Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 1 DE ENERO DE 2013 abc. es tv TELEVISIÓN Y RADIO 61 SHARE O NO SHARE BEATRIZ MANJÓN LA CAVERNA Las historias de la crisis, contadas en televisión a medio camino entre la solidaridad y el morbo 1 THE NEWSROOM Amado y odiado a partes iguales, Aaron Sorkin sabe sacar lo mejor y lo peor de los periodistas en la redacción comandada por Will McAvoy (Jeff Daniels, en la imagen) y Mackenzie McHale E 2 VEEP Julia LouisDreyfus da vida a una vicepresidenta en Babia ARROW Llegó como serie con cachas y aportó mucho más 3 4 GIRLS. Superó bien los complejos de parecerse a Sexo en Nueva York HOUSE OF LIES Con un gran Don Cheadle, ya ha renovado 5 Las diez mejores series americanas nacidas en 2012 Hacemos un repaso a los estrenos que han llegado a la televisión... y han triunfado PATRICIA MORALES MADRID E 1 2 l año ha sido un extraño en cuanto a estrenos en EE. UU. Demasiadas cancelaciones y otros estrenos que se han quedado al límite. Estas son las mejores ficciones que han pasado por la televisión norteamericana. Arrow La versión moderna del cómic Flecha Verde tuvo una buena acogida, sobre todo entre el público femenino, y le ha asegurado la emisión de la temporada completa. El guión engancha, aunque la imagen de su protagonista, Stephen Amell, se ha perfilado como la de nuevo cachas Más allá de eso, la serie merece una oportunidad. Girls La serie creada, dirigida y protagonizada por Lena Dunham ha calado hondo en la juventud estadounidense. Pretende ser la voz de una generación como dice Hannah en el primer capítulo. Ha ido ganando su espacio entre veinteañeros neoyorkinos que, como las protagonistas, buscan su lugar en el mundo. House of lies Una temporada le bastó al mujeriego e hilarante Don Cheadle para colarse entre los nominados a los Emmy. Abusa de bromas fáciles y es otro guión de hombres de negocios que buscan la prosperidad, pero la mujer alcohólica, depresiva e infantil y el hijo con aires de feminidad aportan equilibrio. The Neighbors. En septiembre, de la mano de la ABC, la familia Weaver llegó a una urbanización de Nueva Jersey que sus habitantes extraterrestres habían comprado entera. Al principio puede parecer un esperpento, pero es divertida y diferente. 3 7 The Mindy Project Otra serie creada, protagonizada y dirigida por la misma persona. Mindy Kaling es una mujer políticamente incorrecta y un desastre en su vida personal. Comedia sobre medicina que, a priori, sería carne de cancelación, pero tuvo una acogida decente en la Fox. Elementary La moda Holmes llega a la CBS, que lanza su versión moderna. No solo el ambiente ha cambiado en esta adaptación; el elemental querido Watson ha pasado a estar interpretado por una mujer, Lucy Liu, tras Los Ángeles de Charlie 4 8 The Newsroom La nueva (y gran) apuesta de Aaron Sorkin no pudo tener mejor acogida gracias, en parte, a la todopoderosa HBO. El proceso de contar una noticia es narrado de una manera sublime. Un verdadero canto a la esperanza de esos periodistas que intentan hacer lo que mejor saben: periodismo de verdad Veep Muchos dirán que el humor de esta serie no es apto para todos, pero hay que reconocer que ya era necesaria una sobre los entresijos de la política norteamericana. La ácida comedia política, también de HBO, acumuló dos nominaciones a los Emmy y su protagonista, Julia Louis- Dreyfus, se llevó a casa la estatuilla a la mejor actriz de comedia como vicepresidenta. 9 5 Nashville Si en Friday Night Lights disfrutamos de la maternal Conie Briton y en American Horror Story vimos su cara más dramática, en Nashville se sube a los escenarios como una cuarentona cantante de Tennessee. Ambición, poder y frustración se unen en la apuesta de ABC en busca de las raíces del country. 6 666 Park Avenue Aspiraba a competir con American Horror Story y fue cancelada por la ABC. Basada en los libros de Gabriella Pierce, se centra en un bloque de apartamentos de Nueva York y en sus propietarios, que comienzan a experimentar con fenómenos sobrenatutales. Contaba con grandes actores, como Peter O Quinn y Vanessa Williams, pero quizá sobraban series misteriosas. 10 nseguida empiezas a ver la luz al final del túnel le dice Jordi González, mediante conexión en directo, a Agustín, un parado de Valladolid de sesenta años que lleva tres meses viviendo en el coche. Uno debe tener cuidado con la luz al final del túnel, suele ser la de un tren que se acerca furiosamente de frente. Agustín había accedido previamente a que lo grabaran de día, en el asiento del copiloto, abandonando el volante de su destino y abrigado por una manta, con el vaho de la desesperanza impidiendo cualquier vista. El momento más grave de mi vida acontece cuando duermo de día acertó a escribir César Vallejo. Tras relatar cómo sobrevive con 20 céntimos diarios y hurtando en supermercados, Jordi le comunica, sin la fanfarria de la Gemio en Sorpresa Sorpresa que hay un empresario dispuesto a darle trabajo. El público aplaude como en una función con final feliz. A Agustín se le ilumina la cara pero esta vez no llora. Cambia el esperado sollozo todo espectador lleva dentro un Míster Zoom por un alegato, que es la lágrima de los comprometidos. En ulterior conexión, la reportera muestra la comida que han traído unos vecinos. Pienso en aquello que dijo Jack London de que la caridad no es tirarle un hueso al perro, sino compartirlo con el perro cuando se está tan hambriento como él. Son los mismos vecinos que lo habrán visto en algún momento con la mirada perdida dentro del coche, pero que solo creen en lo que proyecta la pantalla, como aquellos habitantes de la caverna de los que habla Platón en el libro VII de La República que tanto se burlan del prisionero que descubre que fuera pasan cosas de verdad. La televisión ha hecho merecedor a Agustín de nuestra ternura, que es una suerte de culpa sin castigo. La desgracia siempre ha sido un negocio lucrativo para los medios pero ahora los contenedores con candado se codician en los informativos aún más que los vídeos virales de internet. Imposible no acordarse de Girly Edition aquel capítulo de la novena temporada de Los Simpson en el que el travieso Bart se sacaba del flequillo la sección Bart s People