Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 8.2.2013 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.472 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 13065 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Revolución en el Sena París devuelve a los peatones los antiguos muelles fluviales. Desaparecen las autopistas por las que durante 40 años han circulado 30.000 vehículos al día IGNACIO RUIZ- QUINTANO DRONES Claro que al lado de los drones de Obama, ¿en qué queda (tecnológicamente) el plasma de Mariano? L Recreación de cómo quedará la ribera izquierda del Sena frente al Museo d Orsay por misión expeditiva cambiar defini- cada día en el corazón fluvial de la ciutivamente el corazón fluvial de París, dad. en poco más de un trimestre. Al desaparecer dos grandes vías exLa transformación de los muelles prés en el centro de París, los pesimisde la orilla derecha comenzó el otoño tas temen un largo periodo de atascos pasado. Era el aspecto menos especta- automovilísticos en muy diversas dicular del proyecto. Los muelles de la recciones. La recuperación peatonal orilla derecha son lugares agradables, de diez o doce hectáreas de terreno, tranquilos. Transformados en sitios de destinadas al ocio, ha sido concebida ocio y recreo, comenzaron un cambio como una reapropiación cívica de que será mucho más profundo cuan- grandes espacios. En la orilla derecha, do termine la transformación de los las inmediaciones de la Alcaldía y el muelles de la orilla izquierda, que son museo del Louvre han ganado muchos la parte esencial del proyecto. terrenos, junto al río. Desde hace años, Es en la orilla izquierda donde se en esos espacios suelen instalarse temencuentran los sitios más poralmente las playas espectaculares, como el de París espacios con Museo d Orsay- -que fue duchas y arena, terrazas una antigua estación de ajardinadas. ferrocarril donde se hosEn la orilla izquierda, pedó el primer correslos muelles del Sena que ponsal de ABC en París, van desde el puente de Azorín- -y un largo rosaAlejandro III hasta los rio de hoteles particulaembarcaderos del Museo res, grandes residencias d Orsay serán desde la aristocráticas de otra primavera que viene jarépoca. Está previsto insdines y zonas de recreo talar, en esa zona, borpopular, abriéndose un deando el Sena, zonas pulmón vegetal en la peatonales, jardines, un orilla del río. En un pepequeño parque colganqueño puerto de nuete animaciones popuvo cuño estarán amarralares... Se trata de un das de manera permaLos muelles se cambio excepcional, que transforman en nente varias grandes afectará profundamenbarcazas destinadas a la te a la circulación auto- lugares de recreo restauración y el depory descanso movilística y a la vida de te. JUAN P. QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS L a pacífica revolución de los muelles del Sena entra en su fase decisiva, con la transformación en jardines y espacios de ocio y recreo de la difunta vía exprés por la que circulaban diariamente unos 30.000 vehículos. Esa transformación cambiará definitivamente el corazón fluvial de París, devolviendo a los peatones y ciclistas las autopistas que se construyeron durante los años 60 y 70 del siglo pasado, bordeando el Sena, transformando los antiguos muelles en vías de circulación automovilística rápida. El otoño pasado se consumó el primer paso. Se cerrará la vía exprés de la orilla derecha. Antes del verano debieran inaugurarse los nuevos espacios peatonales de la orilla izquierda, suprimidas las ya difuntas autopistas que han bordeado el Sena, durante cuarenta años. Ritmo rápido La alcaldía de París ha impuesto un ritmo de trabajo muy rápido. La vía exprés acaba de cerrarse. Y los trabajos debieran terminar entre abril y mayo. Quinientos obreros y técnicos de una veintena de empresas tienen a señora de Muñoz Molina pide un plante periodístico no porque a su marido no le dejen ir en bici al Sinaí a recoger un premio, sino por ese estilo de Rajoy de aparecerse a la prensa en plasma, versión laica y tecnológica de la zarza ardiente, pero que según esta gente tan viajada da muy mala imagen de España en el extranjero. En España, país en que la prensa otra vez quiere sustituir al gobierno, la prensa tiene el valor de llamar sobrecogedor al presidente del gobierno, y si el presidente del gobierno es lo bastante humilde para no aceptar el título, pero lo bastante soberbio para no dar las gracias a la prensa, daña a la imagen de España. Entre mandarles a Karanka, que es María Soraya, o hablarles por el plasma, Rajoy resolvió hacerse entender por el plasma, que también es una forma de poner en valor el I+ D del CSIC, donde investigan Carmen Vela y Amy Martin. Claro que, al lado de los drones de Obama, ¿en qué queda (tecnológicamente) el plasma de Mariano? El gobierno americano acaba de filtrar un documento secreto que justifica el asesinato de americanos con drones (aviones no tripulados) lo que convierte a Obama en lo más parecido a Yahveh en la Tierra: lo bastante humilde para pedir perdón a los vieneses por no hablar el austríaco pero lo bastante soberbio para no consultar con nadie la eliminación física de un ciudadano. Con los drones que tiran los fanfarrones, qué tirabuzones se hubieran hecho los gonzalones. Menudo invento: sin cargos, sin orden judicial, sin preguntas... ¡sin papeles! Que eso es agilizar la Justicia, y no las tasas y los indultos de Gallardón. Únicamente la bula progre de la triple dispensa: intelectual, práctica y moral. Fox Crime: por un mundo sin crimen repite un slogan serial de la TV. Y de fondo, al fondo del dolor, con su certeza de la inutilidad de quejarse, la gran verdad de la madre de Marta del Castillo: La Justicia no está ciega ni sorda. Está muerta.