Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES MIÉRCOLES, 9 DE ENERO DE 2013 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Bono y el despilfarro manchego El PP ha pedido a los socialistas que le sugieran a José Bono, militante del partido, que renuncie a la jubilación a todo tren de la que disfruta a costa de los castellano- manchegos. Es más que probable que los 160.000 euros que cuestan al año el despacho, las dos secretarias, el chófer y el coche oficial de Bono estarían mejor empleados en asuntos más útiles para unos ciudadanos que asisten atónitos a una forma de vida basada en el dinero del contribuyente. Sí, aún hay demasiados sitios de donde recortar. JOSÉ MARÍA CARRASCAL El currículum mártir- piquetero Partidos de izquierda y colectivos de personas más o menos indignadas están haciendo una campaña para que se deje en libertad a Alfonso Fernández, alias Alfon detenido en los disturbios generados en la huelga general del 14- N cuando hacía de piquetero violento. El currículum delincuencial del sujeto incluye antecedes por robo con violencia, agresión sexual, peleas callejeras, delitos contra la salud pública... No parece que el tal Alfon sea un paladín de los derechos de los trabajadores y de la democracia. ¿QUIÉN PROVOCA A QUIÉN? A los nacionalistas no les caerá la breva de que el Ejército español haga el menor movimiento contra su independentismo de salón ARAY cómo se han tomado los nacionalistas la frase del ministro de Defensa el Ejército no atenderá absurdas provocaciones Dan ganas de recordarles el viejo dicho español el que se pica, ajos come Y es que, en efecto, se dan por aludidos. Nada agradaría más a los nacionalistas que el Ejército español se movilizase contra ellos. Vamos, es que tirarían cohetes. Ya podrían presentarse en Bruselas, en La Haya, en Estrasburgo, en Nueva York, como el pueblo oprimido que pretenden ser. Ya podrían respaldar sus demandas de autodeterminación con algo concreto. Ya podrían escapar del buen lío en el que ellos solos se han metido. Porque la realidad es, primero, que el País Vasco y Cataluña no son colonias de España. Son autonomías dentro del Estado español, con sus gobiernos e instituciones propias, provistas de más poderes que muchos estados federales. Segundo, del expolio del que dicen están siendo sometidas, el mejor ejemplo es Euskadi, que cobra sus tributos y entrega al Estado español lo que le da la gana, ya que suele hacer las cuentas del Gran Capitán. Precisamente Cataluña pretende hacer lo mismo. Tercero, sobre la opresión que sufren sus ciudadanos por parte del Estado español, basta recordar que mientras en el resto de las comunidades los casos de corrupción se persiguen y airean, en esas dos desaparecen como por ensalmo de los tribunales, pese a ser algunos de ellos especialmente graves, sin que ninguna de las personalidades de ambos territorios haya dado con sus huesos en la cárcel. La única opresión que existe allí es la que ejerce la clase política sobre la judicatura. Ante lo que es lícito preguntarse si el último brote independentista no tiene como origen y propósito evitar que, al fin, la justicia española actúe en los casos de corrupción que han surgido en ambas comunidades, sea por las extorsiones de ETA, sea por el cobro de porcentajes de contratos públicos a empresas. De todo ello podría liberarles un amago de intento de indicio de movimiento del Ejército español contra ellos. Pero no les caerá esa breva. El Ejército español, que se pasó el siglo XIX y buena parte del XX asentado en el poder para mantener unido el país y conservar el orden a costa de las libertades, es el estamento de la sociedad española que ha hecho más a fondo la transición a la democracia. Después de la algarada de Tejero, se ha metido en sus cuarteles o en misiones humanitarias en el exterior, demostrando con su disciplina, discreción, respeto a la autoridad civil y sacrificio que no está para dar