Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 21 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ESPAÑA 17 imputados por los falsos ERE Operación Heracles Pieza secreta La macrooperación policial estuvo encaminada a buscar dónde se ha ocultado el dinero blanqueado supuestamente por los comisionistas a los que pagó la Junta de Andalucía. Empresarios y letrados Los agentes detuvieron e imputaron a abogados, empresarios y testaferros que cobraron millones de euros de la partida de más de 900 millones de los ERE. Nuevos delitos La Guardia Civil cree que en la trama de los ERE fraudulentos algunos implicados (más de 60) han cometido delitos de cohecho, blanqueo y asociación ilícita. Estrechar el cerco La investigación sigue estrechando el cerco en torno a los máximos responsables de la Junta. ROCIO RUZ Los agentes de la UCO durante una de las detenciones ayer en Sevilla sus objetivos fueron sorprendidos en pijama y a otros tuvieron que despertarlos. Los registros de sedes y viviendas se llevaron a cabo en Jaén (4) Madrid (1) Sevilla (4) Jerez de la Frontera (2) y Granada (2) e incluyeron el despacho de abogados Villasís, las sedes de las mediadoras Vitalia y Uniter y las casas del sindicalista Juan Lanzas y de su cuñado. Los agentes intervinieron numerosa documentación. El dispositivo se engloba en la pieza judicial que está bajo secreto desde noviembre, cuando el juez Iván Escalera, sustituto de Alaya, tomaba esta medida a petición de la UCO. La investigación se ampliaba entonces a los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y asociación ilícita y se centraba en el destino real de los fondos públicos malversados. La juez Alaya, plenamente repuesta, interrogó insistente al exdirector general de Trabajo y siguió con otros detenidos e imputados que tuvieron que esperar durante horas a las puertas del juzgado. Las declaraciones seguirán hoy y es probable que se alarguen todo el fin de semana, dado que la magistrada ha citado al menos a una docena de imputados. Uno de los pirmeros será el exsubdirector de Mercasevilla, Daniel Ponce. La operación estrecha el cerco sobre el núcleo político de Griñán La Policía busca datos para delimitar las responsabilidades políticas M. CONTRERAS SEVILLA La aparatosa operación policial deplegada ayer en varias capitales españolas contra los EREs fraudulentos gestionados por la Junta de Andalucía no incluyó la detención de ningún político, pero estrechó el circulo que delimita las responsabilidades en el Gobierno andaluz en el escándalo. Un círculo en cuyo interior se encuentra el actual presidente de la Junta y presidente del PSOE, José Antonio Griñán. Aunque niega radicalmente cualquier culpa en la gestión de los ERE, los cargos ejercidos colocan a Griñán en una posición política comprome- tida. De 2004 a 2009, el actual presidente fue consejero de Economía y, por tanto, responsable último de las disposiciones presupuestarias de la Junta. Además, la Intervención General de la Junta de Andalucía advirtió a su Consejería hasta en quince ocasiones de que el procedimiento que se estaba utilizando con los EREs era irregular, advertencias que no fueron atendidas. Griñán sostiene que nunca recibió tales avisos, pero la oposición andaluza le señala como responsable, por acción u omisión. Sombras en Ferraz La reactivación del caso ERE llega en el peor momento para el presidente andaluz, quien mueve sus piezas entre bambalinas en previsión de una eventual salida de Alfredo Pérez Rubalcaba de la Secretaría General del PSOE. Griñán, quien apoyó a Carme Chacón en el congreso federal del pasado verano en Sevilla, había firmado una entente cordiale con Rubalca- ba que parece flaquear en las últimas semanas. Según fuentes del PSOE andaluz Griñán, como dirigente socialista con mayor poder institucional en España y dominador de la federación más numerosa, no descarta suceder a Rubalcaba al frente del partido, siempre que fuese por consenso y sin someterse a unas primarias. Desde la Secretaría General promocionaría a un candidato a las elecciones generales destinado a ser el próximo líder del PSOE. En este escenario, la investigación de los ERE es una incómoda espada de Damocles, toda vez que nadie sabe hasta dónde llegará la juez instructora, Mercedes Alaya, en la delimitación de responsabilidades. De momento, la operación polícial de ayer le bastó al PP para exigir su dimisión. Griñán debe dimitir. Es imposible gobernar con una agenda marcada en todo momento por la corrupción señaló el portavoz popular en el Parlamento andaluz, Carlos Rojas.