Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 INTERNACIONAL VIERNES, 15 DE MARZO DE 2013 abc. es internacional ABC El presidente chino Xi Jinping (izquierda) y el futuro primer ministro, Li Keqiang, firman un autógrafo a una delegada de la Asamblea Nacional Xi toma el timón de China, país de muy pocos ricos y millones de pobres La corrupción y la desigualdad se presentan como los grandes retos del nuevo presidente chino, tras su ratificación por la Asamblea Nacional PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN Cuatro desafíos Corrupción En China, el poder político y el económico van de la mano y es imposible hacer negocios sin guanxi (contactos) con las autoridades o sus parientes. or 2.952 votos a favor, tres abstenciones y uno en contra, seguramente de algún diputado que se equivocó, Xi Jinping fue elegido ayer presidente de China. Las comillas se deben a que era el único candidato que podía escoger la Asamblea Nacional Popular, el Parlamento orgánico del autoritario régimen chino. Era, por tanto, la crónica de un nombramiento anunciado desde noviembre, cuando fue designado secretario general del Partido y sucesor del presidente Hu Jintao. Además, la Asamblea aupó a la vicepresidencia a Li Yuanchao, un reformista liberal y estrecho aliado del ya expresidente Hu Jintao, quien se retira después de diez años en el cargo. P Rompiendo una norma no escrita, Li no es uno de los siete magníficos que conforman el Comité Permanente del Politburó y su nombramiento podría ser una concesión al equipo saliente. Intentando ganarse a una sociedad cada vez más dividida por las crecientes desigualdades que ha traído el extraordinario crecimiento económico de las tres últimas décadas, Xi Jinping está liderando una campaña por la austeridad y contra la corrupción. China es ya la segunda potencia mundial, pero la renta media mensual es sólo de 250 euros en las ciudades y de 80 en el campo. Por detrás de EE. UU. China es el segundo país con más multimillonarios del mundo: 122 según Forbes y 317 a tenor de la revista Hurun Pero la ONU también ha contabilizado 128 millones de pobres de solemnidad y 468 millones con menos de dos dólares al día. Mientras se construyen rascacielos futuristas, el Demandas sociales La emergente clase media urbana es cada vez más consciente de sus derechos, de momento más sociales que políticos. chino de a pie vive en una superficie media de 32,9 metros cuadrados. Tan brutales contrastes ponen en evidencia a un régimen que se sigue definiendo comunista. Además, debe lidiar con una clase media urbana formada ya por 500 millones de personas y cada vez más consciente de sus derechos sociales. Aunque el desarrollismo ha sacado a China de la pobreza, ha generado una sociedad asfixiada por bajos salarios, inflación, superpoblación, corrupción, escándalos alimentarios y contaminación propia de la Revolución Industrial. Contaminación En forma de nubes de polución, enfermedades y escándalos alimentarios, China está sufriendo los efectos de un crecimiento insostenible. Suicidios en Tíbet Con el Tíbet levantado en una revuelta de suicidios a lo bonzo, la Policía reprime cada año 90.000 protestas por todo el país, sobre todo por las expropiaciones irregulares de las tierras de los campesinos. Ayer, el disidente Hu Jia, premio Sajarov de la Unión Europea, denunció que la Policía le había dado una paliza tras retenerlo ocho horas. Mal augurio para quienes confían en que el nuevo presidente libere a Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz que se pudre en prisión por pedir democracia. En el plano internacional, Xi Jinping deberá hacer frente a las disputas territoriales con Japón, Filipi- Crecimiento económico Hasta ahora basado en inversión extranjera, debe recaer en el sector privado y el consumo, que es muy bajo porque no hay pensiones ni sanidad gratuita y ello obliga a ahorrar.