Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Escándalo de los ERE La investigación JUEVES, 21 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC Las exclusivas de ABC Droga con dinero público. ABC ha sido el periódico referencial en el escándalo. Tras destapar el caso Mercasevilla, desveló la compra de droga con fondos de los ERE Una firma delatora. Una de las claves es la responsabilidad política de Griñán en el caso. ABC desveló que firmó personalmente la ampliación de la partida de los ERE Nula colaboración. Este periódico ha desvelado las sucesivas maniobras de la Junta de Andalucía para entorpecer la investigación policial Alaya envía a prisión por segunda vez al ex alto cargo de Chaves Guerrero, gestor de los ERE, vuelve a la cárcel ante el temor de que destruya pruebas MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA Riesgo de fuga En prisión Guerrero ya había estado en la cárcel de Sevilla entre marzo y octubre del pasado año. La juez Mercedes Alaya volvió a decretar anoche el ingreso en prisión del exdirector de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, después de que así se lo pidiera la Fiscalía Anticorrupción y tras ser interrogado nuevamente. El fiscal basó su petición en que considera que existe riesgo de fuga, de que altere pruebas o de que se ponga en contacto con el resto de los imputados. El que fuera alto cargo salió andando de los juzgados y se montó en el furgón que lo llevaba a la cárcel sin hacer declaraciones. Estoy bien se limitó a decir. El exdirector de la Junta estaba ya acusado de seis delitos anteriormente: prevaricación, malversación, cohecho, dos delito de falsedad en documento oficial y otro de falsedad en documento mercantil. A ellos hay que sumar los nuevos delitos que se le imputaron ayer y que las fuentes consultadas no revelaron porque el caso se encuentra bajo secreto sumarial. Guerrero es la pieza clave del escándalo. Responsable de las ayudas laborales de la Junta de Andalucía durante nueve años, por sus manos pasaron los más de 800 millones de pesetas que el Gobierno andaluz liberó para adjudicar ERE al margen del procedimiento establecido, la partida conocida técnicamente como 31 L y que él mismo bautizó como fondo de reptiles en su primera comparecencia ante la Policía. Delitos Está acusado de seis delitos, entre ellos prevaricación, malversación y cohecho. Retorno Ahora la juez ordena el nuevo ingreso ante el riesgo de fuga o de destrucción de pruebas. VANESSA GOMEZ Guerrero, ayer a su salida esposado de los juzgados de Sevilla El detenido, que salió momentáneamente de los juzgados en compañía de su abogado hacia las cinco de la tarde, admitió que estaba igual de preocupado que antes porque no es una situación agradable De hecho Guerrero vuelve a la cárcel solo unos meses después de abandonarla, el pasado octubre. Había entrado en prisión en marzo, hace justo un año, también por orden de la juez Mercedes Alaya. El interrogatorio de ayer del exdirector general de Trabajo duró casi tres horas y tuvo lugar, pese a que su abogado, Fernando de Pablo, le había recomendado que se acogiera a su derecho a no declarar. Sin embargo Guerrero prefirió someterse a las preguntas de la titular del juzgado número 6 de Sevilla. Hemos ido ampliando la declaración y me ha preguntado cosas que ya me habían preguntado antes dijo el exalto cargo, quien incluso se permitió bromear durante el tiempo que estuvo esperando el pronunciamiento de Alaya. Contra el vicio de pedir está la virtud de no dar bromeó después de que el fiscal solicitase su ingreso en prisión. En cualquier caso Guerrero permaneció durante toda la tarde en las inmediaciones de los Juzgados esperando el auto de la magistrada que lo enviaba a prisión cerca de las nueve de la noche. Aunque no perdió la sonrisa, la cara se le fue cambiando a medida que pasaban las horas y era mas evidente que la magistrada iba a volver a decretar su ingreso en prisión. De hecho fue la presencia de un furgón policial en las inmediaciones de los Juzgados la que puso en alerta a la prensa de las intenciones de la magistrada respecto al acusado. En octubre pasado para poder pagar la fianza de 50.000 euros que le impuso el juzgado tuvo que embargar joyas, relojes y otros objetos personales, según declaró. Tras el ingreso en prisión de Guerrero, Alaya, que paró solo un momento para tomarse un café, continuó interrogando a dos directivos de la aseguradora de los ERE Vitalia, Antonio Albarracín y Jesús Bordallo, sin que al cierre de esta edición se conociera si había ordenado nuevos ingresos en prisión.