Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO, 6 DE ENERO DE 2013 abc. es españa ABC Turistas japoneses junto al Palacio Real, en la madrileña plaza de Oriente CHEMA BARROSO 335.000 fue el número de turistas japoneses que visitaron España en 2011 lincuencia que minaba la imagen y el número de turistas. En la actualidad, los tironeros usan cuchillas para actuar con eficacia y rapidez, según fuentes policiales, pero el número de delitos ha descendido significativamente. Los pasaportes se envían por paquetería a China. Y allí los falsifican. Ni siquiera se molestan en cambiar la foto. Unas veces son para cometer delitos y las más para traer ciudadanos chinos de forma ilegal a trabajar en nuestro país explican un agente de Extranjería y Documentación. Con una tarjeta de residencia y ese pasaporte falsificado envían a nuestro país a decenas de inmigrantes, y el mismo documento se utiliza hasta siete veces para distintas personas. Cuando ya está quemado porque tiene sello de entrada pero no de salida, se denuncia por robo o pérdida y consiguen otro limpio El Gobierno prepara una campaña para romper en Japón la falsa percepción de inseguridad en España El sueño de atrapar al turista japonés CRUZ MORCILLO MADRID a imagen de España en el exterior ha mejorado en todas partes, con una excepción: Japón Con esas palabras, en las que se traslucía la inquietud, respondía el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, al senador Iñaki Anasagasti el pasado 18 de diciembre durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta. El año que viene celebraremos un año especial EspañaJapón para que, cuando me vuelva usted a preguntar sobre cuernos, sobre toros, sobre banderas o sobre no sé qué, yo le pueda decir que ha mejorado en todas partes, incluso en Japón La importancia de la imagen se traduce en términos económicos, en términos de ingresos turísticos, en un mercado de calidad, principalmente cultural y con un elevado nivel de gasto por persona: cada japonés que viaja a nuestro país con paquete turísti- L co desembolsa entre 2.000 y 2.800 euros, según Hosteltur noticias de turismo. En 2011 se batió un récord. Las pernoctaciones de turistas japoneses superaron el millón, un aumento del 4,2 por ciento y el número de viajeros rondó los 335.000. Los datos de 2012 apuntan a esa recuperación tras el tsunami sufrido, que se dejó sentir en todos los viajes al extranjero. La confianza nipona Pero más allá de esos condicionantes, el Gobierno español tiene en mente la mala imagen que aún existe en el país nipón respecto al nuestro. Una de las razones es la supuesta inseguridad de ciudades como Madrid y Barcelona en las que el viajero se siente a merced de tironeros de toda calaña. En Japón no existe apenas inseguridad, de ahí que nuestra mentalidad sea muy confiada explica a ABC una guía japonesa afincada en Madrid hace dos décadas. Insistimos a nuestros clientes en que sean cautos, pero no es fácil afirma. Quienes viven del delito hace años que vieron en esa confianza su oportunidad de negocio Y arrasan. Zonas como el entorno del Museo del Prado, Sol, Gran Vía son el paraíso de los hurtos a japoneses. No es solo que luzcan cámaras de miles de euros o que lleven todo su dinero encima sin mayores precauciones. La otra pieza más codiciada hasta no hace mucho eran los pasaportes: un tesoro al alcance de los rateros, un riesgo mínimo por el que obtienen entre 300 y 400 euros al venderlo a las organizaciones criminales. El pasaporte japonés es un tesoro, el más codiciado. Sus turistas no necesitan visado y no es fácil para un occidental distinguir en una foto de carné a un japonés de un chino. De ahí que esa documentación vuele de mano en mano para las organizaciones delictivas y las mafias de la inmigración ilegal. Ahora con el pasaporte electrónico no resulta tan sencillo pero hace solo unos años esos pasaportes eran la pieza de caza mayor. Decenas de marroquíes en Madrid se empleaban solo en conseguirlos, un tirón, y un botín asegurado. Ese fue el motivo de que el Ayuntamiento de Madrid y la Policía Nacional pusieran en marcha el llamado Plan Japón para acabar con una de- Entrada por Francia En ocasiones, según fuentes policiales, se apura la mercancía y se le colocan sellos de salida también falsos. Las mafias evitan la entrada directa por España y eligen Francia donde no se les sella la entrada. Esa sensación de inseguridad de que los tironeros acechan al confiado turista japonés se exporta. Hay en juego mucho dinero y un daño irreparable al turismo, de ahí el afán del Ejecutivo por desterrar la nefasta imagen y dar brillo a la marca España sin toro ni delincuentes. La oportunidad: la celebración de los 400 años de relaciones bilaterales entre España y Japón con actividades en los dos países durante todo 2013.