Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 CULTURA MIÉRCOLES, 20 DE MARZO DE 2013 abc. es cultura ABC Junto a estas líneas, una instantánea del Príncipe de Asturias durante su formación militar. A la izquierda, Don Juan Carlos bromea con un jovencísimo Induráin subido a su bicicleta. Debajo, histórica foto de Eisenhower y Franco, que daría la vuelta al mundo Jaime Pato, la historia en la retina El gran fotógrafo, que realizó casi toda su carrera en ABC, ha fallecido en Madrid SANTIAGO CASTELO MADRID Fue uno de los más grandes periodistas gráficos del siglo XX español. Lo había mamado en su familia- -su padre, el gran fotógrafo Hermes Pato; sus hermanos Roberto y Arturo- pero él consiguió el listón más alto. Tenía agudeza, sensibilidad, perspicacia... Oteaba la noticia y sabía plasmarla con una fuerza y una exactitud magníficas. Era un periodista de raza que hacía fotografías. Había que oírlo explicar las noticias, su arranque, su desarrollo, el porqué de su razón y de su imagen. Nació el 16 de febrero de 1922 y antes de cumplir los cuarenta años una fotografía suya dio la vuelta al mundo. Está tomada en 1959 en Torrejón de Ardoz y es la despedida de Eisenhower de Franco tras la visita apoteósica que el presidente de los Estados Unidos realizó a España. Aquel abrazo fotográfico fue una especie de aval que el Retrato de Jaime Pato, que ha fallecido con 91 años régimen utilizó ante las democracias occidentales y un paso decisivo en la ruptura del aislamiento internacional. Esta fotografía estuvo hasta el final de sus días, enmarcada, en el despacho del Generalísimo y en el de Vernon Walters, que es el que aparece en- ABC tre los dos mandatarios y el artífice de la política de acercamiento entre los Estados Unidos y España. A Jaime Pato se le concedió el Premio Nacional de Fotografía. Sería interminable la lista de galardones porque Pato los conseguía todos. No podemos olvidar el Min- gote de 1971 o el Javier Bueno de 1993. Trabajó para la Agencia Efe de 1942 a 1965. El resto de su carrera profesional, hasta la jubilación, la desarrolló en ABC. Viajar con él era estar constantemente aprendiendo, aunque no supieras cuándo ibas a llegar a tu destino. Entre los viajes que hicimos juntos recuerdo la visita del beato Juan Pablo II a Guadalupe. El inolvidable Carlos Cordero nos dio cobijo en su casa, en un Guadalupe desbordado de peregrinos que no dudaban en dormir bajo las estrellas serranas en la fría noche de noviembre. Jaime Pato sentía curiosidad por todo. Todo era digno de ser captado en su cámara. De ahí esos reportajes impresionantes que muestran la categoría y la inteligencia de su autor. Era simpático y amable. En aquella Redacción de ABC, capitaneados por el magnífico Tomás Herrero, los fotógrafos bullían por conseguir su foto; su portada... Tiempos de Sanz Bermejo, Teodoro Naranjo, Luis Alonso, Carchenilla, Luis Ramírez, Pepe García... Ahora se ha ido Jaime Pato, el hombre sonriente que puso imagen a la Historia. Porque era, sencillamente, un periodista de raza.