Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 23 DE ENERO DE 2013 abc. es internacional INTERNACIONAL 31 Un barco- hospital español atenderá a posibles heridos L. AYLLÓN AFP La imagen de la polémica. La agencia France Presse ha distribuido la fotografía del militar francés en Malí con el rostro cubierto por un pañuelo de una calavera, que ha levantado la polémica. El Estado Mayor francés lo ha calificado de comportamiento inaceptable y contrario al espíritu de la misión en el país africano Jóvenes malíes son reclutados a la fuerza por Al Qaida Primeros bombardeos franceses sobre posiciones yihadistas en la mítica Tombuctú ABC BAMAKO El barco- hospital español Esperanza del Mar se situará frente a las costas de Senegal para atender a los posibles heridos en los combates que se registran en Malí, anunció ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García- Margallo. El barco, que está ya cerca de las costas africanas, añadirá estas tareas a las que realiza habitualmente, puesto que está adscrito al Instituto Social de la Marina y su función principal es asistir a pesqueros y embarcaciones de la Marina Mercante española, con apoyo técnico y logístico, y prestando atención sanitaria a sus tripulantes. Además, el ministro señaló que España reanudará los programas de cooperación al desarrollo con Malí, que había suspendido en marzo del pasado año, tras el golpe de Estado. Precisó que se hará cuando la UE decida que la hoja de ruta diseñada por el Gobierno de Bamako marca con claridad un camino hacia la institucionalización Del infierno de la sharía (ley islámica) al infierno de la guerra. Los habitantes del norte de Malí que escapan del conflicto armado hacia países vecinos alertan de reclutamientos forzosos por parte de los grupos yihadistas, y del miedo a que los militares regulares, en su inmensa mayoría de raza negra, hagan pagar los platos rotos de la guerra a los ciudadanos de piel clara, esencialmente tuaregs y árabes. En una operación que dura ya doce días, la aviación francesa bombardeó ayer el cuartel de Al Qaida en Tombuctú, el antiguo palacio de Gadafi. Se trata de una ciudad mítica en la historia de África y del islam. Los yihadistas han destruido en los últimos meses buena parte de sus monumentos, que son Patrimonio de la Humanidad. Así las cosas, las tropas francesas y el Ejército malí controlan ya las ciudades de Diabali y Douentza, dos de las últimas posiciones antes ganadas por los yihadistas en su intento de llegar a la capital Bamako. Ante el avance francés, los miembros del Movimiento para la Unidad de la Yihad en África del Oeste (Muyao) uno de los grupos terroristas que controlan Tombuctú y el norte del país, se mezclan entre la población para evitar los ataques Lo cuenta a la agencia France Presse Iyad Ag Hadega, de 40 años, refugiado en el campo de Goudebou, en Burkina Faso. Reclutan a los jóvenes denuncia. Otro habitante, Ansarahoui Ag Albacher, está feliz de haber podido sacar a sus hijos y un sobrino del enrolamiento forzoso al que tratan de someterlos los rebeldes. piel más clara, en su inmensa mayoría tuaregs y árabes, como principales soportes de esas bandas y saben que el Ejército, integrado en su mayoría por militares de raza negra, cometerá abusos en su contraataque. Amparados por el Ejército, cada cual va a hacer justicia (por su cuenta) durante la liberación del territorio que ahora controlan los yihadistas, piensa Ismael Ag Cherif, que llegó junto a su familia al campo de refugiados. La llegada de tropas francesas el 11 de enero precipitó la misión militar internacional, que no estaba prevista hasta otoño, pero que se adelantó ante el avance de los yihadistas hacia la capital en su intento de imponer la sharía en todo el país. Hemos vivido bajo el infierno de la sharía que nos imponen los islamistas cuenta en Burkina a AFP Ismael Ag Cherif, que se expresa en tamachek, la lengua de los tuaregs. La amenaza ahora son también los bombardeos del Ejército francés añade. Es el segundo infierno Violencia étnica La organización humanitaria Intermón Oxfam, en un informe publicado ayer, afirma que los refugiados hacen frente a numerosas amenazas, incluida violencia sexual, trabajo forzoso y reclutamiento forzoso por parte de los grupos armados que actúan en el norte de Malí Pero el miedo de estos ciudadanos no se centra solo en los grupos armados. Muchos señalan a los malíes de Refugiados en el extranjero La guerra obliga a la población a seguir huyendo a campos de refugiados en países vecinos