Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 PRIMER PLANO Benedicto XVI renuncia El perfil del nuevo Papa MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO DE 2013 abc. es sociedad ABC Los verdaderos papables no hacen campaña y temen ser elegidos Ciento diecisiete cardenales electores iniciarán el Cónclave a mediados del próximo mes de marzo J. V. B CORRESPONSAL EN EL VATICANO Cuando el primer flash sobre la renuncia de Benedicto XVI dio la vuelta al mundo, al menos media docena de personas experimentaron escalofríos. Son los papables cardenales muy valiosos que no quieren ser Papa ni hacen campaña, pero saben que pueden ser elegidos. En 1978, cuando el cardenal Karol Wojtyla recibió la noticia del fallecimiento de Juan Pablo I, su primera reacción fue de angustia. En el Cónclave del 2005, cuando el cardenal Ratzinger vio que empezaba a recibir demasiados votos, su pensamiento instintivo fue el de una guillotina que le iba a cortar el cuello. Rezó para que no le sucediese, pero mi plegaria no fue escuchada Por primera vez en siete siglos, los cardenales saben de antemano cuándo va a comenzar el periodo de Sede vacante Entrarán en el Cónclave los 117 cardenales que tengan menos de 80 años el 28 de febrero, lo cual deja fuera por sólo dos días al ucraniano Lubomyr Husar, pero permitirá entrar al alemán Walter Kasper, quien cumplirá los 80 el cinco de marzo. Según las normas en vigor, el Cónclave tiene que ser convocado entre los 15 y los 20 días a partir de la Sede vacante Podría comenzar el viernes Algunos purpurados con madera 15 de marzo. El Colegio de Cardenales para asumir la sucesión de Pedro son fijará la fecha en una de las primeras demasiado jóvenes, como el simpátireuniones diarias, que comenzarán a co cardenal de Manila, Luis Antonio principios de marzo. Si todo va bien, Tagle, de 55 años. Entre los africanos, el cardenal francés Jean- Louis Tauran el favorito de los entendidos es el guipodrá anunciar el nombre del elegido neano Robert Sarah, presidente del al cabo de un par de días. Los últimos Pontificio Consejo Cor Unum Pero Cónclaves han sido más bien rápidos. los vientos no apuntan a África sino a Para el cardenal de Milán Ángelo Sco- América. Como bien recordó el pasala, el favorito entre los italianos junto do mes de diciembre el cardenal Marc con su compatriota Gianfranco Ravasi, Ouellet, la mitad de los católicos vipresidente del Pontificio Consejo de Cul- ven en el Nuevo Mundo tura, la cita en Roma es, ciertamente, Entre los 117 cardenales que entraun peligro. El mayor peligro lo corren rán en la Capilla Sixtina abundan los valores nuevos como el extrovertido car- buenos candidatos, como el cardenal denal de Nueva York, Timothy Dolan, o de Budapest, Peter Erdö, presidente el elegante cardenal de Washington, Do- de los obispos de Europa, o el de Múnald Wuerl, que tiene aire de senador. nich, Reinhard Marx, un personaje vaNinguno de ellos quiere ser Papa, como lioso, apenas conocido en España. tampoco el afable cardenal canadiense El procedimiento para elegir Papa Marc Ouellet, prefecto de la Congrega- es muy sabio y consta de dos fases. En ción de los Obispos, con mucha expe- la primera participan todos los carderiencia en Colombia y referente de nales, incluidos los mayores de los latinoamericanos en Roma. 80 años, para estudiar durante Entre los nombres que suetres o cuatro días a puerta cenan hay varios que no son rrada las prioridades de la papables sino que, simpleIglesia. Al establecer en primente, hacen campaña y, mer lugar la tarea se por lo tanto, no serán empieza a trazar el perelegidos. En cambio, fil del candidato más otros que no suenan indicado para asucomo el cardenal de mirla. La segunda Boston, Sean O Mafase es el Cónclalley, reúnen todas ve, al que los elecPor primera vez en las condiciones. Altores acuden con siete siglos, los cardegunos fieles ameriuna idea bastante nales saben cuándo va canos promueven su clara. El sucesor de a comenzar el periodo candidatura con una Benedicto XVI será de Sede vacante frase sobre un tipo de un Papa de consenso, café