Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 PRIMER PLANO Benedicto XVI renuncia Debate MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO DE 2013 abc. es sociedad ABC De la Cruz no se baja Algunas voces cuestionan en la Iglesia la retirada de Benedicto XVI JOSÉ GRAU MADRID Hay al menos dos altos cargos de la Iglesia católica que han mostrado voces discordantes con la decisión de Benedicto XVI de dejar el Papado. La primera procede de Polonia. Stanislaw Dziwisz, cardenal arzobispo de Cracovia, fue secretario particular de Juan Pablo II. Ahora lleva su causa de beatificación, además de gobernar la diócesis. En el país del Vístula, y en Roma, ha causado sensación una frase suya con motivo de la abdicación de Benedicto XVI: De la Cruz no se baja El contexto fue el siguiente. Los periodistas polacos le recordaron que ni la edad ni la mala salud supusieron la renuncia de Juan Pablo II. A ello contestó textualmente Dziwisz: Estuve con el Santo Padre Juan Pablo II hasta el último latido de su corazón. Vi en el monitor cuando se le paró. Hasta el final condujo la Iglesia, porque así consideraba que era lo correcto, todo procedía de su convencimiento, de su fe, de que de la Cruz no se baja Dziwisz es la persona que más cerca ha estado siempre de Juan Pablo II, hasta el último suspiro, como él mismo narra. Para él, Karol Wojtyla es un ejemplo también de cómo se vive con la enfermedad, con fortaleza, sin dejar el cargo- carga, de tal manera que se convierta en una catequesis para todos los fieles. De ahí que el cardenal de Cracovia hable de enorme sorpresa ante la decisión de Joseph Ratzinger. Claro, también le agradece por el cariño mostrado a su pueblo y por la beatificación de Juan Pablo II, en mayo de 2011. La frase De la Cruz no se baja fue comentada ayer expresamente por el portavoz de Benedicto XVI, Federico Lombardi. Quitó importancia a las palabras de Dziwisz y pidió que se leyera su mensaje completo. STANISLAW DZIWISZ CARDENAL DE CRACOVIA Juan Pablo II guió la Iglesia hasta el final. Todo procedía de su convencimiento de que de la Cruz no se baja JOACHIM MEISNER ARZOBISPO DE COLONIA Se es padre toda la vida. No habría considerado posible una renuncia como esta Obispos polacos En Polonia, el país del beato Juan Pablo II, no solo Dziwisz, muchos más esperaban que Benedicto XVI tuviera un comportamiento semejante al de Wojtyla. El cardenal arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz, fue más comedido que su colega de Cracovia, pero estaba también muy sorprendido Suponía que Benedicto XVI tenía razones importantes para esa decisión sin precedentes La conferencia episcopal polaca rezaba para que la abdicación del Sumo Pontífice se acepta- ra en un clima de fe En el país natal del Papa, en Alemania, tampoco la medida ha sido cogida por todos con total comprensión. Entre las voces discrepantes, destaca una y muy autorizada, la del arzobispo cardenal de Colonia, Joachim Meisner. En una entrevista con el Kölner Stadt Anzeiger tras afirmar que le cogió completamente desprevenido, incluso al principio pensé que era un chiste de carnaval expone las razones profundas, teológicas, de su asombro: Una decisión como esa estaba más allá de mi capacidad de imaginación. Antes, ni los obispos, ni siquera los sacerdotes renunciaban Eso tenía un sentido: El oficio espiritual es una suerte de paternidad. Se sigue siendo padre toda la vida. Cuando se introdujo una edad límite para los obispos y los sacerdotes, durante mucho tiempo pensé: es una suerte que al menos el Papa pueda desempeñar su oficio de forma vitalicia. De esa manera se asegura la continuidad de la paternidad Aun así, Meisner es comprensivo: Con los años noto cada vez más cómo Juan Pablo II saluda a los fieles en esta imagen del 8 de agosto de 2001, con una salud ya muy mermada, cuatro años antes de morir pendo de una cuerda. Desde ese punto de vista tiene sentido que se pueda renunciar AP Pensarlo todo por sí Meisner conoce perfectamente a Ratzinger, a quien se atreve a corregir y dar consejos como a un amigo. Habla de él como un Papa inteligente, que quiere conocer los hechos, y que todo lo importante lo quiere pensar por sí mismo de ahí que sea muy consciente de los riesgos de sus actos El cardenal de Colonia, en otro momento de la entrevista, se sincera sobre el carácter del Papa: Me sorprendió su capacidad de trasformarse después de su elección en 2005, tímido como es él por naturaleza Finalmente, a la pregunta directa de si el Papa no le había dado indicios de que se quería retirar, contesta: No, y si lo hubiera hecho, no lo habría comprendido, porque no habría considerado posible nunca una renuncia como esta