Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO DE 2013 abc. es españa ESPAÑA 37 sas y tampoco propugnaban el odio nacional el instructor sostuvo así, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, que tanto la pitada como la colocación de pancartas con el lema Good bye, Spain Adiós, España no eran constitutivos de delito y no eran tampoco merecedoras de reproche penal, teniendo además en cuenta el principio de intervención mínima Desagradable La decisión de este juez sería confirmada después por la Seción Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (Teresa Palacios, Angela Murillo y Carmen Paloma González) que sostuvo que, aunque suponga un comportamiento desagradable y no sea ejemplo ni de educación ni del civismo mínimo exigible la pitada que sufrió el Rey no tiene carácter delictivo. Tras constatar que el objetivo de la protesta era generar malestar a quien es símbolo de la unidad de la Nación la resolución también señalaba que el hecho de exhibir una bandera catalana independentista o una pancarta con el lema Good bye, Spain no podía constituir una afrenta en términos delictuales, sino nuevamente una forma de patentizar lo que se prefiere frente a lo que convive pero no se acepta Nada hay que oponer a que se esté en desacuerdo con instituciones o símbolos del Estado y su forma y régimen fijados en el marco constitucional vigente, siendo distinto el modo en que ello se manifieste sostenía aquella resolución judicial. Censuraron el comportamiento más que desagradable que hubieron de soportar los monarcas y todo aquel que no compartiera lo que estuviera aconteciendo Pitos en Vitoria Pocas personas que rodeaban al Rey en el Buesa Arena silbaron como protesta, en en la esfera del derecho administrativo preventivo y sancionador es decir, mediante la aplicación de la ley contra la Violencia, el Racismo y la Xenofobia en el Deporte. La celebración de este evento deportivo tiene su propia disciplina jurídica y sus propios órganos sancionadores y de prevención recordaba el fiscal antes de concretar que, si se produjeran incidentes durante el partido, estos podrían ser sancionados por el Comité Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la Comisión Antiviolencia del Deporte, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Delegación del Gobierno. Tres años antes el juez Santiago Pe- EFE contraste con otras que le hacían fotografías y aplaudían. Sin embargo, en el Arena los silbidos fueron mayoritarios draz rechazaba otra querella también de Denaes al considerar que estaba amparada por la libertad de expresión. El magistrado entendió que los abucheos y las expresiones proferidas durante aquella final, que también jugaron el Barcelona y el Athletic de Bilbao, no podían considerarse difamatorias, injuriosas o calumnio- No se acepta una regulación sobre la ofensa J. P. JOFRÉ Un detallado código de conducta sin sanciones E. J. BLASCO Castigo severo a las ofensas a los símbolos de Rusia R. MAÑUECO En Alemania los símbolos patrios no conllevan un código obligatorio; por ejemplo, en el Estado de Berlín depende de cada profesor de instituto si enseña el himno nacional a los alumnos. El régimen nazi, la Segunda Guerra Mundial y la Alemania comunista han influido en el hecho que muchos alemanes rechacen sus símbolos patrios y en que no acepten una regulación sobre su respeto. Sobre el sentimiento de orgullo del propio país, este ha ido evolucionando de manera paralela a la de los símbolos; y la diferencia es abismal al comparar este sentimiento hace treinta años. Pero con los símbolos es otra cosa. Difícil es olvidar que Hitler acostumbraba a decir que el símbolo bendito de los alemanes siempre había sido la bandera y que el tricolor nacional no era ningún trapo, sino una convicción, un compromiso, una obligación En EE. UU. existe un detallado código de conducta para los actos públicos en los que se interpreta el himno nacional. En el caso de que la bandera esté presente, los asistentes deben mirar la bandera y estar de pie atentamente con la mano derecha sobre el corazón y, si aplicable, los hombres deben quitarse la prenda que lleven en la cabeza con su mano derecha y sostenerla sobre su hombro izquierdo, con la mano sobre el corazón El saludo militar, voluntario en el caso de veteranos o soldados que vayan de paisano, es obligatorio para el personal uniformado. Si la bandera no está presente todos los presentes deben mirar hacia la música y actuar de la misma manera que si estuviera la bandera Esta regulación, no obstante, no va acompañada de sanciones en el caso de que no sea observada. Las sanciones por ofensas a los símbolos del Estado en Rusia (bandera, escudo e himno) están recogidas en el artículo 329 del Código Penal y son especialmente severas. Se contemplan multas de entre 520.000 y 1.560.000 rublos (entre 13.000 y 39.000 euros) y penas de cárcel que pueden ir desde un mes hasta un año. Se da la circunstancia de que la responsabilidad penal por tales delitos puede alcanzar también a personas menores de 18 años. Las pitadas, abucheos e incluso una postura indecorosa mientras se toca el himno nacional pueden acarrear consecuencias legales serias, así como también desvirtuar el texto de la letra con frases ofensivas o hilarantes. Ya desde la época soviética, la educación en los centros de enseñanza rusos ha hecho especial hincapié en el reforzamiento del sentido patriótico.