Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 23 DE ENERO DE 2013 abc. es españa ESPAÑA 21 Consecuencias de la deriva secesionista La corrupción política entrega, pagar nóminas o los convenios con las entidades sociales. En este contexto, si la dependencia de los fondos estatales fue absoluta en 2012, en 2013 aún lo va a ser más, y ayer MasColell señalaba precisamente que tratará de acomodar a través del Fondo terpreta como un sabotaje y un inten- de Liquidez Autonómico las 8 décito de postrarla financieramente. Tan- mas de desviación del déficit del año to Mas- Colell como Mas insistieron en 2012. reclamar una distribución raPor otra parte, la posibilidad de zonable del techo de déficit que el Gobierno amplíe las para las comunidades autómedidas de supervisión que nomas. ya supone haberse acogido Frente a los incumplial Fondo de Liquidez, y que mientos del Gobierno oporcontempla la ley de Estabitunamente aireados ayer por lidad Presupuestaria, no se la Generalitat, la ayuda que contempla en Cataluña. MAS- COLELL esta comunidad recibe en Para la Generalitat, el anunforma de créditos del FLA ciado incumplimiento del apenas se mencionó. Sólo en 2012 los Estado de su propio objetivo de déficréditos fluyeron en más de 5.300 mi- cit (del 6,3 para 2012) invalida políllones, lo que ha permitido, entrega a ticamente esta opción. La Generalitat desvía el déficit en casi un punto y culpa al Gobierno Cataluña rebasó en ocho décimas, hasta el 2,3 del PIB, el techo de gasto para 2012 À. GUBERN, M. J. CAÑIZARES BARCELONA La tesis no es nueva. Para el ejecutivo de Artur Mas, el Gobierno centrifuga a las regiones su propio déficit, a la vez que desmonta sus intentos por conseguir más ingresos, como el recurso de inconstitucionalidad que ha tumbado el euro por receta, algo que la administración autonómica in- Se daba por descontado que Cataluña no alcanzaría el objetivo de déficit para 2012. Unas décimas se especulaba hace unas semanas. Finalmente la desviación será de casi un punto, ocho décimas en concreto: del 1,5 del PIB a que obligan los objetivos de estabilidad presupuestaria para las comunidades autónomas, al 2,3 que la Generalitat comunicó ayer. La precipitada venta de patrimonio, los recortes en bienestar social, la reducción de salarios a los funcionarios o las nuevas tasas e impuestos no han sido suficientes, lo que plantea dudas sobre la capacidad del gobierno de Artur Mas de alcanzar en 2013 el objetivo del 0,7 Con un calendario de vencimiento de deuda para 2013 de pesadilla (7.580 millones en total) y la perspectiva de un nuevo ajuste que se define como desproporcionado (4.000 millones) únicamente los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o una hipotética redistribución de los límites de déficit entre las administraciones, permitirán a Cataluña transitar hacia la consolidación fiscal. Ahora mismo, y aun sin renunciar de partida a conseguir el 0,7 en 2013, la Generalitat ya avanza que si el Gobierno no suaviza en favor de las comunidades el techo de gasto, el cumplimiento de dicho objetivo se antoja inalcanzable. Pese a ello, y en una comparecencia junto a los consejeros de Gobernación y de Economía, Mas se vanalogrió de ser servidor de la austeridad recordando que su gobierno ha pasado de un déficit del 4,22 en 2010 a uno del 2,3 en 2012. Quiebra financiera El ahogo financiero que sufre la administración autonómica justifica para Mas la transición nacional Culpable, el Gobierno Para la Generalitat hay un culpable: el Gobierno de España, que desde una gran deslealtad en palabras del propio Mas, ahoga financieramente a Cataluña, lo que, en un giro político enquistado en esta comunidad desde hace años, justifica el camino a favor del derecho a decidir que hoy precisamente comienza a andarse en el Parlamento catalán. Si el Gobierno actuase con corrección, y a pesar de la recesión y el déficit monstruoso, en 2012 la Generalitat hubiese cumplido con el déficit, sostuvo Mas. El consejero Mas- Colell desgranó los incumplimientos del Estado (menor repercusión de las medidas de ahorro en salud y educación, menos transferencias, aumento del IVA) lo que según él aumentó en 0,51 puntos el déficit.