órdenes, sino para obedecerlas. Así que los nacionalistas tendrán que buscarse otra coartada para justificar ante sus seguidores por qué no se cumplen todas esas fábulas independentistas que les están contando en busca de su exclusivo beneficio. ¡C José Bono EFE CARTAS AL DIRECTOR Cataluña independiente Es necesario hacerle saber al líder nacionalista catalán la pérdida de riqueza y bienestar que conllevaría la separación de esa gran y rica región catalana de España. El edenismo del que impregna Mas el libertador sus verborreas no es sino demagogia barata y embustes que encubren la corrupción y fuga de capitales de ciertas sagas de gobernantes catalanes. Ahora, y no más tarde, hay que abrirles los ojos a los incautos ciudadanos, que vean la realidad y no caigan en un pozo sin fondo. Para su demostración basta un botón de muestra: dejemos el resto de españoles de comprar todo producto manufacturado en Cataluña durante este año 2013 y por los resultados se tendrán que dar cuenta, incluso los más ciegos, de la ruina que les traería el independentismo. Es la prueba del nueve, pero ya, no a tiempo pasado, cuando no haya remedio; es a modo de aviso, de prevención y no de castigo al empresario catalán, para que no caigan en el engaño, falsa felicidad, riqueza, idílico edenismo y estado de bienestar y progreso que les promete el libertador LUIS ARANDA DE CARRANZA ALGECIRAS (CÁDIZ) Inversiones en Cataluña Con el último tramo inaugurado del AVE, Cataluña se convierte en una comunidad autónoma que tiene todas sus capitales conectadas por la línea de alta velocidad. Prácticamente ninguna región, ya no de España, sino de toda Europa, puede presumir de algo parecido. Por eso, está fuera de lugar el cansino discurso victimista de Mas sobre las inversiones del Estado en el acto de inauguración. Sin entretenerse en números, hay una realidad indiscutible: en Cataluña todas las grandes infraestructuras y vías, por tierra, mar y aire, las paga el Estado, es decir, todos los españoles: el puerto de Barcelona, el aeropuerto de El Prat, las grandes carreteras y líneas férreas y, por supuesto, la línea de alta velocidad. Otras administraciones, como la del señor Mas, dedican sus energías a quejarse mucho, pero a invertir muy poco. FRANCISCO GOMBAU GERONA Leo Messi Leo Messi se ha convertido, con el 41 por ciento de los votos, y quedando por delante de Cristiano Ronaldo y de Andrés Iniesta, en el primer futbolista que logra cuatro balones de Oro, y además de forma consecutiva. Detrás quedan ya los tres galardones obtenidos por Cruyff, Van Basten y Platini. Este nuevo premio constata la incidencia de la Pulga en el fútbol contemporáneo; tanta, que ni tan siquiera le hace falta ganar grandes títulos para seguir ocupando el trono. No ha sido mi mejor año llegó a confesar, pero aun así le resulta más que suficiente con ser el monopolizador del ataque del Barcelona y conseguir más goles que nadie. Los cincuenta tantos en el último campeonato de Liga o los 91 con los que finalizó el pasado ejercicio le sirvieron además para batir récords de otro tiempo. Y todo apunta a que su reinado no tendrá fin en mucho tiempo, porque el argentino continúa zigzagueando como nadie, esprintando con la pelota cosida a la bota y colocándola allí donde se le antoja. Hoy Messi continúa haciendo suyo el fútbol. DAVID PÉREZ MADRID Lo notoriamente inadmisible Según los datos de Eurostat, el paro ha llegado en España al 26,6 por ciento de la población activa, es decir, más de seis millones de desempleados. Es una cifra realmente imposible de soportar, no ya desde el punto de vista moral o ético, sino, sobre todo, desde una perspectiva económica. Pero si resultan inadmisibles los datos reales del desempleo, más repulsivo es que, ante tal situación de pandemia nacional, nos podamos permitir el lujo de mantener discursos etéreos sobre los privilegios de las comunidades autónomas, que, en cuentas redondas, son las que