Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 FAMILIA Consortes José Manuel Carvera y María Gil se casaron el 30 de diciembre de 1964 y siguen compartiendo su vida casi medio siglo después MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO DE 2013 abc. es familia ABC Una vida juntos 80 años casados Lucía Rodríguez (101 años) y Justo Galindo (104) celebraron en septiembre sus 80 años de matrimonio Ochenta años enamorados Cuatro matrimonios demuestran que el amor eterno y verdadero existe, por encima de las dificultades propias del paso del tiempo MÓNICA ARRIZABALAGA MADRID S i el amor es un árbol que hay que regar cada día, el suyo es un robusto roble al que ni el viento ni la tormenta han logrado doblegar. Justo Galindo y Lucía Rodríguez cumplieron el pasado 2 de septiembre ochenta años de matrimonio. Se casaron en 1932 y ahora, con 104 y 101 años respectivamente, disfrutan de la compañía de los suyos en el hogar donde han compartido su vida en Valdelacasa de Tajo (Cáceres) Tras años de trabajo para sacar a su familia adelante, él dedicado al trato de ganado y ella al cuidado de la casa, ven juntos crecer a sus 5 nietos y 7 biznietos mientras esperan el nacimiento de la última que viene en camino, que se llamará Lucía, como su bisabuela. La vida no fue fácil para ellos. Perdieron a dos de sus hijos, uno con apenas 18 meses y otro con 65 años, y pasaron tres años separados. Justo estuvo destinado en África, y después, durante la Guerra Civil, en la frontera con Portugal. A mí me conoció cuan- do ya tenía seis meses relata su hijo Justo, nacido en 1938. Su madre, que ha tenido siempre un temperamento fuerte... y lo sigue teniendo atravesó el país con su hijo mayor y con él en plena contienda para que viera a su nuevo retoño. Hoy le fallan las fuerzas, pero hasta los 95 años Lucía cocinaba para los dos. Hoy comen sin ayuda de nadie y de todo antes de echarse un rato en su sofá y ver la televisión. No han sido detallistas, ni de celebrar San Valentín al menos no lo recuerda su hijo, pero son un ejemplo para el pueblo Dos anillos fundidos Luis Martín Pindado y M Ángeles Luis Martín Pindado, en cambio, ha procurado tener un detalle con su mujer cada 14 de febrero. Empezó a regalarle dedales de recuerdo por distintos motivos y hoy tiene cerca de 400. Mis hijas ahora también se los regalan, pero ella les contesta: Los dedales los trae tu padre comenta. M Ángeles ya conocía la fidelidad de su marido. Durante el año y medio que pasó haciendo la mili en Ceuta, le escribió una carta diaria. Aún conservo la pluma con la que le escribía, y sigue funcionando asegura Pindado, presidente de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España. Ella le compensó un buen día de San Valentín, hace 30 años, con un Ibertren, su sueño desde niño, con el que empezó su colección de trenes. Guardar los detalles ha sido una de las claves para este matrimonio que este año cumple sus bodas de oro. Será el 27 de julio, pero Pindado ya no luce su alianza, ni la que se encargaron al cumplir los 25 años casados. Vamos a fundir los dos anillos y grabaremos la fecha de las bodas de oro. ¿A que es bonito? señala mientras recuerda aquellos primeros años en los que compraron el frigorífico a plazos y soñaban con tener un seiscientos. En 50 años ha habido nubes y días claros, pero si ponemos de nuestra parte somos capaces de salir adelante añade convencido. Ellos lo lograron cuando él se vino abajo tras ser prejubilado con 54 años, cuando perdieron a sus padres o cuando ella padeció el síndrome del nido vacío al ver marchar a sus tres hijas de casa. El cariño va cambiando con los años, pero Pindado confiesa que sigue enamorado de su mujer, a la que aún ve guapa. Le digo a veces que sigue teniendo la talla 40, como cuando éramos novios confiesa antes de ofrecer su secreto a las parejas jóvenes: Que sean muy generosos el uno con el otro, que no pierdan la ilusión y no se falten nunca al respeto Aceptarse con el tiempo José Manuel Cervera y María Gil Estévez El matrimonio se sostiene conociéndose bien, sabiendo que no todo es perfecto y aceptando a la otra persona a juicio de José Manuel Cervera, secretario de la asociación Abuelas y Abuelos de España, que lleva 49 años casado con María Gil Estévez. Es mucho más que cohabitar añade mientras subraya el significado que encierra la palabra consorte compartir la suerte o convivir compartir la vida juntos Ellos se conocieron en la universidad y ambos se dedicaron a la Educación, ella como profesora de Ciencias Naturales y él como director de dos colegios y, después, en una empresa de formación de profesores. Por ello, destacan la importancia de estar de acuerdo en la educación de los hijos. Tuvieron cinco, todos con cesárea, una prueba de amor asegura. En ellos no se cumple el tópico de que los cónyuges que llevan mucho juntos se acaban pareciendo. Mi mujer es más bien callada, no le gusta figurar, y yo siempre he estado en el candelero afirma. ¿Se llega a cambiar? Se procura moderar los defectos que uno tiene añade. El primer pico de divorcio se atraviesa en los primeros siete años de matrimonio, en los que hay que dejar que cada uno apriete el tubo de la pasta de dientes por donde quiera pero una vez superada esa etapa, el camino no está