Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 SOCIEDAD MIÉRCOLES, 9 DE ENERO DE 2013 abc. es sociedad ABC Los padres costean la calefacción y el papel higiénico en colegios andaluces Los progenitores pagan de su bolsillo necesidades básicas y 8.000 alumnos asisten a clase en aulas prefabricadas MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA Graves carencias Menos profesores El curso ha comenzado en Andalucía con menos profesores que nunca. En toda Andalucía había 5.000 maestros menos. trás quedaron los tiempos de bonanza en los que la Junta de Andalucía presumía de colegios 2.0 y regalaba un ordenador portátil a cada niño de 5 de Primaria e instalaba pizarras digitales. En el año de los ajustes, los recortes se han cebado con la enseñanza pública en Andalucía y en el primer día tras las vacaciones de Navidad, los escolares se han encontrado con una situación en la que los centros cada vez disponen de menos dinero. Y ello está provocando grandes carencias: desde la falta de profesores, cada vez menos, a carencias tan básicas como el aire acondicionado o el papel higiénico. Ayer, coincidiendo con el regreso a las aulas, volvieron a ponerse de manifiesto esos recortes que están obligando a los padres a pagar para que la enseñanza se pueda dar en condiciones de calidad. Por ello, y ante la falta de fondos para hacer frente a necesidades básicas, son las asociaciones de padres las que han tomado la iniciativa y han comenzado a buscar fórmulas para sacar dinero y poder financiarse. De hecho, algunas recurrieron durante las pasadas navidades a hacer sorteos de cestas o ventas de CD con canciones del colegio, calendarios de los niños y otras iniciativas para recaudar fondos con los que poder hacer frente a los pagos. Con ese dinero han tenido que pagar instalaciones de aire acondicionado (ahora más necesario dadas las bajas temperaturas del mes de enero) o la reposición de material escolar necesario para las clases, como libros o juguetes. Las carencias financiadas por los padres son múltiples, desde pizarras digitales, otrora orgullo de la Consejería de Educaciónal papel higiénico que utilizan sus hijos cuando están en el colegio. Pero esa no es la única carencia, ya que la falta de maestros también se ha hecho sentir al inicio del año. Sólo en Sevilla se inició el curso el pasado septiembre con 1.500 docentes menos frente los 11.737 estudiantes más que empezaban el colegio con respecto al curso anterior. Y los sindicatos tienen calculado que, durante el primer trimestre, entre 400 y 500 profesores sevillanos dejaron de ser llamados para realizar sustituciones, por lo que se A está trabajando bajo mínimos. Pero ese no es el único recorte: cada año hay más caracolas en Andalucía. Así, unos 8.000 alumnos de la comunidad autónoma dan clases en estas aulas prefabricadas que han aumentado con respecto a ejercicios anteriores. Según datos publicados por ABC, este curso hay en Andalucía 373 aulas prefabricadas (doce más que el curso anterior) y en ellas se ven obligados a dar clase aproximadamente unos 8.000 niños en toda la comunidad autónoma. El 70 por ciento de estas caracolas están vinculadas a la construcción o re- Sin aire acondicionado Los colegios no tienen para sufragar el aire acondicionado pese a las bajas temperaturas. Aulas en casetas de obras El curso comenzó con 8.000 niños en toda Andalucía en aulas prefabricadas. Ni papel higiénico Los padres han tenido que pagar el papel higiénico en muchos colegios sevillanos. forma de infraestructuras educativas. Sin embargo, ayer la Junta de Andalucía enviaba un comunicado en el que desmentía que se estén produciendo recortes en los colegios. Según decía, el presupuesto para funcionamiento de los centros asciende a 21,8 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a los 21,7 de un año antes. No hay una situación distinta respecto a cursos anteriores decía el comunicado emitido por la Consejería de Educación que dirige Mar Moreno. El único recorte que Educación reconocía es el que ha provocado la supresión de la bonificación de una de las dos actividades extraescolares que subvencionaba. La Junta echaba balones fuera asegurando que el gasto de conservación, mantenimiento, limpieza y calefacción de los colegios de Primaria es competencia de los ayuntamientos. Trabajadoras de un comedor escolar, durante la huelga que impide a los alumnos contar con este servicio HUELGA DE LOS TRABAJADORES DESPUÉS DE TRES MESES SIN COBRAR Miles de escolares de Cádiz, sin comedor por los impagos MERCEDES MORALES CÁDIZ Carteles en las puertas o llamadas telefónicas. Los directores de los colegios cuyos comedores sirve la firma Brassica hicieron ayer por la mañana todo lo posible para avisar a los padres de que durante toda esta semana no se prestará el servicio de comedor. La huelga de los trabajadores de almacén y de los transportistas impidió ayer que la comida llegara a los centros. A esto se suma que el próximo viernes se unirán a la huelga las monitoras del mismo servicio, con un calendario que alternará días en varias semanas. La plantilla realiza estos paros para reivindicar su salario, ya que en el mejor de los casos suman tres meses de impagos (octubre, noviembre y diciembre) En toda la provincia serán 2.090 niños afectados. Brassica Group es la firma conce- sionaria del servicio de comedor en 55 colegios gaditanos. Este grupo empresarial es el responsable de dicho servicio en 122 colegios de toda Andalucía repartidos, además de en Cádiz, en Granada, Sevilla y Huelva. El conflicto laboral es complejo porque la Junta, la responsable última del servicio, asegura que está al día de los pagos y así lo confirman los propios trabajadores que no cobran. Pero el caso toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que el propietario de la firma Brassica Group es un viejo conocido en Cádiz. Se trata de Manuel García Gallardo, quien fue gerente de Quality Food, empresa de ali-