Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 8 DE FEBRERO DE 2013 abc. es sociedad SOCIEDAD 59 Un GPS interno guía a los salmones Navegan miles de kilómetros con la ayuda de los campos magnéticos de la Tierra ARACELI ACOSTA MADRID El ciclo de la vida del salmón 1 Agua dulce Desovan en las rocas de los ríos entre septiembre y ocubre 2 Entre enero y abril ya hay alevines El misterio de cómo los salmones navegan miles de kilómetros en mar abierto para localizar su río de origen antes de viajar corriente arriba para desovar ha intrigado a los biólogos durante décadas. Desde que hace unos años se apuntara la idea de que los campos magnéticos de la Tierra podrían jugar su papel, junto al olfato o la vista, por ejemplo, distintos estudios han intentado explicar esa estrategia de vuelta a casa de los salmones. Ahora, una investigación demuestra por primera vez de forma experimental esa ayuda a la navegación que supone el magnetismo terrestre. En el estudio, que publica la revista Current Biology los científicos examinaron 56 años de datos de pesquerías, que documentan el retorno del salmón rojo al río Fraser, en la Columbia Británica, y que revelan que la ruta que eligieron para sortear la isla de Vancouver muestra una correlación directa con los cambios en la intensidad del campo geomagnético. 3 Los salmoncillos emergen entrem mayo- junio Así imaginan los investigadores al padre de los mamíferos CARL BUELL SURGIÓ HACE 65 MILLONES DE AÑOS 4 Agua Los salmones jóvenes de salada varios meses a dos años, emigran al océano entre abril- agosto Retrato robot del primer mamífero con placenta J. DE JORGE MADRID 5 Los peces maduros están en el océano de 2 a 5 años de edad 6 Agua dulce Los adultos de 2 a 6 años regresan a su río natal a poner huevos (sept- nov) Laboratorio natural Y es que los investigadores eligieron la isla de Vancouver a propósito. Según ellos mismos aseguran se trata de un laboratorio natural para el estudio del salmón, que en su regreso al río Fraser se encuentra este trozo de tierra como obstáculo en su camino, de manera que no le queda más remedio que desviarse y tomar una de las dos rutas para rodear la isla. De esta forma, los investigadores hallaron que las variaciones en la intensidad del campo geomagnético se corresponden con la ruta que el salmón eligió. Así, cuando el nivel de intensidad normal se desplazaba hacia el Norte, los salmones elegían la ruta septentrional para retornar a la desembocadura del río, y lo contrario. La Tierra tiene un campo geomagnético predecible, que se debilita a medida que se mueve desde los polos hacia el ecuador. Lo que los científicos pudieron demostrar en la isla de Vancouver es que este cambio geomagnético representó alrededor del 16 por ciento de las variaciones en la ruta migratoria, explica Nathan Putman, de la Universidad Estatal de Oregón y autor principal del estudio, mientras que los cambios en la temperatura superficial del mar representó un 22 por ciento. La interacción entre estas dos variables ABC Por primera vez El estudio muestra cómo se orientan desde el mar para remontar el río y desovar representó un 28 por ciento adicional en la variación de la ruta de los salmones. El salmón es un pez de agua fría, y en igualdad de condiciones, prefiere temperaturas más bajas en el mar dice Putman, pero el hecho de que también demuestren fidelidad geomagnética en la elección de una ruta muestra que esto podría ser un importante instrumento en su caja de herramientas biológicas para guiar su camino a casa Putman explica además que en sus estudios previos sobre el río Columbia pudo comprobar que la intensidad magnética se desplaza menos de 30 kilómetros en cualquier dirección en un período de tres años, que es aproximadamente el tiempo que la mayoría de los salmones pasan en el océano. Una diminuta criatura de cola peluda, devoradora de insectos y que apenas pesaba unos cuantos gramos. Esta es la descripción del primero de una estirpe, la de todos los mamíferos con placenta que existen el mundo, un grupo que incluye a más de 5.100 especies vivas de lo más variadas, desde los elefantes a las musarañas y, por supuesto, al ser humano. El retrato ha sido posible gracias al trabajo de un equipo internacional de científicos, entre ellos los del Museo Carnegie de Historia Natural, que durante seis años han recopilado datos moleculares (ADN) y morfológicos a una escala extraordinaria para elaborar el árbol genealógico más completo de los placentarios. La investigación también pretende arrojar luz sobre un largo debate sobre el momento en el que estos animales aparecieron. Según los auto- res, que publican sus conclusiones en la revista Science, estos mamíferos surgieron después de la extinción de los dinosaurios en el Cretácico hace unos 65 millones de años. Los científicos dedicados al estudio del ADN recogieron secuencias de animales vivos, ya que el material genético no puede ser extraído de fósiles más antiguos que 30.000 años. Mientras, los que hacían la investigación morfológica, examinaron la anatomía de mamíferos vivos y extintos: longitud de los huesos, tipos de dientes, músculos, órganos internos, presencia de rayas en la piel... todas las características posibles para comparar las especies entre sí y buscar patrones. En total, generaron 4.500 caracteres o rasgos, una cantidad sin precedentes. Los dos conjuntos de datos, los genéticos y los anatómicos, se combinaron en una increíble cantidad de información para cada uno de los 83 mamíferos incluidos en el estudio.