Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 22 DE MARZO DE 2013 abc. es ABCdelOCIO 47 C ine De la noche al día ÉRASE UNA VEZ EN ANATOLIA Dirección: Nuri Bilge Ceylan. Con: Muhammet Uzuner, Taner Birsel y Yilmaz Erdogan. Guantazos momificados UNA BAL A EN L A CABEZA Dirección: Walter Hill. Intérpretes: S. Stallone, S. Kang, J. Momoa. N o se lo tomen por el lado despectivo. Es más bien al contrario. Tipos que se destrozan la cara y se machacan en el gimnasio para seguir en el candelero. Un tipo como Stallone, con medio rostro paralizado y que ha llegado a donde ha llegado, solo muestra un espíritu de superación admirable, mucho más con sus limitaciones artísticas. Es un monolito a la voluntad, como si hubiera hecho de su Rocky una vida personal e intransferible. Y el tipo sigue ahí, y sigue con 66 años y con Walter Hill, que son palabras mayores. No es posible dudar de Walter Hill. Un tipo que hizo The Warriors es sagrado para cualquiera que se siente en la butaca con un bol de palomitas y se ponga ciego a adrenalina de acción. Hill es historia, un tipo de culto inigualable, y haga lo que haga, aunque sea un bodrio, merece respeto por ser vos quien sois. Una bala en la cabeza no es un bodrio ni, desde luego, una obra de arte. Es... una película de Walter Hill en combinación con Stallone. Es decir, guantazo va, guantazo viene, y no hay más ni se necesita más. Ya se sabe a lo que se va y esto es lo que te dan. A Stallone los cirujanos le han masacrado la cara y se la han rehecho a puñetazos, no tanto como a Rourke, pero casi, y a Hill nadie le ha rehecho nada en su visión del cine, así que todo sigue igual. Y con el título está todo dicho. Lo cogen o lo dejan. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR l cine del turco Nuri Bilge Ceylan tiene algo de ventanal a lo nunca visto y sus películas, todas, son un órdago que se dirime en ese espacio que hay entre el ojo y el sentimiento, muy especialmente en Lejano o en Los climas Y también ahora en Érase una vez en Anatolia donde combina un detallado viaje por la estepas y por el paisaje monótono y nocturno con un argumento que se va disipando al tiempo que la claridad del día vierte luz sobre él. Bilge Ceylan impone un ritmo pausado pero incesante, que exige para el esclarecimiento de los hechos la misma lentitud y paciencia que la nocturnidad hasta el esclarecimiento del nuevo día, y cuenta su historia con ese sin prisas del casi tiempo real. Un presunto asesino conduce a la policía, al fiscal y al forense hasta el lugar incierto donde enterró E el cadáver de un hombre, mientras escarba en su memoria y en diversos parajes confusos, iguales, cambiantes, confundidos... como la propia esencia de la verdad que esconde, porque, en el fondo, Érase una vez en Anatolia deja entrever con todo su detenido dramatismo los sucesos que revolotean detrás de lo que aparentemente cuenta: otra historia de amor, una paternidad disputada y una acusación de asesinato mal dirigida. Pero ese viaje nocturno y fantasmagórico ofrece tanto la impresión de unas imágenes inolvidables como la sensación de monotonía en el espectador que lo hermana con la del paisaje o la de la vida de los personajes. Es una primera hora exigente y que te acomoda para la llegada del despunte del día y del sigiloso clarear de los hechos. Hay tanta astucia, tanto detalle y finura en la composición de los personajes, tan impregnados de su complejidad y su pasado, como en el modo de desliar el lío, lo cual permite que la película de Bilge Ceylan se pare en ocasiones en justamente lo sublime del cine. O. R. M. Retocable INCOMPATIBLES Dirección: David Charhon. Intérpretes: Omar Sy, Laurent Lafitte, Sabrina Ouazani. OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE Una escena de Érase una vez en Anatolia ABC a sacudida de simpatía y gracia que provocaba, al instante, Omar Sy en Intocable lo convirtió, también al instante, en una estrella del cine, y por eso se ha hecho ahora este Incompatibles donde la presencia de este actor, aunque sin sacudidas ni convulsiones, sigue siendo simpática y graciosa, pero ahí se queda. Lo que tiene de comedia la película se funda en el antagonismo de formas y fondos entre dos policías, el gualdrapa espabilao que interpreta Omar Sy y el atildado y merlucillo que hace Laurent Lafitte, que han de unirse muy a su pesar para desentrañar un crimen que se enreda a una trama clandestina de financieros y políticos corruptos. No hay en el argumento un alarde de ingenio ni de novedad, pues la pareja de polis incompatibles es a la historia del cine lo que la guinda a la repostería de clase B, pero hay que reconocerle a su director, David Charhon, el haber servido de vehículo para que exploten sus virtudes cómicas sus dos protagonistas, cada uno como defensor y representante de un lado social: de los extrarradios y del pijerío de París. Y resulta especialmente graciosa la relación del personaje que interpreta Omar Sy con su pasado en los suburbios, donde todavía le llaman, para su desesperación, algo así como perdedor o membrillo L festival de 28 marzo- 19: 30 h. 30 marzo- 19: 30 h. 31 marzo- 18: 30 h. SEMANA SANTA Teatro Auditorio San Lorenzo De El Escorial SIETE ÚLTIMAS PALABRAS DE CRISTO EN LA CRUZ J. Haydn J. Peris Cuarteto Bretón Susanne Kelling, mezzosoprano REQUIEM, EN RE MENOR, K. 626. W. A. Mozart Orquesta de Cadaqués, Coro JORCAM Sir Neville Marriner, director Auxiliadora Toledano, M José Suárez, Lluís Vilamajó, Enric Martínez- Castignani LIBERA ME! Músicas de A. Lobo, J. Desprez y C. Gesualdo Vocalconsort Berlín Compañía Antonio Ruz