Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 23 DE ENERO DE 2013 abc. es internacional ABC Cameron busca atenuar los lazos del Reino Unido con la UE El premier británico pronuncia hoy su esperado discurso sobre la Unión BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES salida del euroescepticismo tory en sus distintas acepciones, que sintetizaba en realidad el profundo compromiso de Thatcher con una Europa en la que actuó como fuerza motora de la implantación del Mercado Único. Hubo un tiempo en que el partido más dividido por la pertenencia a Europa eran los laboristas. Era un tiempo en que el euroescepticismo en Reino Unido tenía sobre todo carné socialdemócrata. Y en el que un primer ministro laborista, Harold Wilson, ganó unas elecciones era 1974 prometiendo repatriar poderes de las viejas Comunidades Europeas, en las que habían in- gresado en 1973, y someter los nuevos términos del arreglo a un referéndum. La misma promesa que se prevé que el actual premier conservador, David Cameron, esboce hoy en un discurso maldito anunciado después del verano pasado, que iba a pronunciar el viernes en Ámsterdam, tras numerosos retrasos, y que tuvo que posponer hasta este miércoles por la crisis en Argelia. El 5 de junio de 1975, el 67 de los británicos votó a favor de permanecer dentro (con un 65 de participación) La postura oficial del Gobierno fue el sí a Europa, aunque varios ministros del ala izquierda hicieron campaña por la salida de la entonces Comunidad Económica Europea (CEE) La semana pasada, Cameron que dará su discurso en Londres no quiso desmentir una información según la cual habría autorizado a sus ministros euroescépticos a hacer campaña por la salida de la UE en un hipotético referéndum. En la victoria del sí desempeñó un papel fundamental el apoyo la nueva líder conservadora, Margaret Thatcher, que defendió las ventajas de permanecer en la CEE. Cuántos paralelismos, y cómo cambian las tornas. Jarros de agua fría Desde entonces, y en esto tienen razón los euroescépticos, Londres ha sido el encargado de lanzar los jarros de agua fría a los más integracionistas en el continente. La propia Thatcher era consciente del alto voltaje político de sus opiniones sobre Europa, y empezó así su discurso de Brujas: Si se han creído algunas de las cosas que se han dicho y escrito sobre mis opiniones sobre Europa, deben sentirse como si hubieran invitado a Genghis Khan a hablar sobre las virtudes de la coexistencia pacífica Pero su vocación europea quedaba clara: Gran Bretaña no sueña con una cómoda y aislada existencia en los aledaños de la Comunidad Europea, nuestro destino está en Europa, como parte de la Comunidad Curiosa tradición británica En estos meses de preparación de su esperado discurso, en el que se espera que aclare su titubeante posición ante la UE, David Cameron habrá leído varias veces el discurso que pronunció la Dama de Hierro en el Colegio de Brujas, uno de los bastiones intelectuales del europeísmo, en 1988. Un texto considerado erróneamente en la actualidad como el punto de Tres líderes, tres discursos WINSTON CHURCHILL ZÚRICH 19- 09- 1946. POR UNOS EE. UU. DE EUROPA Con el recuerdo aún muy reciente de la Segunda Guerra Mundial, Churchill se presentó como uno de los más fervientes europeístas, partidario de crear unos Estados Unidos de Europa: El remedio es recrear la Familia Europea... Debemos construir una especie de Estados Unidos de Europa Para lo que se declaró también partidario de una alianza franco- alemana: Voy a decir algo que les sorprenderá. El primer paso en la reconstrucción de una Familia Europea debe ser una alianza entre Francia y Alemania MARGARET THATCHER BRUJAS 20- 09- 1988. NO A LA EUROPA FEDERAL Thatcher puso la primera piedra del euroescepticismo, pero desde la aceptación de una Europa fuerte: Europa será más fuerte porque tiene a Francia como Francia, a España como España, a Gran Bretaña como Gran Bretaña, cada uno con sus costumbres, tradiciones e identidades. Sería una locura intentar meterlas todas en una especie de molde de personalidad europea. Algunos de los padres fundadores pensaron que los Estados Unidos de América serían su modelo. Pero la historia de América es diferente a la europea TONY BLAIR VARSOVIA 30- 05- 2003. NO AL EUROESCEPTICISMO El ex primer ministro laborista lanzó una fuerte andanada contra el euroescepticismo británico: Mi creencia apasionada en Europa no nace de una disminución de mi creencia en Gran Bretaña. Al contrario, creo en Europa porque creo que la alianza estratégica europea es una parte crucial del interés nacional británico. El antieuropeísmo no es patriotismo británico. Es un espejismo pasado de moda Aunque Blair siempre se mantuvo fiel al modelo de una Europa forjada como una unión de naciones- estado.