italiano: It s time pues necesita los dos for a cappuccino tercios de los votos. Más joven En la elección del nuevo Papa pesará la edad. Se prefiere un Papa más joven, en torno a los 60 años de edad. Un hombre maduro pero con vigor. Ratzinger tenía 78 años cuando fue elegido. Políglota Necesita conocer, al menos, cinco idiomas. Son indispensables italiano, inglés y español. Benedicto XVI habla alemán, francés, español, italiano, inglés, polaco, latín y griego. Sin sorpresa Talante afable Debe transmitir simpatía y buen carácter, como la de un hombre cercano. Tiene que tener además resistencia para enfrentarse a largas jornadas de trabajo y viajes alrededor del mundo. FRANCISCO VÁZQUEZ EL DÍA DESPUÉS Nadie como el Papa Benedicto XVI ha sabido armonizar los conceptos de fe y razón oy, al llegar a Roma mi primera visita, como no podía ser menos, fue a la plaza de San Pedro. Las cuatro ventanas de los apartamentos Pontificios desde las que el Papa se dirige a los fieles estaban hoy cerradas, pero es importante recordar que mañana nuevamente se abrirán y permanecerán abiertas hasta el próximo 28 de febrero, día en el que Benedicto XVI anunció su retiro. Por tanto, considero que hasta ese día deberemos estar muy atentos a las palabras del Pontífice en todas sus intervenciones públicas. Las primeras serán hoy por la mañana con ocasión de la tradicional audiencia de los miércoles y mañana jueves el Papa mantendrá un encuentro, ya previsto, con todos los párrocos de Roma, reunión que ha levantado una gran expectación porque posiblemente sea la primera de las oportunidades en las que Benedicto XVI nos dejará sus últimas recomendaciones. El Papa hablará hasta el día 28 y, después de anunciar su marcha, sin duda alguna sus mensajes estarán cargados de espiritualidad y serán un llamamiento a la renovación espiritual de la Iglesia. Benedicto XVI ha escogido el retiro de un místico, vivir sus últimos años dedicados a la oración y al estudio, y de su ejemplo toda la Iglesia Universal deberá extraer, sobre todo, la necesidad de un rearme espiritual en un mundo cargado de materialismo y presidido por un relativis- H mo que busca relegar a la Iglesia al ámbito de lo privado. Con su marcha se cierra la Iglesia del siglo XX. El nuevo Pontífice no habrá vivido la tragedia de la Segunda Guerra Mundial, ni habrá conocido los años más duros de la barbarie nazista y comunista. Pero además, con el ejemplo de su renuncia, el Papa cierra también el Concilio Vaticano II. No podemos olvidar que es el Obispo de Roma y como tal renuncia haciendo ver al conjunto de los demás Obispos de todo el mundo la necesidad de cumplir un mandato conciliar como es el de las limitaciones de la edad. Hay un hecho nuevo también en Roma, y es que los italianos vivirán unas elecciones en las que nadie podrá buscar el guiño de la complicidad del Vaticano. Siempre los políticos italianos han buscado el apoyo tácito del Vaticano o han intentado aprovechar la fuerte influencia que un País católico conserva todavía en la Iglesia. La marcha de Benedicto XVI sitúa a la Iglesia italiana en una absoluta posición de neutralidad, tal como busca- ba la Conferencia Episcopal italiana frente a algunos criterios diferentes emanados de la Curia Vaticana. En las conversaciones que he mantenido hoy con diversos eclesiásticos, todos coincidían en que hemos tenido un Papa que fue elegido con un pensamiento construido y con una capacidad intelectual para divulgar lo que ha permitido, por así decirlo, rearmar ideológicamente a la Iglesia Católica. De Benedicto XVI estoy convencido que se recordará sobre todo su pensamiento vertido en libros, conferencias y diálogos con intelectuales creyentes y no creyentes. Nadie como él ha sabido armonizar los conceptos de Fe y razón y nadie mejor que él nos ha permitido a todos tener muy claro que nuestra cultura y nuestra civilización tienen un origen nítido: la filosofía griega, el Derecho Romano y la teología cristiana. Sin esas tres aportaciones Europa no sería lo que es. FRANCISCO VÁZQUEZ EXEMBAJADOR CERCA DE LA SANTA SEDE