Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES CORRUPCIÓN NACIONALISTA PRESIDENTA- EDITORA: MIÉRCOLES, 20 DE MARZO DE 2013 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto Luis Ventoso Subdirectores José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Montserrat Lluis Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Ana Isabel Sánchez ABC Cultural Fernando R. Lafuente Áreas Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Yolanda Gómez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. David Álvarez (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Fernando Rojo (Fin de semana) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Archivo Federico Ayala Delegaciones Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Pablo Alcalá (Galicia) El proceso soberanista se resiente de estos escándalos, porque queda al descubierto quiénes son los que lo lideran y lo que podría llegar a pasar si acabaran dirigiendo un Estado O RIOL Pujol Ferrusola, la estrella emergente en el firmamento nacionalista catalán, desde ayer está formalmente imputado por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, como presunto responsable de un delito de tráfico de influencias en la adjudicación de licencias de Inspección Técnica de Vehículos. Tal y como ABC ha venido informando en los últimos meses, Oriol Pujol usó sin disimulo sus contactos para beneficiar a un grupo de empresas que optaban a las adjudicaciones de esos servicios. Tras mucho acusar al Gobierno y a Madrid de instigar una campaña de difamación para perjudicar el proceso soberanista, los jueces del TSJ de Cataluña han considerado que los indicios acumulados contra Oriol Pujol son suficientes- -y muy claros para haber dado este paso, nada fácil en un régimen nacionalista- -para imputarlo y someterlo a investigación, con el privilegio del aforamiento ante dicho tribunal, dada su condición de parlamentario autonómico. La reacción de Pujol Ferrusola ha sido delegar sus funciones de secretario general de Convergencia Democrática de Cataluña y de presidente del Grupo Parlamento de CiU en la Asam- blea catalana. Es una forma de enmascarar su retiro político forzoso mientras se investiga su participación en esta trama corrupta, sin dejar el acta de diputado, que le asegura una posición política protegida y le permite conservar el aforamiento. Es cierto, como ha dicho Duran i Lleida, que la imputación no es una condena. La obviedad no tiene réplica, pero también es cierto que no todas las imputaciones son iguales. La de Oriol Pujol no se produce por la mera admisión de una querella o de una denuncia, casos en los que no hay propiamente una imputación. Oriol Pujol es imputado tras una larga investigación, en la que las grabaciones de sus conversaciones telefónicas son inequívocas en cuanto a los indicios de que medió a favor de empresarios que optaban a adjudicaciones de ITV. Si ese comportamiento es o no delito, será lo que decidan los magistrados del TSJ de Cataluña, pero los hechos no admiten discusión. Ahora, CiU tiene difícil su particular teoría de la conspiración española contra la autodeterminación catalana. La corrupción que daña a Cataluña es esta, la que protagonizan dirigentes políticos catalanes, con empresarios catalanes, aprovechándose de la administración catalana. Por supuesto, el proceso soberanista se resiente de estos escándalos, porque queda al descubierto quiénes son los que lo lideran y lo que podría llegar a pasar si acabaran dirigiendo un Estado, con sus leyes, jueces y fiscales. El separatismo catalán tiene un problema, que no es España, sino el descrédito del propio nacionalismo catalán. EL PSOE, SIN IDENTIDAD NACIONAL, EN CAÍDA LIBRE Directora General Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Comercial Juana Estévez Distribución Maite Corral ABC en Kioskoymás Pilar Sainz Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga E Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. L desbarajuste que vive el PSOE complica la continuidad de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general. Mientras Ferraz hace agua, los barones territoriales aprovechan para buscar ventajas a corto plazo, con grave peligro para el interés general de España, que necesita un partido sólido y coherente que cubra ese espacio ideológico. La rebelión del PSC alcanza ya el límite de la ruptura, con un apoyo explícito a las propuestas soberanistas incompatibles con la Constitución y con el sentimiento mayoritario de sus votantes. Pere Navarro no quiere saber nada de Ferraz y lo hace notar de forma concluyente. La deriva se ha extendido también al País Vasco y Navarra, donde los socialistas o aprueban las cuentas de los proetarras o facilitan el acceso al poder de los nacionalistas en algunos municipios. En Andalucía, José Antonio Griñán juega también su propio juego, sin preocuparse por un aparato central que considera débil. El caso de Ponferrada es la mejor prueba de una gestión lamentable, no sólo por buscar apoyo en un condenado por acoso sexual para gobernar la localidad, sino porque no fue capaz de que los políticos locales acatasen su directriz. Ahora Rubalcaba ha tenido que pactar con los socialistas gallegos una especie de primarias internas que escapan a su control. El secretario general desfallece, pero tampoco se percibe ningún líder con capacidad para encauzar una deriva inevitable hacia los pequeños reinos de taifas. La leve entidad política y las contradicciones de Carme Chacón le impiden ofrecer un proyecto alternativo. La paciencia de las bases socialistas tiene un límite, porque nadie imagina que Rubalcaba y su equipo puedan enderezar una situación que se aproxima a la caída libre. No sólo es un problema de partido, sino también un riesgo para el equilibrio imprescindible de nuestro modelo constitucional. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Protagonistas Carlos Herrera Periodista Cayo Lara Coordinador general de IU Karim Benzema Delantero de la selección francesa La frase del día César Alierta Presidente de Telefónica Precio ABC 1,30 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.512 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid A nuestro país sólo le queda un trimestre negativo Todo tiene un final, incluso esta crisis. Y la convicción de que estamos llegando al otro lado del túnel ya no es un deseo, sino una rigurosa interpretación de los datos que las quince mayores empresas españolas, agrupadas en el Consejo Empresarial para la Competitividad, manejan desde hace meses. El esfuerzo de España en los ámbitos fiscal, financiero y laboral no tiene parangón, y en el último trimestre del año podrían verse los primeros frutos. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 Primer Plano 16 España 28 Internacional 40 Economía 44 Familia 51 Sociedad 54 Cultura 56 Madrid 60 Agenda 68 Deportes 76 Gentestilo 82 El Tiempo 84 TV 85 Informar, entretener y divulgar son los tres pilares del periodismo. Y nuestro columnista los ha conjugado perfectamente en su quehacer diario. El premio Salvador de Madariaga así se lo reconoce Las declaraciones a la prensa tras su asistencia a la Comisión de Secretos Oficiales no proceden, y mucho menos si es para extender la intranquilidad por las actividades de Corinna zu SaynWittgenstein No tiene mucho sentido vestir los colores de una selección de la que se es incapaz de cantar el himno nacional. Hay competiciones que son puro espectáculo. Pero no es el caso de los partidos de la selección nacional