís, que tienen a dos y tres letrados respectivamente encausados en las actuaciones. La juez Mercedes Alaya, el pasado jueves a su llegada al Juzgado ROCÍO RUIZ Prisión para siete de los 22 detenidos Guerrero El ex director general de Trabajo fue el primero en ser enviado a prisión. La juez le imputa por haber ingresado en sus cuentas 303.588 euros de procedencia desconocida y de ellos 254.584 en cantidades iguales o inferiores a 3.000 euros. Lanzas e igualmente fue enviado a la cárcel después de que a juez le imputara al menos tres delitos y por haber colaborado con su cuñado. Eduardo Leal Está igualmente desde el pasado sábado en prisión por su actuación como supuesto testaferro en las empresas pantalla de los ERE. Actividad frenética A la vista de los hechos, no hay duda de que Alaya ha venido con las pilas cargadas tras su baja de seis meses aquejada de fuertes cefaleas. La juez ha tenido una actividad frenética. Ha dictado órdenes de registro, detenciones y citaciones. Ha interrogado a una veintena de imputados, ha redactado siete autos de prisión, otros de libertad... Y todo en cuatro días y cuatro noches, justo desde la madrugada del miércoles hasta el sábado a las 16 horas. Y es que aunque la operación no se hiciera pública hasta el miércoles, la juez se pasó el martes ordenando diligencias, como las órdenes para registros, detenciones y citaciones. Ese día salió del juzgado a las cinco de la mañana. El miércoles llegó a las once, aunque no empezó hasta las dos de la tarde el maratón. Comenzó con el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, que se pasó el día en los pasillos de los juzgados sin perder el humor pese a que le esperaba la cár- Juan Lanzas El sindicalista y conseguidor fue enviado a prisión después de que la juez le imputara por haber obtenido más de 13 millones por sus intervenciones como mediador en la trama. Eduardo Leal Albarracín El ex director general de la mediadora Vitalia Antonio Albarracín también fue a A. Albarracín prisión después de que Alaya le imputase por haber pagado 4,3 millones de euros al entorno de UGT y CC. OO. Eduardo Pascual Exdirectivo de la empresa mediadora Vitalia que fue enviado ayer a la cárcel. Si usted quiere saber dónde está el dinero, pregunte a los sindicatos y los señores de Andalucía le dijo a la juez. cel, y luego tardó varias horas en redactar el auto de prisión. Un detallado escrito en el que ponía de manifiesto cómo el panorama ha cambiado con un sistema perfectamente establecido en el que la concesión de ayudas era un negocio. No paró para comer ni salió del juzgado. Cerca de las diez de la noche, y tras tomar un café en la máquina, comenzaba otro interrogatorio, el del directivo de Vitalia, Jesús Bordallo, que quedaba libre. Le daban las dos de la madrugada en los juzgados. Y si el miércoles tuvo jornada apretada, la del jueves no le anduvo a la zaga. También llegó sobre las 11 de la mañana con minifalda y tacones, aunque no empezara los interrogatorios hasta las 12.30. Ese día bombardeó a preguntas al exdirectivo de Vitalia Antonio Albarracín, y solo paró dos horas para comer. A las seis de la tarde retomó los interrogatorios. Terminó trece horas después mandando a otros cuatro imputados a prisión. Batió su propio récord Batió todas marcas la jornada del viernes al sábado. Entró a las cuatro de la tarde y salió el sábado a la misma hora enviando a prisión a otros cuatro imputados (y con ello ya son siete los que han acabado en esa situación en la operación Hércules) Durante ese tiempo y, pese a que en un momento admitió estar bloqueada, no paró. María Vaqué Fue directora general de Vitalia y también ingresó el sábado en la cárcel. Quedan hoy por declarar el abogado Carlos Leal y el dueño de Uniter, José González Mata. Ismael Sierra Se trata del cuñado de Juan