Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 23.1.2013 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.456 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 13043 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La comisaría del súper Scotland Yard estudia instalar mesas de atención policial en supermercados y oficinas de Correos para paliar el cierre de 65 comisarías BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES IGNACIO RUIZ- QUINTANO PERIODISMO Los Griñán dieron al periodismo Corta Cabeza una revista de caballos que hablaba de monta corta y monta larga ue dice José Antonio (como el Ausente) Griñán que él luchó por el periodismo libre y que, aun sintiéndose malparado por una portada de ABC, no se arrepiente. El periodismo libre sigue siendo colorín, pingajo y hambre, que dijera Valle- Inclán, y, sobre esa base, ¿quién va a impedir a nadie ejercerlo? Si todo lo que yo quisiera decir, en efecto, fuese lo mismo que dice el señor Griñán, esto es, si yo quisiera decir que puedo decir todo lo que quiero decir, ¿qué duda cabe de que podría decirlo? Allá por el 75, cuando la libertad de Fraga, aquel Espasa del Estado, los Griñán dieron al periodismo Corta Cabeza una revista de caballos que hablaba de monta corta y monta larga, ese concepto que aplicado a los palos de la portería de fútbol ha hecho famoso a un argentino establecido en Salamanca. Y del fraguismo periodístico, del cual dejó dicho Pemán que no hay fórmula más segura para la libertad que ésta de que la promulgue un casi demócrata y la administre un casi fascista pasamos al periodismo constitucional, gracias al cual, hoy, la Academia de Cine Catalán, para evitarse sustos, someterá el guion de la gala de los premios Gaudí a la consejería de Cultura y luego a TV 3. Contra los sustos, censura previa. ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar! -canta Paco Ibáñez, que ha prometido defender a Cataluña hasta después de su muerte aquí tienen un soldado para lo que quieran los catalanes A caballo de dos tiempos históricos, el franquismo y el socialismo, Griñán rechaza la folie circulaire del arrepentimiento, como dicen los nietzscheanos, que alguno queda, aunque sea alimentándose de pringá Nietzsche rechaza el arrepentimiento porque debilita a la voluntad de Poder, haciendo que los fuertes perezcan por desprecio de sí mismos. Griñán no se arrepiente de haber luchado por el periodismo libre porque es nietzscheano y porque, siendo el amo, no va a leer el Granma en Sevilla. Q U n kilo de patatas, pañales, pechugas de pollo... y una denuncia por hurto. Este podría ser el futuro de las relaciones entre ciudadanos y Policía si salen adelante los planes de Scotland Yard para paliar el efecto del anunciado cierre de 65 comisarías en el área metropolitana de Londres. Los recortes de presupuestos impuestos por el Gobierno podrían obligar a instalar mesas de atención policial en supermercados, bibliotecas municipales, centros cívicos y oficinas de Correos. Un escenario sin duda novedoso en la lucha contra el crimen en las ciudades: un sobre, dos sellos al extranjero y un formulario de ataque por perro sin collar, por favor. Según los planes presentados la semana pasada, la Policía metropolitana estudia ya 200 potenciales puntos alternativos de atención a los ciudadanos, y en julio presentarán los primeros resultados de un proyecto piloto con Correos para sacar ciertos trámites policiales del armario de las comisarías. Una iniciativa que no es AP desconocida en el Reino Unido, don- Un policía vigila la sede central de Scotland Yard de los cuerpos locales de Policía instalan a veces mesas de información sobre sus iniciativas de Barrios Se- 99,7 de la población vive a menos de cuparía muchísimo si las víctimas deguros en los Starbucks. Según los pla- tres millas de una de nuestras 11.500 bieran acercarse a una oficina de Cones desvelados, los ciudadanos podrán oficinas Por ahora estamos en las rreos a denunciar un delito ha explirealizar gestiones que hasta ahora re- conversaciones iniciales con Correos cado Javed Khan, de la organización querían pasar por comisaría, como la para poner en marcha un proyecto pi- Apoyo a las Víctimas. entrega de objetos perloto, ponerlo a prueba y Los agentes y empleados de la PoLos detractores expandirlo solo si fun- licía están entrenados específicamendidos, la adquisición de critican que las ciona aclaraba Stephen te para atender denuncias de delitos ciertas licencias o la denuncia de delitos meno- víctimas tengan Greenhalgh, quien deta- de víctimas o del público con sensibires. La Policía justificó lló una reforma organi- lidad y confidencialidad advierte, que ir al esta revolucionaria ini- supermercado a zativa más amplia en dando voz a las dudas que despierta ciativa en un estudio que Scotland Yard, que inclu- el proyecto. Como recuerda Daniel Bear denunciar un indica que el 80 de las ye una reducción del nú- en The Guardian la Policía britádelito visitas ciudadanas a demero de mandos y la eli- nica ha pasado en los últimos treinta pendencias policiales se minación de gran parte años de ser una institución sacrosanrealizan en 71 de las 135 abiertas al pú- de las 107 unidades especializadas para ta a ser una profana rama más de la blico, y que cada noche se registran incrementar el número de agentes en burocracia, y la idea de hacer cola en solo cincuenta denuncias en el Gran las comisarías de distrito. Correos para hablar con un agente no Londres. Sin embargo, estos planes ya han haría más que apuntalar esa percepSegún explican desde el servicio despertado las alarmas en ciertos sec- ción profana en más gente Muchos postal- -cuyas oficinas ofrecen ade- tores. ¿Se acercaría usted al supermer- ciudadanos, resignados, se consuelan más atención bancaria, cambio de di- cado de la esquina a denunciar a su pensando que cosas más raras traerá visas, papelería o fotomatón el vecino por exceso de ruido? Nos preo- la era de la austeridad.