Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO DE 2013 abc. es madrid MADRID 65 Clan de la droga La Policía tenía constancia de que los Fernández Fernández eran okupas de este edificio en 2012 Antecedentes La gente identificada por la Policía en Toledo, 15 tiene un amplio historial delictivo a sus espaldas denunciar la ocupación. Fue a meter la llave de su casa y le habían cambiado el bombín. Le metieron ocho gitanos dentro y le dijeron que no le iban a hacer nada. Que no se molestase en denunciar, que no se iban a ir de ahí y que se buscase otra cosa explica la Policía Nacional. Y así fue. Las llaves de los adjudicatarios han ido apilándose en el Ayuntamiento renunciando a su piso. La única opción que tenemos a veces para actuar es el allanamiento de morada. Pero si no han dejado nada dentro de los anteriores moradores, ya es usurpación de vivienda y solo un órgano judicial puede mandar el desalojo Frente a este panorama, el Gobierno de José María Fraile tiene la opción de recuperar la concesión, pero la ha desestimado alegando que tendría que indemnizar a la concesionaria. Según el Partido Popular no habría que pagar por incurrir en incumplimiento de las cláusulas del contrato Fraile echa balones fuera y dice que se haga cargo la Comunidad de Madrid. La ley contempla el desalojo masivo como medida cautelar. Según explica la Decana de los juzgados de Parla para llevarla a efecto tendría que haber una parte denunciante (concesionaria o Ayuntamiento) o el Ministerio Fiscal el que la solicitara constando ocupación total del edificio. Lo que tenemos ahora son denuncias individualizadas distribuidas por los diferentes juzgados de la localidad La desidia continúa junto al drama paralelo de los escasos residentes legales de Toledo, 15, que no tienen otra alternativa más que vivir con miedo y la constante amenaza de perder la luz si no pagan las cantidades ingentes que les remiten por los enganches de los ilegales. Un cóctel de adversidades, según la Policía, que reventará Juan, joyero atracado Repunte de los robos con fuerza La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, visitó ayer Parla para informar de que las infracciones penales habían descendido en la localidad un 20 respecto al año anterior, que habían subido un 46 Desde enero, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) hace un servicio especial para que disminuyan los atracos, sobre todo en la zona de la Renfe, donde han repuntado. Uno de los problemas de Parla es que está descabezado policialmente. En un año han tenido tres comisarios. Además faltan mandos intermedios (no puntúa alto para la promoción interna) y coches para patrullar. En diciembre subieron los robos con fuerza en viviendas y locales. En la plaza de San Juan, el joyero de la imagen sufrió dos atracos en noviembre en un plazo de 20 días con pistola y machetes. En esa misma plaza, a una ferretera le robaron el bolso a punta de navaja en verano y a la tienda de moda aneja les intentaron hacer un butrón. La eficacia policial es buena, pero los medios, limitados. FOTOS: VÍCTOR LERENA La imagen de la izquierda muestra la fachada del edificio de Toledo, 15. Las tres imágenes superiores son de una vivienda okupada en esta finca después de que entrara la Policía Nacional para desalojar a los ilegales por allanamiento de morada fue agredido hace un año y recientemente un policía nacional fue objetivo de un atropello fallido. Los agentes no pueden entrar al interior porque se la juegan a que les lancen una bombona de butano o cualquier cosa. Es peligroso detallan desde la comisaría de Parla. Las primeras denuncias sobre este inmueble las interpuso Unifo, que ha desaparecido del mapa sin dar respuesta a sus inquilinos, aunque sigue construyendo en Carabanchel. Después continuó el presidente de la comunidad, al que amenazaron y tuvo que huir de la finca. Un día nos vino un residente de la calle Toledo a recomendación: Para evitar el continuo deterioro de la zona y la creciente inseguridad ciudadana que padece, sería preciso, con independencia de la continua presencia policial la actuación administrativa y o judicial de manera contundente e inmediata, lo que pudiera concluir con el desalojo de las viviendas ocupadas Agresión a agentes Oídos sordos. Sí es cierto que el Ayuntamiento intensificó la presencia policial. Pero este bloque de edificios es inaccesible en coche y a pie los funcionarios corren riesgos. Un agente local