Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL VIERNES, 8 DE FEBRERO DE 2013 abc. es internacional ABC Una mujer se abraza al féretro con los restos del opositor tunecino asesinado el miércoles EFE Los islamistas tunecinos boicotean el Ejecutivo de unidad Ennahda desautoriza a su propio primer ministro y prolonga así la revuelta social L. DE VEGA MADRID El ambiente político creado en Túnez por el asesinato el miércoles de un opositor de izquierdas está cada vez más enrarecido. El primer ministro, Hamadi Yebali, fue ayer desautorizado por su propio partido, el islamista Ennahda, que lidera la coalición de Gobierno. Yebali había anunciado en un discurso a la nación en la noche del miércoles la creación de un gobierno de tecnócratas que ayudara a salir de la crisis. Sus palabras fueron bien recibidas en medio del caos provocado por el asesinato a tiros de Chukri Belaid. Ennahda, que ha frenado en seco la formación de Gobierno, asegura que el primer ministro dio ese paso por iniciativa propia y que este no es el momento para prescindir de un Gobierno político. Belaid no se pronunció a lo largo de la jornada de ayer. Este choque interno en público ilustra el caos que vive el país dos años después de la revolución que abrió la Primavera Árabe poniendo fin a la dictadura del presidente Ben Alí. En la calle cada vez son más los que se levantan contra el Gobierno, especialmente contra los islamistas al grito de el pueblo quiere la caida del régimen Ayer, por segundo día consecutivo, los manifestantes volvieron a enfrentarse a la Policía en la capital y en otras ciudades del país magrebí, especialmente en la minera Gafsa. Y es que no deja de crecer la indignación por el asesinato de Chukri Belaid, conocido político antiislamista. Coincidiendo con su entierro, hoy las fuerzas políticas opositoras y el principal sindicato del país, la Unión Genral de Trabajadores Tunecinos (UGTT) han convocado una jornada de huelga general. En un gesto similar Belaid era abogado y defensor de los derechos humanos los jueces se pusieron ayer en huelga. Temiendo nuevos altercados, Francia ha decidido cerrar sus colegios en Túnez el viernes y el sábado. Las quejas de los ciudadanos se centran principalmente en el islamista Ennahda, ganador de las elecciones de octubre de 2011, al que en la calle se considera principal responsable de la situación de violencia por el asesinato de Chukri Belaid. Algunos políticos y sus familiares culpan directamente al partido islamista del ataque que le costó la vida en la puerta de su casa. Violencia en la calle Ennahda ha negado relación alguna con la muerte de Belaid, pero grupos de islamistas radicales, a veces vinculados a la formación gobernante, se han hecho fuertes en los últimos meses con ataques a la sede de la UGTT, partidos políticos e incluso a sus militantes. El pasado octubre moría en la meridional Tataouine, Lofti Naguedh, opositor de la coalición Nidá Túnez, en una de esas acciones violentas. Movilización social El principal sindicato del país ha convocado para hoy, día del entierro de Belaid, una huelga general