Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURA VIERNES, 8 DE FEBRERO DE 2013 abc. es cultura ABC Así es el rostro de la mujer que Courbet inmortalizó en El origen del mundo La revista Paris Match ha publicado la fotografía del retrato, hasta hoy desconocido JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS L a fotografía del retrato, hasta hoy desconocido, de la mujer que Gustave Courbet (1819- 1877) inmortalizó en El origen del mundo (1866) la pintura de un sexo femenino contemplado en primer plano por el artista, una de las obras más legendarias del arte erótico, ha sido publicada por Paris Match El origen del mundo fue un cuadro maldito durante más de un siglo. Su primer propitario fue un diplomático turco, que lo instaló en el servicio de su residencia. Tras numerosas peripecias, la obra fue adquirida por Jacques Lacan, el psicoanalista de la escuela estructuralista, que continuó ocultándolo. A la muerte de Lacan, sus herederos donaron el cuadro al Estado francés, para pagar impuestos. Y, al fin, El origen del mundo pudo contemplarse de manera irregular en el Museo d Orsay, en 1995. Muchos especialistas piensan que Courbet inmortalizó a una de sus amantes, Joanna Hiffernan, en una posición de abandono carnal absoluto, frente al amor de su vida. La mujer ofrece su sexo, en primer plano, a la mirada del amante. De la mujer de El origen del mundo se conocía su más turbadora intimidad. Pero no su rostro. Paris Match cuenta la aventura de un misterioso John, un coleccionista francés que oculta su identidad y cuenta con precisión su descubrimiento: un pequeño cuadro comprado por 1.400 euros en un anticuario que pedía 1.600. La autentificación La batalla de la autentificación fue larga. De entrada, los especialistas en Courbet mostraron muchas reservas, negándose a dar por buena la intuición del coleccionista, que se vio forzado a trabajar solo. John comenzó sus investigaciones, terminando por identificar a un posible marchante, que permitió comenzar a confirmar las fechas. El retrato de la desconocida era contemporáneo de El origen del mundo Los especialistas continuaron insistiendo en sus reservas. John continuó trabajando en solitario durante varios años. Existía un Centro de investigación y restauración de los museos de Francia, pero solo estudia en detalle obras que pertenecen al patrimonio nacional. Tras muchas idas y venidas, el coleccionista consiguió una entrevista con el director del Centro de análisis de investigación en arte y arqueología, que cuenta con los más avanzados recursos en materia de obras del pasado: rayos X, espectometría, cromatografía... Sus análisis terminan siendo concluyentes: el retrato de la desconocida y El origen del mundo forman parte de una misma obra, realizada por el mismo artista. El análisis científico confirmó que el retrato de la desconocida es de la misma mujer que ofrece su sexo a la contemplación del artista en El origen del mundo El coleccionista conseguía vencer las primeras reticencias de los especialistas. Tras varios años de indagaciones personales, John cuenta hoy con el apoyo de uno de los grandes especialistas mundiales en la obra de Courbet, que ha terminado por autentificar el retrato de la mujer que posó desnuda para inmortalizar su sexo, convertido por el artista en El origen del mundo Según París Match Jean- Jacques Fernier incluirá el cuadro del retrato de esa mujer en el volumen III de su catálogo razonado de la obra de Gustave Courbet. Se trata, quizá, de una de las páginas más rocambolescas y finalmente felices de la pintura erótica de todos los tiempos. A la derecha, portada interior de Paris Match con el cuadro de Courbet y el retrato de la desconocida. Abajo, autorretrato del pintor