Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 20 DE MARZO DE 2013 abc. es internacional ABC 10 AÑOS DESPUÉS DE LA GUERRA Al Qaida recuerda su fuerza en Irak con una cadena de atentados La explosión de diez coches bomba y de varios artefactos explosivos causa la muerte de al menos sesenta personas MIKEL AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL A BAGDAD E l terror no faltó a su cita con el décimo aniversario de la invasión de Irak. Al menos sesenta personas perdieron la vida y cientos resultaron heridas en Bagdad tras la explosión de diez coches bomba, dos de ellos conducidos por kamikazes, y otros siete artefactos explosivos improvisados en diferentes barrios chiíes de la capital. Por segunda vez en menos de una semana la insurgencia volvió a demostrar su capacidad de golpear en el corazón del país, dejando en una posición complicada a unas fuerzas de seguridad incapaces de frenar los atentados pese al fuerte despliegue y los cientos de puestos de control. El jueves un comando suicida penetró en el Ministerio de Justicia y mató a 25 personas, ayer estallaron diez cochas bomba y la sensación para los ciudadanos de a pie consultados en Bagdad en los últimos días es que mañana volverá a suceder algo parecido. Una forma de vida que lleva a muchos a confesar su añoranza de la seguridad anterior a 2003. Con cada atentado se repite el mis- mo ritual. El hongo de humo negro marca el lugar del ataque, Policía y Ejército cierran la zona y los helicópteros comienzan a sobrevolar la ciudad recordando los días en los que los militares de EE. UU. eran los responsables de la seguridad. Los ciudadanos de a pie llaman a sus familiares para saber cómo se encuentran y en pocos minutos la vida sigue en esta ciudad de 6,5 millones de habitantes conocida tras la caída de Sadam Husein como la ciudad de las mil y una bombas La curva de violencia es menos pronunciada que cuando los soldados estadounidenses patrullaban el país, pero los coches bomba siguen siendo casi diarios. En los dos primeros meses de este año 524 civiles murieron a causa de la violencia, según el organismo con sede en Londres Iraq Body Count, con lo que se mantienen las cifras de los últimos años pese al enorme aparato de seguridad del estado compuesto por más de 600.000 efectivos (Policía, 415.000 hombres, y Ejército 246.000) Efectos de la explosión de un coche bomba en AL- Mashtal (Bagdad) que, de momento, mantienen sus actividades militares congeladas y no están respondiendo a las provocaciones, el día que lo hagan estallará de nuevo la guerra aseguran fuentes diplomáticas en Bagdad que subrayan la influencia que la crisis siria está teniendo en Irak. La invasión liderada por EE. UU. aupó a la mayoría chií (un 60 de la población) al Gobierno, un giro histórico que ninguna de las dos partes ha sabido digerir: los chiíes están haciendo lo mismo que antes denunciaban y los suníes son incapaces de asumir que ahora no están en el poder y añoran los tiempos del Baaz. Vamos directos a la ruptura asegura Mozahem Hussein, profesor de la Universidad de Bagdad. Retraso de elecciones En medio de la oleada de ataques en Bagdad el portavoz del primer ministro Nuri Al Maliki, Ali Musawi, anunció que en las provincias de Al Anbar y Nínive, al oeste y norte del país, se retrasarán las elecciones provinciales previstas para el 20 de abril un mínimo de seis meses por motivos de seguridad Ramadi es la capital de Al Anbar, y se ha erigido en el epicentro de las protestas contra el Gobierno central que la minoría suní organiza cada viernes desde diciembre. Hasta el momento se trata de movilizaciones pacíficas a la salida de las oración en las que los manifestantes piden la puesta en libertad de los presos políticos y el final de lo que consideran la política sectaria por parte de las nuevas autoridades, a las que acusan de Guerra larvada De momento ningún grupo ha reivindicado los últimos ataques, pero responden a la forma de actuar del Estado Islámico de Irak facción de Al Qaida en el país. El extremismo de los grupos radicales suníes está poniendo a prueba a las milicias chiíes, Contra la comunidad chií Los terroristas atacaron los barrios de población chií, que controla el poder y es mayoritaria en el país