Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ESPAÑA VIERNES, 15 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC El Supremo se niega a reabrir un caso sobre los explosivos del 11- M Decide no admitir un recurso de una asociación contra el exjefe de los Tedax ABC MADRID El Tribunal Supremo cerró ayer otra vía judicial que una asociación de víctimas pretendía abrir para que se investigase nuevamente la recogida y custodia de los restos de los explosivos que terroristas islamistas utilizaron en los atentados que sucedieron en Madrid el 11 de marzo de 2004. La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11- M había presentado un recurso contra un auto de la Audiencia de Madrid que puso fin por ser cosa juzgada a la investigación que encabezó la juez Coro Cillán durante dos años sobre el papel que tuvo el exjefe de los artificieros de la Policía Nacional Juan Jesús Sánchez Manzano y una de sus peritos en los Tedax durante las pesquisas sobre la composición de los explosivos. En su auto, la Sección Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, argumenta razones técnicas para no dar entrada al recurso de la asociación de víctimas y da cumplimiento a las aspiraciones de la defensa del que después de su trabajo en los Tedax sería comisario del Cuerpo Superior de Policía. Así, indica que no solamente no había recaído resolución de imputación equivalente a la de procesamiento. Es que la propia instructora la juez Cillán proclamaba con insistencia que el estado de la investigación no había reportado información suficiente para adoptarla Por ello, el auto afirma que es claro que falta el requisito de la admisión a trámite del recurso de casación por razón del tipo de resolución impugnada y cuya falta había La juez Coro Cillán ABC El incendio tuvo lugar el 12 de julio de 1979. Murieron 78 personas sido denunciada en la impugnación por la defensa de los querellantes Fue la Sección Decimoséptima de la Audiencia de Madrid la que acordó en febrero del pasado año el sobreseimiento libre de la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid el de la magistrada Coro Cillán contra Juan Jesús Sánchez Manzano y una perito de su unidad por posibles irregularidades en la recogida y custodia de muestras del 11- M. El auto consideraba que los hechos eran cosa juzgada porque la Audiencia Nacional archivó en junio de 2009 una querella idéntica presentada por Alternativa Española. Los tres magistrados que firmaron la resolución consideraron que la querella por los hechos denunciados por la Asociación de Ayuda a las Víctimas debería haber sido turnada al Juzgado Central de Instrucción número 6, que era el que tenía antecedentes, en vez de haber sido remitidos al órgano en el que eran instruídos por la juez Coro Cillán. EFE Reabren el sumario del Corona, 33 años después La Audiencia Nacional inicia diligencias ante las sospechas de que pudo ser obra de ETA ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA DELITO FISCAL Dos años de prisión para el expresidente aragonés José Marco R. P. ZARAGOZA El ex presidente de Aragón José Marco, que también lideró el PSOE regional en la primera mitad de los años 90, ha sido condenado a dos años de prisión, a 600.000 euros de multa y a devolver solidariamente junto con su hermano Jesús- -condenado con la misma pena- -los 411.000 euros que la empresa familiar de transportes Marcotran defraudó a Hacienda Pública entre 2004 y 2005. Marco se hizo con la presidencia de Aragón en 1995, con una moción de censura y gracias al voto de un tránsfuga del PP, Emilio Gomáriz. Dimitió rodeado de escándalos y fue condenado por haberse llevado un sillón de la Diputación de Zaragoza en los años que la presidió. El hotel Corona se convirtió en una antorcha mortal el 12 de julio de 1979. Perecieron 78 personas y otras 114 resultaron heridas. En la lista de huéspedes de aquel día estaban la viuda de Franco, Carmen Polo, su yerno y su hija- -los marqueses de Villaverde- -y dos de sus nietos. Habían acudido a la jura de bandera que tenía lugar en la Academia General Militar. Se abrieron diligencias penales, pero quedaron pronto archivadas en los juzgados de Zaragoza con el argumento de que se desconocía la autoría del siniestri. Se dijo que había sido fortuito, pero había indicios que apuntaban a un ataque intencionado. Ahora, la Audiencia Nacional reabre el caso a petición de las familias de cuatro de las víctimas, representadas por el abogado Pedro Cerracín. En mayo del año pasado lo solicitaron y el magistrado Fernando Andreu, titular del juzgado central de Instrucción número 4, lo ha admitido a trámite. Ha requerido a la Comisaría General de Información que indique si la explosión de un artefacto en el hotel Co- rona de Aragón fue revindicada por ETA. Y pide también a las familias que promueven estas diligencias que aporten a la Audiencia Nacional las noticias que aparecieron tras el suceso en la prensa española y francesa que apuntaran a que ETA se adjudicó la autoría de aquel incendio. Nunca llegó a juzgarse lo ocurrido por vía penal. Entre las víctimas ha cundido en todos estos años la idea de que en su día no hubo voluntad oficial por que se supiera la verdad, en un momento especialmente delicado, en plena Transición y con el terrorismo amenazando la consolidación de la democracia. Pero, pese a todo, en 1990 el Consejo de Estado dictaminó que había indicios de que fue una acción terrorista. Y en el año 2000, el Ministerio del Interior se pronunciaba en el mismo sentido. Quienes sufrieron aquel incendio quedaban reconocidos como víctimas del terrorismo. En 2009, la sala de lo contencioso- administrativo del Tribunal Supremo, a partir de diversos informes policiales, ratificó también que fue un acto terrorista. El abogado Pedro Cerracín destaca el avance que supone el paso dado ahora por la Audiencia Nacional: A partir de aquí vamos a tratar de tirar del hilo. Fácil no va a ser, pero vamos a intentarlo por todos los medios. Las víctimas y todo el pueblo español tienen derecho a saber la verdad de lo que ocurrió