Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA Crisis en la Eurozona La situación en Chipre Fondo de Inversión Nicosia creará un Fondo Solidario de Inversión, en el que se podrían incluir los planes de pensiones VIERNES, 22 DE MARZO DE 2013 abc. es economia ABC mente reestructurada, de modo que se rebaje la factura total del rescate de los bancos, muy debilitados por su elevada exposición a la deuda griega. Tampoco se descartan fusiones entre entidades. Otra de las bazas del Ejecutivo, el gas natural, podría ser saboteada por Turquía, que siempre ha insistido en que las reservas descubiertas en 2011 deben beneficiar también a los habitantes de la República Turca del Norte de Chipre, el Estado establecido en la parte septentrional de la isla, reconocido solamente por Ankara. Este recurso pertenece a dos comunidades, y su futuro no puede estar sujeto a la voluntad de Chipre del sur solamente. Actuaremos contra ello si es necesario aseguró ayer un alto funcionario turco a la agencia Reuters. El uso exclusivo de este recurso por Chipre del sur está fuera de toda cuestión y es inaceptable. Estamos discutiendo todas las medidas legales. Podemos llevar el caso a la Unión Europea, pero usaremos todos los canales legales y políticos afirmó. Un grupo de personas hace cola delante de un cajero automático del banco ATM en Nicosia para retirar dinero AFP A medida que el corralito se alarga, la tensión y la crispación se extienden por las calles de Chipre Rusia, un país clave En cuando al Fondo Solidario de Inversión, una colaboración rusa podría ser el auténtico as en la manga de Nicosia, aunque desde Europa se ha alertado ya al Gobierno de Chipre de los riesgos de aceptar dinero proveniente de Moscú ya que no mejoraría la sostenibilidad de la deuda. De hecho Moscú ya dio un crédito de 2.500 millones de euros a Nicosia hace un tiempo para contribuir a la financiación de la isla. Una de las posibilidades que se había barajado es que Chipre pidiera una moratoria en la devolución de este crédito o una ampliación del mismo. Cabe recordar que Chipre es un país que ejerce una política fiscal agresiva, lo que ha hecho que recalen allí numerosas fortunas de todo el mundo, y sobre todo rusas buscando un trato fiscal benévolo La imposición de una tasa a los depósitos les podría haber supuesto a los impositores rusos de la isla pagar alrededor de 3.000 millones de euros, según estimaciones de los expertos. Chipre, miembro de la UE desde 2004 y de la Eurozona desde 2008, debe encontrar necesariamente 7.000 millones para contribuir a los 10.000 millones que pondría la troika para rescatar al país. El plan inicial preveía que Chipre recaudara 5.800 millones con la tasa a todos los depósitos. La gente no compra, ya no hay dinero DANIEL IRIARTE ENVIADO ESPECIAL A NICOSIA grita por nada. No hay modales dice. Pero durante el día, la cosa todavía se complicaría más. A media tarde, se filtró que el plan del gobierno contempla la reestructuración bancaria, convirtiendo el Banco Popular en un banco malo que absorbería todos los préstamos de difícil devolución y los depósitos superiores a 100.000 euros del Banco de Chipre, la principal entidad del país. Este, en cambio, se convertiría en el banco bueno que se quedaría con los depósitos pequeños y otros activos positivos. yer, Nicosia se despertó con el rumor de que el Banco Popular de Chipre, la segunda entidad financiera del país, se dirigía a la quiebra. Durante toda la mañana, se produjeron enormes colas delante de los cajeros automáticos de estas sucursales. Yo soy griego, y solo quiero sacar para tener algo de efectivo durante mi viaje nos dice un turista sorprendido ante el tamaño que está adquiriendo la fila. ¡No sé por qué hay tanta gente! exclama. Delante de él, una mujer se vuelve. Estamos tratando de retirar lo que podamos de nuestros ahorros. Este banco va a la bancarrota comenta. Lushanka Loukaidon es serbia, pero lleva más de veinte años en Chipre y está casada con un local. Trabaja en una compañía de telefonía móvil, y en este tiempo ha conseguido reunir algún dinero que ahora, cree, peligra. Mi límite diario es de seiscientos euros, llevo unos días sacando lo que puedo nos dice. Es extraño, pero este cajero, que está en el centro, es uno de los que menos gente hay afirma. A Los bancos chipriotas permanecerán cerrados como mínimo hasta el próximo martes, lo que está complicando la vida de los ciudadanos. Los cajeros automáticos son la única forma de conseguir efectivo. Desde el sábado, el Banco Central ha tratado de mantener las máquinas abastecidas de billetes, enviando cargamentos extra a las sucursales para que puedan reponerlas. Pero algunos ni siquiera tienen esa opción. A muchos empleados nos pagan en cheques, pero no podemos hacerlos efectivos hasta que no abran los bancos nos dice Dimitris, un camarero de la calle Ledra. Mira, la gente ya no compra, no consume, no hay dinero. A los cafés vienen muchas menos personas que hace un par de semanas asegura. Dimitris cree que la situación se ha deteriorado mucho en los últimos días. Ves la crispación, la gente se Caos en los cajeros La difusión de esta información aumentó el caos de los cajeros. Las filas, las tensiones, se dispararon. También el nerviosismo de los responsables de las sucursales del Banco Popular Chipriota, que veían cómo los billetes se evaporaban de las máquinas en pocas horas. Para prevenirlo, la entidad redujo el límite hasta los 260 euros diarios, lo que incrementó el malestar entre los clientes. El gobernador del Banco Central, Panicos Demetriades, trató de calmar los ánimos. Al establecer este marco legal, se impondrán medidas resolutivas en el Banco Popular, de modo que esté en posición de continuar ofreciendo servicios bancarios a sus clientes el próximo jueves aseguró a la prensa. De otro modo, el Banco Popular será conducido a la bancarrota inmediata y el cese de sus operaciones, con consecuencias catastróficas para los trabajadores y los depositarios, nuestro sistema bancario y la economía del país Pero, vistas las colas que anoche continuaban frente a las sedes de esta entidad, muchos de los pequeños ahorradores chipriotas siguen desconfiando. Lo que está en juego, al fin y al cabo, es su dinero. Largas colas La población se amontona en los cajeros automáticos para tratar de retirar lo máximo posible de los ahorros