Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 MADRID VIERNES, 1 DE FEBRERO DE 2013 abc. es madrid ABC El sheriff Ginés, a una testigo: Tienes que decir que la Udyco te presionó Esta es la conversación por la que puede ir 4 años a prisión por obstrucción a la justicia CARLOS HIDALGO MADRID El exjefe policial de Coslada: Todo es una patraña La versión que el pasado 24 de enero dio Ginés sobre estos hechos en el juicio (que se reanudará el 5 de marzo) no pudo ser más distinta que la de la víctima, como se esperaba. Según el Sheriff fue ella quien se empeñó en concertar una cita con él: Quería desahogarse, porque la Udyco le había dicho que hablara conmigo. He escuchado parte de las grabaciones, porque no me reconozco en las otras partes ni en esas expresiones Sobre el cambio de tendencia de la testigo, que evidentemente era positiva para él, Jiménez declaró: Esos beneficios son venenosos. Allá él por Faustino, el intermediario entre Ginés y la testigo que concertó la cita con el papel y allá él con su relación con ella El papel no es más que el documento que firmó la presunta víctima renunciando a su primera versión, la incriminatoria. La propia testigo lo ha dejado claro tres veces: no hubo intimidación, violencia ni nada. Es una patraña insistió Ginés. Ginés Jiménez, el 24 de enero, tras la primera vista del juicio La conversación se prolonga una media hora y, en ella, Ginés vuelve y vuelve sobre lo mismo con la mujer que dos años antes le denunciara. También la adoctrina sobre las posibles preguntas de la juez Se llama Mónica, es una tía amable llega a decir el sheriff sobre ella y la fiscal y cómo debe contestarlas: Aunque sean una vez o dos te van a preguntar: Oiga, que este escrito dice ahora que usted a GiISABEL PERMUY ABC ha tenido acceso a la transcripción íntegra de la principal prueba de cargo del juicio en curso contra Ginés Jiménez Buendía, segundo oficial de la Policía Local de Coslada. Se trata de una grabación policial con micrófono oculto en la que una testigo del caso Bloque se reúne con el sheriff después de que éste, presuntamente, solicitara verla para convencerla de que le quitara una denuncia por extorsión. La mujer, una empresaria de un club de alterne de la zona, portaba, de acuerdo con los investigadores, una grabadora como garantía de su seguridad y ratificó los hechos tras un biombo y ya en calidad de testigo protegido el pasado 24 de enero, primer día de juicio por estos hechos. Es más, ante el plenario anunció que 12 días antes de la vista oral un hombre habría entrado en el local en el que ahora trabaja y, mostrándole una pistola, la amenazó: Vengo de parte de Ginés El sospechoso está en prisión provisional por estos hechos. A continuación reproducimos las partes sustanciales de esa grabación, realizada el 25 de noviembre de 2010 en un restaurante de Coslada. Según obra en el sumario, Ginés acude con un escrito redactado por él en el que la mujer se retracta de la denuncia interpuesta contra el que fuera jefe de la Policía Local durante dos décadas. Ella sólo tiene que firmarlo y decir que fue la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de Madrid (Udyco) la que la presionó para que le denunciara. El policía local, al que el fiscal pide cuatro años de prisión por obstrucción a la justicia y que ya estuvo encarcelado de manera preventiva durante meses por estos hechos, explica a la mujer qué es lo que debe decir en el juzgado, cuando vaya a retirar la denuncia: Les dices: Mire, señoría, yo le repito que estaba enfadada, yo no entiendo de esto. La televisión dando caña a Ginés, llegan los de la Policía Judicial, los de la Udyco, y me dicen: oye, que tú tienes que colaborar en esto, que parece ser que los policías locales os daban caña y que os denunciaban A renglón seguido, indica Jiménez a la testigo que añada: Pues me hicieron un escrito. ¿Quiere que le diga la verdad? Ni lo leí, ni lo leí. Colaboraré, vale, pero a mí no me ha hecho nada Ginés ni me ha pedido dinero, ni yo le he dado dinero... Si bastante tenía yo para pagar a fin de mes nés no le ha dado dinero ni nada, ni ha habido denuncia, ni ha ido por allí a su club a hacer actos sexuales ni nada Con toda tu frescura y cara E insiste en otro momento de la conversación: Tú ya tienes que decir: A mí lo que me indicaron, yo ni leí la declaración y que me presionaron Con toda tu frescura y con cara Justo después, le alecciona en caso de que le insistan en que en el juzgado no pudieron presionarla: Ginés no me ha dicho nada. Nada, la he cambiado la declaración porque me ha dado la gana. Mi hermana y mi madre son las que me han dicho: Oye, este lío contigo no va En ese momento, la mujer le pregunta al sheriff ¿Y eso viene en el escrito? Él responde afirmativamente, lo que viene a avalar la tesis policial de que fue Ginés quien le llevó ya el documento de rectificación de la denuncia a la reunión que estaban manteniendo en el restaurante. Cita en un restaurante El sheriff le da un escrito a la mujer con su renuncia a la acusación de extorsión, para que lo firme Sobre otra testigo Si ves a Dolores la de la Caleta y le dices que este berenjenal no es vuestro, te pongo un monumento Jiménez Buendía insiste a la testigo en que detrás de todo hay una conspiración policial contra él: Di que había que darle caña a Ginés por los líos de ellos, porque todo el mundo sabe en Coslada que la Policía Nacional y la Policía Local estaban enfrentadas. Me dijeron en la Udyco que podía sacarme algún beneficio de algo o subvención, y ahora veo que no, que la verdad tiene que ir por delante. Yo no duermo ni estoy tranquila Si te das cuenta apostilla Ginés no decimos perro judío a nadie ni jodemos nada Pero no sólo la toca a ella. Le solicita otro favor: Lo único que te pido es que en el pasillo del juzgado si está Dolores la de la Caleta otra empresaria hostelera y testigo de cargo citada para el mismo día, el lunes siguiente le dices: Mira, Dolores, yo creo que este berenjenal no es nuestro. Esto es guerra de dos Cuerpos de Policía Si me hicieras ese favor, te pongo un monumento. A los míos de la Policía Local les voy a decir que has pegado un giro, que eres oro bendito