Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ABCdelOCIO VIERNES, 8 DE FEBRERO DE 2013 abc. es ABC E n escena Cuatro personajes en busca de amor DESEO La lengua en pedazos Autor y director: Miguel del Arco. Escenografía: Eduardo Moreno. Iluminación: Juanjo Llorens. Vestuario: Ana López. Música: Arnau Vilà. Intérpretes: Emma Suárez, Belén López, Gonzalo de Castro y Luis Merlo. Teatro CofidisAlcázar. Madrid. JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Teresa de Jesús, una mujer rebelde y salvaje La obra, escrita por Juan Mayorga, es su primer trabajo como director JULIO BRAVO os cuatro personajes convocados por Miguel del Arco buscan el amor o algo parecido en una comedia que esconde en sus entrañas amarguras de drama, un thriller sentimental que eleva a un cuadrilátero en su doble acepción geométrica y boxística la estructura del triángulo amoroso. Paula y Ana son amigas de gimnasio. La primera, voraz sexualmente, mantiene relaciones con un casado impetuoso; la segunda forma un matrimonio estable con Manu. Ana invita a Paula a pasar un fin de semana a su casa de la sierra. También irá Teo, obsesionado por su reciente separación. Deseo es una pieza de atmósferas densas con envoltorio aparentemente ligero en la que sucesivas gradaciones en la temperatura emocional de la trama hacen que esta adquiera consistencia ominosa. Tras un punto de colisión más o menos predecible, se pone el marcha un vodevil sulfúrico cargado de pulsiones eróticas, una partida en la que casi todos juegan con cartas marcadas, a veces doblemente, aunque haya quien tenga más que perder. No se debe desvelar mucho más de un inteligente argumento lleno de tensión y sorpresas, y con estupendos diálogos, pese a alguna frasecita estupefaciente; la dice Manu: Mi voluntad es menos firme que mis erecciones Ahí queda eso. La magnífica escenografía giratoria de Eduardo Moreno se acompasa con los vértigos pasionales de la obra, que Del Arco conduce con su habitual buen pulso, su dominio de los clímax y su excelente mano con los actores. Emma Suárez da a la confiada Ana un acertado punto de serenidad amenazada que contrasta con el atractivo fulgor oscuro que desprende la devoratriz sexual encarnada por Belén López. Luis Merlo es un Teo impulsivo bajo cuya apariencia bronca esconde una fragilidad puesta al límite, y Gonzalo de Castro pone en pie un ajustado Manu que administra cabalmente secretos y mentiras. L a lectura de El libro de la vida de Santa Teresa, fue la inspiración para este texto, La lengua en pedazos de Juan Mayorga, con el que el autor debuta en la dirección. Me encontré con una palabra imaginativa, honda y tensa, siempre sabrosa, y quise darle cuerpo asegura Mayorga. Al mismo tiempo, Teresa de Jesús me parece un personaje salvaje, enormemente fuerte y al mismo tiempo frágil; una mujer inteligente, lo que significaba estar bajo sospecha, con un linaje también sospechoso era nieta de converso y respetuosa pero heterodoxa Mayorga crea una conversación, que no existió, entre Teresa de Jesús y un inquisidor, que pretende que cierre el convento de San José. Los dos personajes, encarnados por Clara Sanchis y Pedro Miguel Martínez, visten ropas actuales, y en el escenario la solitaria mesa, con algo de mena Su je y algunos alimentos, ofremayor acto ce un espacio intemporal. El montaje, deliberadade rebeldía mente, es no historicista; fue construir ni por vestuario, ni por essu propia cenografía, ni por la actilengua tud de los personajes Hemos querido hacer una experiencia poética y explorar acerca del misterio de Teresa de Jesús L Curiosidad Autor y actores coinciden en señalar que han comprobado que Santa Teresa es un personaje que despierta curiosidad en la gente (el montaje se estrenó hace aproximadamente un año en Avilés, y luego se ha presentado en diversas ciudades) Tiene sus seguidores, creyentes o no dice Clara Sanchis Es una gran escritora, un referente para las mujeres; ella rinde obediencia, pero es capaz de saber que algo pasa, como una mariposa cargada de cadenas. Y Teresa pelea por encontrar su lugar en el mundo Pedro Miguel Martínez apunta que en la obra se habla de desobediencia, de insumisión, de pobreza. La gente siente curiosidad por Teresa, y se encuentra con un personaje que es un incendio viviente Es rebelde y desobediente, y por eso es actual, pero esta obra no es una celebración de Teresa interviene Mayorga Su mayor acto de rebelPedro Miguel Martínez y Clara Sanchís SERGIO PARRA día fue construir su propia lengua, a la que el inquisidor quiere poner límites. El inquisidor es, en cierto modo, el representante de los espectadores. Porque lo interesante no es lo que nosotros tenemos que decir de Teresa, sino lo que Teresa tiene que decirnos a nosotros Y es que, como dice Pedro Miguel Martínez, la obra habla de valores sólidos en unos tiempos en que hay tanto líquido. Habla sobre todo de amor; ella está poseída por el amor, que no es un amor de culebrón ni de comedia romántica americana Juan Mayorga espera en el futuro repetir experiencia como director, siempre que pueda contar con acto- res entregados y cómplices como estos. Ha sido una experiencia extraordinaria, como escribir en el espacio y el tiempo. Dirigir fue una consecuencia natural del proceso de trabajo con los actores Y es que la obra, relata el dramaturgo, nació con esa intención: Yo quería encerrarme con los actores a trabajar el texto y, si fuera el caso, mostrárselo a amigos y familiares. Pero fue tomando cuerpo y gracias al apoyo de Susana Rubio, de Entrecajas, ha salido adelante La lengua en pedazos Madrid. Teatra Fernán- Gómez. Del 8 de febrero al 3 de marzo. De miércoles a sábado, 20 horas. Domingos, 19.30 horas