Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 23 DE MARZO DE 2013 abc. es cultura CULTURA 55 DISCOGRAFÍA SELECTA POR MANUEL DE LA FUENTE Cuban dance party (1959) Pocos meses antes de dejar Cuba tras la victoria castrista, Bebo grababa con su orquesta este clásico de la música cubana, surtido sobre todo de mambo y cha- cha- chá. Todo sabor. Lágrimas negras (2002) El Cigala nunca habría resultado tan emocionante sin el genial acompañamiento de Bebo en las teclas. Fue un matrimonio singular, cuyo fruto se convirtió además en un gran éxito popular. Bebo rides again (1994) Bebo, exiliado en Estocolmo, llevaba treinta años sin grabar, y aquí volvió a hacerlo tras el empeño del saxofonista Paquito D Rivera, otro exiliado. Obra maestra del jazz tropical. Village Vanguard (2007) En 2005, a los 86 años, Bebo Valdés no había grabado nunca un disco en directo. Y cuando lo hizo fue en un lugar de primera, el Village Vanguard neoyorquino. El resultado, irrepetible. Mucho sabor (1995) RAFAEL CARMONA Chico y Rita (2011) La película de Trueba y Mariscal tuvo a Bebo Valdés como protagonista principal de su música. Esta banda sonora se convirtió en la sincera biografía musical del gran pianista. Disco de gran trascendencia artística, ya que Bebo recupera el sonido de las big- band cubanas que triunfaban en los garitos en las legendarias noches de La Habana antes de la revolución. Lágrimas negras DIEGO EL CIGALA Fernando Trueba, Xavier Mariscal y Bebo Valdés ABC H Un ejemplo humano JAVIER LIMÓN ara mí, era un referente mundial, el músico más importante con el que he trabajado y el ser humano más honesto y auténtico. En este momento de música tan veloz y atroz, me quedo con su ejemplo humano. Cuando grabamos el disco Lágrimas negras él sí que sabía lo que estábamos haciendo y cuál iba a ser su relevancia internacional. Nosotros pensábamos que P venderíamos treinta mil copias y él, desde el primer día, predijo que serían un millón de discos. Es una noticia muy triste. Junto con Paco de Lucía y Enrique Morente, es uno de los tres músicos que más me han influido en mi carrera. Cuando mi hijo, con dos años, entraba a un local y veía un piano, lo llamaba un bebo. Hasta ese punto ha sido parte de mi vida. El momento más emocionante que he vivido como profesional junto él fue la versión que grabamos de El caminito con Enrique Morente. JAVIER LIMÓN ES PRODUCTOR DEL DISCO LÁGRIMAS NEGRAS Bebo Valdés y Diego el Cigala, en una imagen de 2003 DÍAZ JAPÓN oy es un día de lágrimas negras, aunque Bebo no quería lloraderas, sino que se le recordara bailando. Ese deseo no es fácil de asimilar, aunque es lo que le hubiese gustado al maestro. Su muerte supone una pérdida irreparable, era una persona y un músico únicos. Era humilde, muy de pueblo, muy campechano, bromista y un auténtico caballero. Se ha ido con un público absoluto que le ama y, sobre todo, se ha ido con la calidad de genio que le caracterizaba. Trabajar con Bebo Valdés ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida y quiero enviarle un abrazo a toda su familia. Sé que Bebo ya estará en el cielo, tocando junto a Dios Nuestro Señor, en el lugar de los elegidos. Amigo, nunca te olvidaré.