Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Acoso callejero al PP SÁBADO, 23 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC La Generalitat no ha comparecido en los juicios por agresiones a políticos del PP Incumple un acuerdo del Parlamento catalán de hace 13 años que instaba a personarse en los casos de acoso J. GUIL M. CALLEJA BARCELONA El asedio al PP en Cataluña, desde los episodios de acoso de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) hasta los tradicionales ataques de la izquierda radical antisistema o independentista, cuentan a menudo con una complicidad del Gobierno catalán. Por acción u omisión. Y desoyendo así una resolución que el Parlamento autonómico aprobó en este sentido, en el año 2000, cuando CiU gobernaba con Jordi Pujol. El 5 de octubre del año 2000, la Cámara autonómica aprobó por unanimidad una resolución en la que se instaba al Gobierno de la Generalitat a ejercer de acusación particular en los casos de amenazas a cualquier ciudadano de Cataluña por razón de su adscripción política En la memoria, el boicot a un acto de José María Aznar en la Universidad Autónoma de Barcelona, en 1999, y otros incidentes. La resolución, la 241 VI, se quedó en papel mojado. Dos años después, en 2002, a raíz de un ataque a un stand del PP en Gerona el día de Sant Jordi, el PP preguntó en el Parlamento autonómico en cuántos procedimientos judiciales sobre amenazas a políticos se había personado el Gobierno catalán. En ninguno, le contestaron. Ya en 2006, tras un altercado en un mitin de Rajoy y con el tripartito en la Generalitat, el PP apeló de nuevo a la resolución. Seguía sin aplicarse. Fuentes del partido confirmaron ayer que a día de hoy no les consta que la Generalitat se haya estrenado en personarse en estos casos; al menos, seguro, no con políticos del PP de víctimas. El domicilio de González Pons fue asediado días atrás por movimientos antidesahucio ERNESTO AGUDO Ni la causa más justa soporta ser defendida por la kale borroka ENTREVISTA Esteban González Pons Vicesecretario general del PP PALOMA CERVILLA MADRID El Gobierno llama a la calma La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió ayer prudencia y moderación a los miembros de plataformas antidesahucios, porque dicen que defienden los derechos de unas personas y conculcan los de otras Les pidió que reflexionen porque se puede protestar sin atacar los derechos de otros y respetando la intimidad de los familiares de los políticos. Al preguntarle si el Gobierno va a tomar medidas específicas de seguridad, señaló que cumplirá su obligación de garantizar los derechos de todos los ciudadanos. Tras mostrarse convencida de que los hipotecados en riesgo de desahucio no comparten este tipo de protestas, dijo que el Gobierno está muy pendientes de lo que pasa con un problema prioritario El vicesecretario general del PP ha respondido con la ley en la mano al acoso sufrido por su familia. Se muestra firme y advierte de que no cederá a la intolerancia de algunos, que quieren condicionar con la violencia su actividad como diputado. ¿Cómo está viviendo esta situación de acoso personal y familiar? -El acoso nunca se vive bien. Fueron a mi casa a coaccionar a mi familia un día que sabían que yo estaba en Madrid. No se puede consentir que nadie vea como normal que se pueda asustar a las familias de los parlamentarios para condicionar su voto. El sentido de mi voto no lo cambiará nunca nadie con violencia. -Esta situación se ha extendido a otros dirigentes del partido. ¿Cómo se afronta desde el Partido Popular? -Los políticos estamos acostumbrados en este tiempo difícil a aceptar muchas cosas. Lo que cuesta más es aceptar que se persiga a nuestras familias para quitarnos la libertad de ser políticos y que haya algunos políticos que justifiquen este ataque. Cuando el PP gobierna parece que se justifica que los partidos de izquierda utilicen cualquier tipo de presión para condicionarnos. ¿Teme que se generalice este tipo de actitudes contra su partido? -Creo que la causa más noble se contamina si se defiende por medios violentos. Ni la causa más justa soporta ser defendida por la kale borroka. El debate sobre los desahucios y las hipotecas en España debe continuar porque hay mucha gente que está sufriendo mucho, pero hay que se- parar este debate de los métodos mafiosos que algunos están empleando para coaccionar y limitar la libertad de los políticos. Si hoy aceptamos que se le quite la libertad de votar a un político, mañana aceptaremos que se le quite a un juez la libertad de sentenciar, y pasado a un periodista la de informar. ¿A qué cree que responde este tipo de actitudes? ¿A intentar conseguir en la calle lo que no se ha ganado en las urnas? -La indignación es legítima; la intolerancia, no. No estamos hablando de indignación, sino de intolerancia, y ese es el camino que conduce al final de la democracia. El problema no es la causa, sino el método; lo mismo que no se puede perseguir a diputados del PP, no se puede perseguir a los diputados de otro partido. ¿Cómo se puede poner freno a esta situación? -Esto hay que frenarlo en los tribunales y con la ley en la mano. Yo he presentado una denuncia y todos los compañeros la presentarán. ¿El PP se encuentra solo ante estos ataques? -Creo que el PP no está solo. Todos los demócratas están con nosotros en la defensa de la libertad y la democracia. En los últimos días he recibido testimonios de parlamentarios de todos los partidos políticos para expresarme su solidaridad y el rechazo a la violencia que ha sufrido mi familia.