Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID DOMINGO, 6 DE ENERO DE 2013 abc. es madrid ABC Esta Navidad se han multiplicado los loteros de dudosa legalidad, los manteros, animadores y espontáneos que tratan de ganar dinero en zonas de compras del centro Los buscavidas se duplican y perjudican al comercio TATIANA G. RIVAS MADRID Decenas de manteros se despliegan por toda la zona centro JOSÉ RAMÓN LADRA ntre el bullicio de la Puerta del Sol se escucha el grito ensordecedor de una mujer: Llevo El Niño, señora. ¡De La Manolita! Y, como ella, diez, veinte, treinta y hasta cuarenta puestos ambulantes de loteros en la plaza. Paralelamente, una decena de subsaharianos despliegan sus mantas con bolsos, sudaderas, colonias, ropa interior, música y películas: 7 euros la cartera advierte uno de ellos con ansia cuando el viandante baja la mirada hacia su mercancía ilegal. Y, entre la multitud, numerosos hombres- anuncio con chaleco amarillo invitan a vender oro en el local donde les pagan una media de 1.000 euros por atraer clientes durante 10 horas de jornada: Mi tienda es al mejor precio asegura un suramericano. Justo a su derecha, en la fuente central de la emblemática plaza madrileña, tres muñecos que imitan a Mickey, amén del monstruo de las galletas, Minnie, Winnie the Pooh, Garfield y Bob Esponja saludan e insisten para que se les otorgue un donativo por aparecer junto al transeúnte en una foto. Enfrente, junto a un establecimiento de juego, un indigente suplica con un cartón una limosna: Estoy enfermo. No tengo trabajo. Una ayuda a pocos metros, un pedigüeño tullido; cerca, otro con mascotas; otro más que quiere volver a su país; otro que extiende un vaso; otro, y otro, Y, entre medias, varios chinos aprovechan las gotas de lluvia para ofrecer palaguas por tres euros y objetos inservibles luminosos. Con la Navidad este es el ambiente que tenemos: gente que no compra, pero muchas más personas buscándose la vida en la plaza y alrededores; más que nunca manifiesta Alberto, uno de los vendedores de prensa. Son esos protagonistas que menciona los que corroboran esta multiplicación de competencia. Si el año pasado vendía 20 boletos, este vendo cinco. Esto está inundado de loteros. Es más difícil. Pero, claro, todos tenemos derecho explica una de las mujeres sentada junto a sus décimos. Estos refiriéndose a los vendedores ambulantes con una licencia que tienen, se traen a toda la familia y montan todos los puestos que quieren manifiesta otro empresario de Sol que prefiere no dar su nombre al estar ro- E Esta Navidad, los animadores perciben más competencia deado de su competencia La dueña de una de las administraciones de lotería emplazada en la Puerta del Sol, que también pide que no se mencione su puesto, confirma este hecho. Su control atañe a la Policía Municipal. Si no hace bien su trabajo... La mentira de los loteros Esta mujer apunta que esos loteros merman sus ventas de boletos un 10 Además, añade, todos dicen que sus décimos son de Doña Manolita y es mentira. Compran en administraciones de barrio, donde les dejan la deuda. Cuando termina la época suelen