Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 20 DE MARZO DE 2013 abc. es opinion LA TERCERA 3 F U N DA D O E N 1 9 0 3 P O R D O N T O R C UAT O LU C A D E T E NA LA VUELTA A JESÚS POR JOSÉ MARÍA CARRASCAL El remedio de los males de este mundo, dice el nuevo Papa, es la vuelta al mensaje de Jesús. Como el de los problemas de la Iglesia. Con lo que demuestra ser un hombre no sólo de principios, sino también con sentido común. Lo que más necesita el mundo de nuestros días ban en el alumbramiento de una nueva era, de la que iban a ser parteros. Veintiún siglos después, vuelve a reinar el mismo desconcierto. Hemos avanzado en el aspecto técnico de tal forma, que lo que hoy nos parece natural hace sólo cien años nos hubiera parecido milagro. Somos capaces de ver lo que- -No contento con eso, da un paso más y nos ocurre a enormes distancias, trasplantamos órpide no sólo perdonar a nuestros enemigos, sino ganos, nos trasladamos de un continente a otro también poner la otra mejilla si nos dan una bo- en pocas horas, incluso hemos ido a la Luna. fetada. Con lo que traspasa ya las fronteras de Pero los grandes problemas de la humanidad, lo natural pues la reacción casi refleja en este la convivencia, las guerras, el hambre, la oprecaso es devolver el golpe para entrar en los sión, continúan. Con el añadido de que nos hedominios de lo sobrenatural, de lo divino. El mos hecho más escépticos y cínicos, tras ver el hombre capaz de dominar sus instintos se con- desplome de tantas utopías y la poca eficacia vierte así en hijo de Dios. Su frase mi reino no de la mayoría de nuestras fórmulas para resoles de este mundo define el carácter celestial verlos, la democracia incluida. de su prédica. La Iglesia que funda tiene, junto Dentro de la Iglesia católica forcejean dos coa los inevitables y numerosos pecadores, miem- rrientes que proclaman para sí la legitimidad de la herencia. La conservadora y la liberal, la teología dogmática y la de la liberación. Los últimos Papas han venido decantándose por la primera, pero el forcejeo sigue, en un mundo cada vez más injusto y volátil. En tal coyuntura, el Colegio Cardenalicio ha echado mano de un obispo llegado de lejos, pero con extenso conocimiento de lo que ocurre, especialmente en los lugares más olvidados. Y este les ha dicho que la solución no está en volver al latín ni en meter guitarras en las iglesias, en restablecer la rigidez de los sacramentos ni en olvidarse de ellos, sino en reevangelizar la Iglesia. No se trata de crear una nueva ONG ni de que los sacerdotes vuelvan a las sotanas, sino de predicar, no desde el púlpito, sino desde el ejemplo diario, a ras de calle, el mensaje de Jesús. No todos los católicos van a poder hacerlo, pero todos tienen el deber de intentarlo, muy especialmente la jerarquía eclesiástica, que debe JAVIER MUÑOZ ser modelo de integridad, rectitud ¡ay, esas complacencias con los hermanos descarriados! compromiso con sus bros tocados por esa aura de divinidad que les fieles e independencia hacia los poderes polítiinclina a dedicar su vida a los demás y van des- cos, económicos, culturales y sociales. de los primeros mártires a Teresa de Calcuta, que llevan el precepto amarás a tu prójimo los viejos enemigos de la Iglesia, el macomo a ti mismo al extremo de dedicarles su terialismo, el marxismo y el escepticispropia vida, lo que requiere fuerzas sobrehumo, el nuevo Papa ha añadido el popumanas. lismo, esa mezcla de nacionalismo y Fueron estos cambios tan radicales en las re- demagogia que arrasa en Hispanoamérica y puelaciones entre los hombres, que significaron un de arrasar en Europa al socaire de la crisis. Dessalto cuántico en la historia y cultura de la hu- pués de haberse enfrentado con él en su país, el manidad, un auténtico terremoto que precipi- Papa Francisco cree que la vuelta a Jesús es tamtó el derrumbamiento del mundo antiguo, pa- bién su remedio. Con lo que demuestra ser un gano, con nuevos protagonistas, normas y va- hombre no sólo de principios, sino también con lores, acompañados del correspondiente caos. sentido común. Lo que más necesita el mundo Los contemporáneos, naturalmente, no se de nuestros días. dieron cuenta de ello, empezando por los proSólo hace falta que le hagamos caso. pios discípulos, que le respondían confusos cuando Jesús les preguntaba qué se decía de él, JOSÉ MARÍA CARRASCAL un profeta el Mesías sin acertar que estaPERIODISTA D E cuantas declaraciones ha hecho hasta la fecha el nuevo Papa, me quedaría con la que hizo a los 114 cardenales que le habían elegido: Si no confesamos a Jesús, nos convertiremos en una ONG piadosa Frase que esconde una doble advertencia a una Iglesia donde pugnan dos corrientes: no se trata de ser conservadores o aperturistas. Nuestra única guía debe ser el mensaje de Jesús. Si nos olvidamos de sus palabras o de sus obras, no pasaremos de ser una organización laica más de ayuda a los necesitados. La Iglesia tiene que ser eso, y algo más. Tiene que ser una referencia ética para la sociedad, tanto desde el púlpito como desde la vida privada. Y Jesús es la referencia de la Iglesia. Con lo que el Papa Francisco, en vez de tomar partido por los ortodoxos o los renovadores, vuelve a la fuente original del cristianismo. Algo que nos obliga a plantearnos, veintiún siglos después, cuál fue el mensaje original de Jesús, para descubrir, sin mayores conocimientos históricos y teológicos, que, partiendo de una antiquísima religión, el judaísmo cimentada en un Dios único, espiritual, y regida por diez mandamientos naturales e innumerables normas de convivencia predicó ir más lejos, para acercar el ser humano a su Creador y a sus congéneres. Concretamente, Jesús predica: -La igualdad de todos los hombres, al ser todos ellos hijos de Dios. Esto, que hoy nos parece obvio de labios afuera al menos, en el corazón y cerebro habría ya que aquilatar significaba en aquel tiempo y lugar romper el concepto de pueblo elegido que se habían asignado los judíos. De ahí que sorprendiesen sus palabras y escandalizase ver a Jesús familiarizar con los gentiles gentes de otras religiones, despertando enormes recelos entre la clase sacerdotal, que acabaría exigiendo su muerte. -La segunda innovación de Jesús fue su comprensión con los débiles, con los pecadores incluso, a quienes exigió sólo el arrepentimiento y no volver a pecar. Superando con ello las durísimas penas de la entonces vigente Ley del Talión o la muerte por lapidación. Su el que esté libre de pecado que tire la primera piedra marca un antes y un después en la actitud de los hombres hacia las acciones ajenas que no aprueban. La misericordia entra así a formar parte de las virtudes humanas. A