Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 23 DE ENERO DE 2013 abc. es familia FAMILIA 45 Ámbito escolar En el entorno escolar sucede exactamente lo mismo, según García Barrera. El docente suele tender a poner notas más bajas a aquellos estudiantes que suelen rozar el aprobado, y notas más altas a quienes suelen sacar sobresalientes, aunque por determinadas circunstancias no sea así... Y esto influye en el autoconcepto del alumno y lo que se siente capaz de hacer En este sentido, esta profesora de la Udima propone prestar atención a los comentarios que realizamos en casa sobre las notas que obtienen nuestros hijos, sin encasillarles ni esperar determinados resultados. Pero, ojo, esto no quiere decir que no haya que exigirles, sino que hay que procurar escucharles, entenderles y animarles a sacar todo el potencial que llevan dentro Los errores de los padres cuando hacen los deberes con los hijos Agobiarles, resolver los ejercicios, dejar que se distraigan... no les ayuda en su labor M. J. PÉREZ- BARCO tíos, de sus maestros... Y si de bien pequeñito no le consideran capaz de hacer determinada cosa, muy probablemente acabe siendo incapaz de hacerla. Y no porque no tenga capacidad o habilidades suficientes, sino porque su entorno más próximo le está transmitiendo este mensaje, que difícilmente le invitará siquiera a intentarlo ni a probar suerte... añade. Si damos por supuesto que son desobedientes, desordenados, vagos... actuarán de esa forma. Pero también si esperamos lo contrario Sea partidario o no de hacer los deberes en casa, lo cierto es que las tareas escolares fuera del horario lectivo son un pilar fundamental del sistema educativo en España. Muchos defienden que refuerzan los aprendizajes de clase, ayudan a crear hábitos de trabajo, de superación y disciplina y favorecen la concentración y la memoria. Es una labor y una responsabilidad de los hijos, pero los padres también cumplen un papel: El de guiar, orientar y buscar a los alumnos los medios para que resuelvan las tareas asegura José Luis Carbonell, pedagogo y profesor de la Escuela de Familia de la Fundación Proforpa. Los deberes son una responsabilidad asumida por muchas familias. El 80 de los alumnos en Primaria reciben ayuda de sus padres para hacer las tareas escolares, y el 45 de los estudiantes en Secundaria. Casi el 60 de los chicos destinan una hora diaria a esas tareas, y el 38 más de dos horas. Claves para el éxito Hay que evitar las distracciones al hacer las tareas del cole RAFA GUTIÉRREZ Motivar y elogiar En el entorno familiar esta situación sucede demasiado a menudo, pero según Silvia Álava, directora del área infantil del centro Álava Reyes Consultores, tiene fácil solución. Siempre digo que en español tenemos dos verbos, el ser y el estar. Y es común escuchar a un padre regañar al niño que se porta mal diciendo eres malo Pero cuando esto ocurre el niño que se está portando mal no es malo De hecho, la forma ideal de dirigirse a un niño sería, continúa Álava, referirse a la conducta concreta que tiene en ese momento. Que se porte de una determinada manera no significa que sea algo inherente a su personalidad que nunca va a poder cambiar En definitiva, concluye Rosario Linares, psicóloga de El Prado Psicólogos, lo que digamos sobre nuestros hijos puede marcarlos de por vida, así que para que confíen en sí mismos antes tenemos que haberlo hecho nosotros. Sólo sabiendo que son aceptados tal y como son crecerán con una autoestima fuerte y sana Pero los deberes también se convierten a veces en un motivo de tensión y un problema y los padres no saben enconflicto en casa. Para que eso no ocu- señarle una estrategia para ello, es rra, José Luis Carbonell y Carmen Guai- mejor que acuda al cole con los debeta, profesora y vicepresidenta del sin- res sin hacer. Y acompañar una nota dicato de profesores ANPE, identifi- al profesor diciendo que el alumno se can los fallos más habituales que ha esforzado pero no ha conseguido cometen los padres y ofrecen las cla- resolverlo dice Carbonell. ves para realizar con éxito estas tareas: 4. Entender los deberes solo como 1. Hacer los deberes en cualquier lu- nuevos aprendizajes de conocimiengar, en la cocina, mientras se prepa- tos. Los deberes son refuerzos para ra la cena; en el cuarto de estar, mien- el aprendizaje y, sobre todo, una ocatras otros ven la tele... El momento sión para empezar a trabajar de madeberes debe ser importante para la nera autónoma. Los padres pueden familia: en un lugar fijo, silencioso, explicarles las dudas, pero mucho sin distracciones ni televisión, más razonable es ayudarles a bien iluminado... encontrar la respuesta que Al 2. Protestar como adultos buscan: en sus propios li80 de los sobre la cantidad o calibros de texto, en internet... alumnos de dad de los deberes. Hay 5. Convertir los deberes Primaria les que aceptar la realidad. en la regañina de cada día. ayudan los Los deberes son los que El tiempo de hacer debeson y los que tocan. Si sores es un tiempo de paz y padres brepasan a nuestro hijo, detranquilidad. Si el alumno bemos acudir al colegio para tiene dificultades, debe connotificarlo, pero en casa se debe sultar a sus profesores. Es muy perrespetar todo lo posible la decisión judicial crear en casa ansiedad ante del profesor. Estamos preparándoles lo relacionado con la escuela. para la vida, y en la vida habrá mu- 6. Muchos padres se ponen histéricos cho trabajo y esfuerzo afirma la pro- y agobian a los chicos. Hay que confesora Guaita. trolar los nervios y las emociones. Los 3. Hacerles los deberes. Realizar las deberes no son motivo de enfrentatareas escolares de los hijos ni aumen- miento, sino un momento placentero. ta su capacidad de trabajo ni su dis- 7. Dirigir a los niños. Hay que ayudar ciplina, ni les hace aprender nada nue- a los chicos, pero ir dejando poco a vo. Si el alumno no consigue resolver poco que sean autónomos para hacer las tareas. Al terminar Primaria, los padres solo les deben echar una mano puntualmente dice Carbonell. 8. No tomar en serio la necesidad de presencia y apoyo de los padres. Los padres tienen que soltar el smartphone y estar disponibles para los chicos, mirándoles y escuchándoles cuando así lo requieran explica Guaita. 9. Imponer un control absoluto. Si quieren que les tomemos la lección, debemos hacerlo. Si les ponemos nerviosos o ellos nos ponen a nosotros, es mejor confiar en su responsabilidad. Y decirles en voz alta que confiamos en ellos aconseja Guaita. 10. Evitar el diálogo con los profesores. Hablar y colaborar con los docentes y consultarles si hace falta alguna ayuda suplementaria. 11. Permitir que afronten las tareas escolares agotados ya de extraescolares. Las actividades extraescolares son necesarias, pero no pueden absorberles. Es mejor adecuarlas a la personalidad y los intereses del hijo y permitir tardes en las que solo haya que jugar en casa y estudiar. 12. Padres anárquicos. Los deberes son un aprendizaje del trabajo autónomo y la autodisciplina. Para Guaita, les ayudamos si les animamos a establecer un tiempo mínimo y máximo, siempre a la misma hora y en el mismo sitio