Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 ABCdelOCIO VIERNES, 15 DE MARZO DE 2013 abc. es ABC E n escena Hombres de 40 ¿Crisis? ¿Qué crisis? J. B. E n una época en la que tanto se habla de crisis, hay que recordar que la más célebre (y duradera) es la de los cuarenta, que afecta, sobre todo, al género masculino cuando alcanza esa edad. Hombres de cuarenta la comedia de Eduardo Galán que se ha estrenado en el teatro Marquina, habla de ese momento y, por extensión, de todas las crisis. Sus dos protagonistas, Diana Lázaro y Roberto Álvarez, coinciden en señalar que en la obra se habla de muchas crisis: de la edad, de la salud, de la fe, de los valores... Es un crisol de posibilidades de crisis dice él. El ser humano entra en crisis cada cierto tiempo añade ella. Pero esta comedia, más que de las crisis, habla de cómo superarlas, y lo hace con positividad y sentido del humor La risa es esencial para soportarnos a nosotros mismos. Desde esa sana risa está escrita Hombres de 40 con la intención de llenar de ilusión vital a los espectadores Un viejo gimnasio de barrio es el escenario donde se desarrolla la historia de los cuatro personajes (además de Roberto Álvarez y Diana Lázaro, in- tervienen Santiago Nogués y Francesc Galcerán) Es una obra vitalista y esperanzadora, un canto a la vida y a la alegría añade Álvarez una fiesta. Las crisis se superan gracias a los afectos, eso es algo que nos dice la comedia. El gimnasio puede ser un símbolo de los viejos ideales que los personajes quieren recuperar El boxeo está presente en la comedia. Aparecen dicen los dos actores como metáfora, como enseñanza de que no hay que arrojar la toalla y que todas las dificultades se pue Es den superar. Todo ello inciuna obra den mostrado con sentido del humor, con tono de covitalista y media, y con mucha ternuesperanzada, ABC Roberto Álvarez y Diana Lázaro ra Hay mucha ternura un canto a la subraya el director. vida Encontrar el tono y el ritmo ha sido uno de los princidel humor. La gente se emocio- facción por el hecho de estrenar una pales retos para los actores y el dina, y es capaz de transitar desde la obra de nueva creación: Como actorector, Mariano de Paco, con el que ha carcajada a la emoción, y recuperar res, es un privilegio y a la vez un gran trabajado Eduardo Galán en el proce- luego la risa. Es mágico, y los espec- reto dar vida a un personaje desde cero, so de escritura desde el primer mo- tadores se identifican con los perso- crearlo de la nada dicen. mento. No es un humor obvio, fácil najes, con su vulnerabilidad, porque coinciden los actores el director ha hay un lugar común entre ambos don- Hombres de 40 Madrid. Teatro Marquina. Martes, conseguido no frivolizar con determi- de se sienten reflejados nadas cuestiones, como la enfermeTanto Roberto Álvarez como Diana miércoles y jueves, 20.00 horas. Viernes y dad, y al tiempo tratarlas con sentido Lázaro coinciden en mostrar su satis- sábado: 20.00 y 22.30. Domingo, 19.00 h. La dolce vita Historias presentes POR FERNANDO R. LAFUENTE i Grecia fue el principio de Europa, también puede ser su final. Allí donde todo empezó (democracia, filosofía, teatro, poesía, urbanismo, arquitectura) es donde todo puede esfumarse. Petros Márkaris en Liquidación final la segunda entrega de la trilogía de la crisis, elabora un mapa político, social, sentimental y desesperado de las presentes horas griegas. Uno de sus personajes, y no precisamente el más ejemplar, afirma: Le diré algo más, comisario. El Estado griego es la única mafia del mundo que ha ido a la quiebra Aquí, el escritor supera las expectativas creadas en su anterior aventura por las calles y las plazas y las arqueologías atenienses, porque la trama es tan inquietante como original. De nuevo, el comisario Kostas Jaritos, una de las más brillantes creaciones del policíaco europeo, se encuentra con una serie de crímenes de profundo sentido político, una postmoderna versión del Robin de Sherwood cuya resolución se hace condenadamente compleja, al entrar en juego factores políticos, mediá- S ticos y policiales. Tres, cuatro veces, formidable. Márkaris sabe conjugar la crítica más dura contra el sinsentido político de Grecia, con el ingenio, la ironía y la compasión. A muchos queridos amigos Lincoln les ha parecido fría, demasiado enfangada en la historia de Estados Unidos; también les ha defraudado que no fuera una biografía al uso, sino que se centrara en un episodio, por otra parte, clave y decisivo, de la carrera política del décimo sexto presidente de Estados Unidos. Puede ser, pero a uno el filme le ha parecido intenso, elegante, repleto de saber hacer cine a dos manos, una reconstrucción minimalista y, al tiempo, épica; un retrato de Lincoln majestuoso con una memorable, una más, interpretación de un apabullante Daniel Day- Lewis, que se eleva en cada escena y a cada plano le devuelve el gesto que se espera en tal o cual situación. Hay películas para pasar el rato, y a otras para pasar la vida, ésta es de las segundas. Y sean, en estos tiempos de modorra, bienvenidas. Lincoln reconstrucción minimalista y épica del presidente de EE. UU. Lo que no tiene ninguna discusión son las lentejas que Ana María prepara, cuando encuentra los productos que satisfacen su enorme exigencia, en Bodegas Ricla. El día de lentejas es tan aleatorio como genial es la mano de la cocinera. Sublimes. La preparación, los ingredientes, los aromas, el sabor. Es un lujo al precio de nueve euros un plato soberano y cinco euros algo así como una tapa de esas lentejas que para algunos, como quien esto escribe, consiguen olvidar el desasosiego del presente. Bendito ese plato de lentejas, y alabada sea Ana María. Sea. Liquidación final Petros Márkaris. Tusquets, 2012. 341 páginas. Traducción de Ersi Marina Samará. 19 euros Lincoln Dir. Steven Spielberg. Intérpretes. Daniel Day- Lewis, Sally Field, Tommy Lee Jones. 2012. EE. UU. 149 min. Bodegas Ricla Cuchilleros, 6. 91 365 20 69. Madrid.