Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID SÁBADO, 23 DE MARZO DE 2013 abc. es madrid ABC A la caza de los atracadores en serie de taxistas de Arturo Soria En una semana ha habido, al menos, 15 asaltos. Los llevan a un callejón sin salida y les dan una brutal paliza Roban la recaudación y huyen con el vehículo, que luego aparece abandonado M. J. ÁLVAREZ MADRID os profesionales del sector del taxi están alarmados. En apenas siete días han sido víctimas, al menos, de una quincena de robos con violencia en los que, además de ser golpeados de forma brutal e intimidados con armas blancas, no sólo ven cómo les arrebatan la recaudación y cuantos objetos de valor lleven encima: móviles, relojes, anillos... La actuación de estos violentos y peligrosos delincuentes uno o dos, varía va más allá. Y es que, tras expulsarles por la fuerza del taxi, se dan a la fuga en los vehículos de transporte público, dejando a los conductores no sólo malheridos a causa de las palizas recibidas, sino abandonados a su suerte y sin poder pedir ayuda. Así lo aseguran a ABC fuentes policiales y asociaciones del gremio. Se da la circunstancia de que este hecho sucede siempre en unos callejones sin salida próximos a la M- 30 y a la calle de Arturo Soria (Ciudad Lineal) Esa zona, situada en las inmediaciones del Pinar de Chamartín, en la parte trasera de los Hoteles Foxá M- 30 y Nuevo Madrid, es la preferida por estos ladrones, que, según las descripciones realizadas por las víctimas, son jóvenes, españoles y de estatura media. L ÁNGEL DE ANTONIO La Gremial pide ayuda a la delegada Sobre estas líneas, una de las víctimas de los asaltantes del taxi en su vivienda. Sufre secuelas psicológicas, diez días después de ser asaltado. A la derecha, el escrito dirigido por el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Julio Moreno, en el que solicita ayuda a la delegada del Gobierno ante la oleada de asaltos violentos que están sufriendo. Serán recibidos el 2 de abril Tapados con braga y gorra Su modus operandi es siempre el mismo, lo único que varía es el número de delincuentes que intervienen: en algunas ocasiones actúa uno solo y en otras, una pareja. No se les ve la cara, ya que uno de ellos lleva una gorra y el cuello del anorak subido hasta arriba. Y, si lleva acompañante, éste suele encargarse también de cubrirse el rostro con alguna braga denunció Julio Moreno, presidente de la Asociación Gremial del Taxi. Los supuestos clientes cuya apariencia no levanta las sospechas del taxista, suelen coger el servicio en las inmediaciones de Plaza de Castilla, la estación de Chamartín, Arturo Soria o Puente de Vallecas. Su destino siem- pre es el mismo: Serrano Galvache, salvo en una ocasión en el que el recorrido fue a la inversa: de Arturo Soria a Entrevías, explicó Ángel Julio Mejías, delegado de Paradas de la Gremial. Estos atracadores tienen muy bien planificado el fin del trayecto: una zona de embajadas y edificios oficiales repleta de cámaras de seguridad. Por ello, buenos conocedores del terreno que pisan, las evitan y conducen al taxista a callejones encajonados y sin salida próximos, como los situados en la calle de Bausá. Una vez en ellos, si los asaltantes son dos, el situado detrás del conductor le agarra del cuello por sorpresa e inicia la maniobra del estrangulamiento, mientras su cómplice se baja rápidamente del taxi y le saca a la fuerza del turismo. Si es uno solo, él hace la misma operación una vez se ha apeado. El final es el ya relatado. Actúan a cualquier hora del día. Y lo más curioso de todo es que los vehículos acaban apareciendo