Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 8 DE FEBRERO DE 2013 abc. es estilo GENTESTILO 89 EN SU PUNTO José Ortega Cano, ingresado en Madrid BEATRIZ CORTÁZAR Máxima y Guillermo Alejandro de Orange en el 75 aniversario de la Reina Beatriz, el pasado 1 de febrero EFE Guillermo y Máxima tendrán una coronación austera Ni grandes sombreros ni regalos. Los padres de la Princesa no han sido invitados a la ceremonia ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL EN BRUSELAS La Reina Beatriz firmará el documento de su abdicación, lo que convertirá automáticamente a su hijo Guillermo Alejandro en Rey de los Países Bajos y a su hija mayor, Catalina Amalia, de 9 años, en Heredera. Acto seguido, el nuevo Monarca recibirá el juramento de lealtad de todas las instituciones representativas, empezando por las dos cámaras del Parlamento. La corona esta- a ceremonia de coronación de Guillermo Alejandro de Holanda será simple, sobria y con apenas simbología religiosa. Ni siquiera será estrictamente una coronación, puesto que no se ceñirá la corona. Tan sobrio que las mujeres que forman parte del Parlamento o de las principales instituciones del país no podrán asistir con grandes sombreros, porque en el juramento de lealtad al nuevo Monarca es necesario que se les vea expresamente el rostro. La Reina Beatriz ha dicho que no quiere recibir un regalo de la nación, teniendo en cuenta la crisis. Y, de hecho, una de las principales instituciones financieras holandesas, el banco ING, ha calculado que los ciudadanos no piensan hacer grandes dispendios: solo se gastará un 8 por ciento más de lo que se acostumbra otros años en la fiesta del Día de la Reina, que es menos de 30 euros por habitante. El 30 de abril será un día histórico para Holanda, pero no se ha previsto que sea una jornada extraordinaria ni costosa. La ceremonia se desarrollará en la Iglesia Nueva de Amsterdam, aunque sin ningún otro elemento religioso. L El padre de Máxima, in fraganti en el autobús La prensa argentina ha publicado fotos de Jorge Zorreguieta viajando en autobús como un ciudadano más de Buenos Aires rá situada frente a Guillermo Alejandro, como símbolo de la monarquía junto al cetro, pero no será utilizada. Sin embargo, en lo que se refiere a los sombreros, la invitación especifica que las damas deben vestir un sombrero discreto. El presidente del Senado, Fred de Graaf, ha justificado esta medida por el hecho de que en el interior de la iglesia solo se podrán acomodar representantes institucionales que deben proceder al juramento, por lo que es necesario que se les vea claramente el rostro. Desde la última coronación, la de la Reina Beatriz, el 30 de abril de 1980, se han producido dos cambios esenciales: hay muchas más mujeres en cargos políticos y los sombreros se han sofisticado hasta límites extravagantes. Por supuesto, la Princesa Máxima ha optado expresamente por descartar que sus padres estén presentes, lo que le evita al Gobierno holandés la papeleta de tener que tomar la decisión de no invitarlos, teniendo en cuenta que su presencia podría provocar situaciones incómodas. Un abogado holandés inició en enero un proceso para reclamar que se investigue si Jorge Zorreguieta, padre de la futura Reina, tuvo implicaciones directas con los mecanismos represores de la dictadura militar argentina, lo que podría haber tenido implicaciones legales sobre su presencia en el país. De todos modos, el gobierno ha asegurado que permitirá manifestaciones anti- monárquicas, que representan una corriente muy minoritaria en Holanda, como si se tratase de un día cualquiera. Estas semanas están siendo muy especiales para el torero José Ortega Cano, que vive pendiente de su novia, Ana María Aldón. El próximo día 27 de febrero es cuando el ginecólogo Luis Ignacio Recasens tiene calculado que nacerá el primer hijo en común de la pareja, de ahí que el diestro haya limitado sus viajes y salidas, no sea que el parto se adelante como parece que puede ocurrir, según les han comentado. El pasado miércoles, quien se encontraba mal era justamente Ortega. En cuanto empezó a sentirse raro el torero decidió que debía acudir inmediatamente al hospital y lo hizo en compañía de su hermano Paco. Como es habitual en él, fue al hospital Ramón y Cajal, que es donde tiene a sus médicos y conocen su complicado historial clínico. Tras pasar por urgencias decidieron dejarle esa noche en observación, ya que lo que tenía era una subida de tensión. Debido a sus antecedentes se optó por ingresarlo hasta la mañana siguiente, cuando le dieron el alta y pudo volver a su casa, donde le esperaba su novia y su hija, Gloria Camila. El divorcio de Carmen De momento no quiere hacer declaraciones, pero eso no quita que Carmen Martínez- Bordiú no esté muy atenta a todo lo que está saliendo sobre su separación matrimonial de José Campos, noticia que se adelantó en estas mismas páginas. Carmen siempre había declarado que el día que su historia de amor con Campos se acabara no tendría motivos para seguir unida, dado que son dos personas maduras e independientes y sin cargas de hijos o familia que sostener. Eso es justamente lo que ha pasado ahora y de ahí que ya estén empezando a organizar un divorcio que esperan sea de mutuo acuerdo para salvar lo mejor de sus años juntos. Carmen está bien, muy ilusionada con el chatarrero multimillonario que conoció hace unos meses y con el que ya acude a reuniones de amigos. Como nunca ha sido mujer de esconder su vida ni protagonizar montajes falsos, es más que probable que una vez que solucione sus papeles con Campos pose con naturalidad con su nueva pareja, un hombre que, según me cuentan, siempre ha sido muy discreto y prudente en sus apariciones, rasgos muy comunes en la que gente que ha amasado una gran fortuna y no quiere líos.