Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA JUEVES, 21 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC Magistrados de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, durante la vista celebrada ayer Los jueces europeos dilatarán durante meses su fallo final de la doctrina Parot El abogado del Estado recordó que la etarra Del Río ni se arrepintió ni pidió perdón ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS Testimonios en demanda de justicia MARÍA ÁNGELES PEDRAZA PTA. ASOCIACIÓN VÍCTIMAS DEL TERRORISMO Tal vez porque se habían preparado para lo peor, los representantes de las víctimas del terrorismo españolas consideran que sus tesis fueron bien defendidas ayer por la mañana en la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. El abogado que representaba al Estado, Isaac Salama, hizo una exposición implacable ante los diecisiete jueces que deben determinar en los próximos meses si ratifican o no la sentencia de este mismo tribunal que anuló en primera instancia la llamada doctrina Parot, que obliga a los terroristas a cumplir la máxima condena. ¿Es lo mismo un asesinato que 132 asesinatos? preguntó el abogado a los integrantes de la Gran Sala al comienzo de un alegato en el que intentó demostrar que la etarra Inés del Río el caso que ha sido utilizado por los abogados del entorno etarra contra una aplicación estricta de su condena no ha sido víctima de ninguna decisión arbitraria respecto a su pena, sino de una aplicación extensiva de sus redenciones de condena para evitar una prematura puesta en libertad. Lo que no puede ser es que se derogue la doctrina Parot, que es la única que ha impartido un poco de justicia, y que se cree una inseguridad ahora en España que no nos merecemos después de tantos años. Los derechos humamos los tenemos las víctimas MARIMAR BLANCO PTA. FUNDACIÓN VÍCTIMAS DEL TERRORISMO Citó al menos tres precedentes sentencias del mismo Tribunal de Estrasburgo que concedían a los gobiernos de distintos países, Reino Unido y Chipre, la facultad de aplicar las penas incluso cambiando el criterio a uno más desfavorable para el condenado. El abogado del Estado recordó también que la terrorista condenada, de cuyo caso se estaba hablando, no había recurrido previamente ante la Justicia española ninguno de los pasos que han llevado a la fórmula de aplicación de sus sucesivas condenas, sino a última hora y a conveniencia de la organización terrorista. Defendió que la doctrina Parot supone justicia para las víctimas del terrorismo, supone una condena más justa para los verdugos y, en definitiva, supone aplicar justicia para las víctimas y no permitir la impunidad para los verdugos DANIEL PORTERO PTE. ASOCIACIÓN DIGNIDAD Y JUSTICIA 54 etarras, 7 grapos, 1 gal En el caso de Inés del Río, se hizo constar que no ha demostrado en todo el periodo de cumplimiento de condena ni arrepentimiento ni voluntad de pedir perdón a sus víctimas, por lo que se justificaría que no tenga acceso a los beneficios penitenciarios que se han previsto para acelerar la reinserción social de los delincuentes. En cuanto a la acumulación de condenas, Salama recordó que no se aplica tampoco ni en casos de prescripción ni en los de indulto. Por parte de los defensores de la etarra, el argumento más contundente fue intentar alarmar a los jueces con las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sobre sus intenciones de aplicar ingeniería legal para impedir la excarcelación masiva de terroristas y condenados por delitos especialmente graves, en caso de que la Gran Sala ratificase la sentencia ahora recurrida. Tal vez por ello el juez belga Paul Lemmens preguntó al abogado qué consecuencias tendría la anulación de la llamada doctrina Parot, y aunque al principio parecía una pregunta trampa, el representante del Gobierno lo recitó en voz alta: Quedarían en liber- Subrayó que las víctimas lo único que piden es que el tribunal de Estrasburgo aplique su jurisprudencia y que mantenga la doctrina Parot dado que este ha dejado bien claro que el tribunal europeo no se inmiscuye en la ejecución de la condena, sino en la pena Argumentos de la etarra Los representantes de la terrorista se limitaron a reiterar los fundamentos de la sentencia anterior, que les daba la razón y amparaba a la etarra, sin entrar en nuevos detalles y explicando que el Gobierno no puede justificar que en este caso la decisión del tribunal de Estrasburgo esté menoscabando su capacidad para luchar contra el terrorismo. Los jueces se tomarán ahora su tiempo normalmente necesitan entre ocho y diez meses para dictar sentencia que a la vista del peso de los argumentos de Salama no tiene necesariamente que ser la misma que en la primera instancia. El abogado del Estado español, en defensa de la doctrina Parot, intentó en todo momento distinguir entre la pena que no puede ser alterada sin menoscabar los derechos del preso y su aplicación, que es facultad de un tribunal diferente. No se le ha añadido ni un solo día de condena; de lo que se habla aquí es de la aplicación o no de beneficios penitenciarios para una terrorista condenada por 132 asesinatos, entre los que cometió y los que no llegó a cometer a pesar de que esos eran sus planes.