Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 CULTURA VIERNES, 22 DE MARZO DE 2013 abc. es cultura ABC Un Madrid- Barça intelectual e histórico Xavier Pericay presenta Compañeros de viaje crónica del encuentro en 1930 entre intelectuales castellanos y catalanes SERGI DORIA BARCELONA El año 1930 no acostumbra a aparecer en las cronologías españolas. Acababa de morir Primo de Rivera y faltaba un año para la República. Advenía la Hermanamiento Dictablanda del general Berenguer y Pericay desvela la intrahistoria de aqueFrancesc Cambó, publicaba un ensa- llas cuarenta y ocho horas que hermayo de significativo título: Por la con- naron a editores de Madrid como Nicordia La concordia, proclamaba el colás M. Urgoiti y el catalán Gustavo líder de la Lliga, debía encarPili con Bagaría, Bello, De los narse en los intelectuales ibéRíos, Gómez de la Serna... La ricos. Fue entonces cuanllegada de Marañón, Ortedo su hombre de confianga, Azaña, Menéndez Piza, Joan Estelrich, organizó dal o Américo Castro esun homenaje de los intetuvo rodeada de una nulectuales catalanes a los intrida manifestación con telectuales castellanos que vivas a España, a Cataluhabían defendido la lenña, a Castilla y a la InteliXAVIER PERICAY gua catalana bajo la Dicgencia. En aquel momentadura. La propuesta conto de transición, los intetó con la adhesión entusiasta de Sainz lectuales adquirían un protagonismo Rodríguez y Giménez Caballero. que hoy sólo tienen los futbolistas. En En Compañeros de viaje (Edicio- estos momentos, el tertuliano ha sunes del Viento) el colaborador de ABC plido al intelectual y la gente que raXavier Pericay escribe la crónica de zona tiene poca difusión en los melos días 23 y 24 de marzo de 1930, cuan- dios apunta Pericay. do el llamado problema catalán paLa asistencia al banquete superó las recía haber dejado de serlo y las len- previsiones más optimistas. Así lo veía guas eran patrimonio común y no ar- Giménez Caballero: Nuestros propómas arrojadizas. El hermanamiento sitos eran escribir el catalán en Maentre intelectuales castellanos y cata- drid, llevar Madrid a Barcelona para lanes debía descansar, no podía ser de que se escuchase lo que es un alma co- otro modo, en el imperio de la razón añade Pericay. Por eso, Cambó se dirigía a los catalanes en los que la pasión está subordinada a la reflexión El programa de aquel diálogo primaveral contemplaba la llegada en tren de los intelectuales castellanos el domingo 23, con un concierto del Orfeó Català y un banquete en el hotel Ritz. El lunes 24 culminaría con una excursión a Sitges para visitar el museo Cau Ferrat de Santiago Rusiñol. Foto del encuentro de los intelectuales españoles en 1930 ABC lectiva, un pueblo, y convertir las espaldas hostiles en pechos puestos frente a frente Guillermo Díaz- Plaja conservará como oro de ley en el paño de un recuerdo emocionante las cuartillas de los discursos de Menéndez Pidal y Marañón. Pudimos entendernos comentará años después, cuando la guerra fratricida arruinó tantas esperanzas. Como si la concordia futura dependiera de ellos, como si fueran ellos, los intelectuales de acá y de allá, los únicos responsables apostilla Pericay. Ortega nunca se hizo ilusiones sobre el papel del intelectual ante la rebelión de las masas. Paradójicamente, la etapa más floreciente de la cultura española no pudo evitar la radicalización política y la tragedia de 1936.