Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La corrupción política Comparecencias en el Congreso MIÉRCOLES, 23 DE ENERO DE 2013 abc. es españa ABC Los argumentos de Hacienda Otras regularizaciones Se han producido otros procesos en los países de nuestro entorno: tres en Italia; dos en Bélgica; dos en Alemania; una en Reino Unido; dos en Portugal; y una en Grecia, Irlanda y EE. UU. En España ha habido tres, aparte de la del año pasado, la última en 1991, con Rubalcaba formando parte del Gobierno socialista. Ingresos fiscales El proceso proporcionó unos ingresos de 1.200 millones a las arcas públicas, lo que ha permitido aflorar más de 12.000 millones. En un momento de especial dificultad, la regularización ha ayudado el Ejecutivo a cumplir sus objetivos de ingresos. Celia Villalobos, Jesús Posada y Javier Barrero, ayer durante la Diputación Permanente del Congreso EFE Montoro defenderá que Bárcenas no se puede acoger a la amnistía fiscal Rajoy se someterá a las preguntas de los grupos el próximo miércoles A. I. SÁNCHEZ Y. GÓMEZ MADRID Inspección iniciada La norma establece que ninguna persona o sociedad puede favorecerse de presentar la declaración si tenía previamente iniciado un procedimiento de inspección por vía administrativa o judicial, como es el caso de Bárcenas. Además solo pueden declararse rentas ocultas que provengan de actividades lícitas. En La Moncloa preocupa seriamente el daño que el caso Bárcenas pueda asestar a la imagen del Gobierno. Y no porque los supuestos pagos en dinero negro a altos cargos populares puedan ser ciertos sino porque aún siendo falsos, insisten fuentes de Presidencia, parte de la ciudadanía creerá que ocurrieron de verdad. La estrategia elegida para minorar los daños no es otra que aumentar la transparencia y ofrecer las mayores explicaciones cuanto antes y bajo esta premisa el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, se someterá el próximo miércoles a las preguntas de los portavoces parlamentarios. Contestará durante una sesión de control al Gobierno que fue convocada ayer ad hoc por la Junta de Portavoces, ya que hasta el próximo 6 de febrero Rajoy no tenía que dar cuenta de los asuntos del Ejecutivo en la Cámara Baja. El jefe del Ejecutivo, sin embargo, ha decidido no comparecer en Pleno extraordinario como reclamó ayer la oposición durante la reunión de la Diputación Permanente. Y será el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien durante una comparecencia a petición propia, expondrá los argumentos que, a su juicio, hacen imposible que Luis Bárcenas se pueda beneficiar del proceso de amnistía fiscal. Montoro recordará, según ha podi- do saber ABC, que la ley que regula la Declaración tributaria especial especifica que ninguna persona física o jurídica puede favorecerse del proceso si previsamente tenía iniciado un procedimiento de inspección por vía administrativa o fiscal. Apuntará, además, que solo pueden declararse rentas ocultas que provengan de actividades lícitas. Y por tanto, el hecho de regularizar no exime de las responsabilidades que tenga el contribuyente en caso de una procedencia ilícita de estos bienes. Por último el ministro apuntará que, a diferencia de las amnistías aprobadas con gobiernos socialistas, la última en 1991, con Rubalcaba sentado en el Consejo de Ministros, la regularización no es opaca. Los titulares de los bienes regularizados tenían que identificarse y los inspectores pueden conocer quién se ha acogido al proceso y acceder a la declaración. La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, calificó la amnistía fiscal como el relato de un escándalo mientras el coordinador de IU, Cayo Lara, consideró una pantomima la auditoría abierta en Génova pero el portavoz adjunto del PP, Rafael Hernando, defendió que tanto los sobres con dinero negro como la supuesta adhesión de Luis Bárcenas a la amnistía fiscal son solo calumnias infames y miserables Transparencia A diferencia de otros procesos, se ha identificado a los titulares de los bienes declarados y los inspectores pueden acceder a la información. CHISPAS CURRI VALENZUELA MISMA MANGUERA Ley de Mercado Único: misma ranura, mismo etiquetado, mismas exigencias para toda España U na máquina tragaperras no es la misma máquina tragaperras en Sevilla que en Madrid. Aparentemente sí, pero luego uno se fija en los detalles y descubre lo de las ranuras: según las normativas de las comunidades autónomas, en unos lugares de España las monedas se introducen en vertical, en horizontal o en oblicuo. Un problema que los fabricantes de tragaperras comparten con los de otros muchos productos. Hasta para las mangueras de las gasolineras existen una docena de diferencias en una docena de comunidades me cuenta el topillo. Misma manguera, misma ranura, mismo etiquetado, mismas exigencias para montar un negocio, mismas facilidades para que los fabricantes vendan el mismo producto en toda España. De eso va la Ley de Mercado Único que el Gobierno va a aprobar el próximo viernes después, eso sí, de un retraso de varios meses sobre el calendario previsto porque explica el topillo es una ley muy compleja técnica y constitucionalmente en cuya elaboración han intervenido los ministerios de Economía, Hacienda y Justicia, aparte de la Oficina Económica del Gobierno y abogados del Estado de varios departamentos. Y aparte de eso re- cuerda el topillo el Gobierno se ha empeñado en despejar con muchas explicaciones las reticencias de los nacionalistas, a quienes lo del mercado único les suena a intervencionismo puro y duro del Estado central La Ley tiene madre la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que la considera una de las reformas de más calado político del Gobierno de Rajoy y padre el secretario de Estado de Comercio Exterior, Jaime García Legaz, que ha trabajado un año hasta sacarla adelante. Aunque parezca lo contrario, no supone reforzar el papel del Estado, sino el de las Comunidades Autónomas. ¿Pero quién va a decidir como se hacen las mangueras? pregunto al topillo. Fácil me responde- El fabricante de las mangueras, con el permiso de su comunidad autónoma. Y ese permiso valdrá para el resto de España