Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 23.10.2012 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.363 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 12432 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA Oficinas para lechugas Una empresa sueca hará realidad el sueño de la agricultura vertical: construir los invernaderos en altura para no tener que transportar los alimentos desde el campo MANUEL M. CASCANTE VISTO Y NO VISTO POR IGNACIO RUIZ- QUINTANO BILDUISMO E E n un futuro próximo, la migración de las poblaciones rurales a los núcleos urbanos no se limitará a las personas: también lechugas y tomates harán las maletas para irse a vivir a la ciudad. Una empresa sueco- estadounidense con nombre de novela distópica, Plantagon, ha puesto la semilla de la que puede ser la última reforma agraria del planeta: la agricultura vertical. Sus promotores han sembrado una idea que rompe de raíz la actual cadena alimentaria: en vez de transportar la comida desde el campo a la ciudad, los vegetales se cultivarían en invernaderos metropolitanos construidos en altura. Así, en 2013 comenzará a levantarse una huerta de doce pisos en Linköping (Suecia) una suerte de pirámide truncada con 54 metros de altura. El edificio estaría listo como vivero un año más tarde. Plantagon no sólo venderá sus productos, sino que alquilará espacios para oficinas. En una de ellas se instalaría el Centro de Excelencia para la Agricultura Urbana. Sobre estas líneas, uno de los proyectos en estudio. Abajo, la pirámide invernadero que se levantará en 2013 en la ciudad sueca de Linköping Ingresos adicionales Es mucho más costoso, por supuesto, construir un invernadero vertical que uno convencional reconoce el presidente ejecutivo de Plantagon, Hans Hassle. Sin embargo, asegura que las fuentes de ingresos adicionales ayudarán a compensar el exceso en la inversión. También el gasto en energía será menor, ya que la instalación utilizará el calor de una central eléctrica próxima y el biogás producido por la conversión de su propia basura orgánica. Los defensores de la agricultura vertical incluyen entre sus beneficios la reducción de vehículos de transporte y la consiguiente merma en consumo de combustibles y emisión de gases contaminantes, la limitación en el empleo de pesticidas, la recuperación de ecosistemas naturales y el acceso inmediato a alimentos frescos. Dickson Despommier, profesor de Microbiología en la Universidad de CoLos defensores hortalizas sobre balsas lumbia, desarrolló el conde este modelo flotantes, alimentadas cepto de la agricultura por los residuos de los vaticinan que vertical junto a un gruacuarios cercanos. dentro de 50 po de estudiantes en Estos visionarios aún 1999. El teórico estima años la mitad de se encuentran en la fase que este modelo ganará los alimentos se de desarrollo de diferenadeptos a medida que el producirán en tes diseños de construccambio climático aución y de técnicas para huertos mente el costo de la agrimejorar la eficiencia del verticales cultura convencional y cultivo en interiores, por los avances tecnológicos lo que todavía no ha surabaraten la agricultura de invernade- gido un modelo de negocio demostraro. Despommier vaticina que en ape- damente rentable. Pero la idea tamnas medio siglo el mundo podría es- bién tiene detractores, quienes señatar produciendo en granjas verticales lan que el empleo de costosos la mitad de sus alimentos. invernaderos anula las ventajas de esAlgunas de estas oficinas para ver- tar más cerca del consumidor. Por duras ya están en marcha en di- ejemplo, R. Ford Denison, profesor adferentes lugares, aunque la ma- junto de Ecología Agrícola de la Uniyoría apenas son proyectos pi- versidad de Minnesota, cree que moloto respaldados por vilizar alimentos de la granja a la tienorganizaciones ecologis- da es una fracción ínfima del consumo tas o grupos de investi- total de la energía en la agricultura gación. Así, en el gal- por lo cual el ahorro sería mínimo. pón que antaño ocuQuizá el próximo paso sea cosechar para una zanahorias y puerros en el espacio, empaquetadora como ya sugirió Douglas Trumbull en de carne en su estupenda película Naves misteChicago hoy riosas con Bruce Dern como solitase cultivan rio hortelano sideral. l sentimentalismo político es una cosa muy joseantoniana. Cataluña es un pueblo esencialmente sentimental dijo Primo de Rivera en el Congreso Es un pueblo impregnado de un sedimento poético, hasta en la vida hereditaria de esas familias barcelonesas de las pequeñas tiendas en la plaza Real. Al no entender esto, se envenenó el problema, del cual sólo espero una salida si una nueva poesía española sabe suscitar en el alma de Cataluña el interés por una empresa total, de la que desvió a Cataluña un movimiento, también poético, separatista. Es el sentimentalismo político de hispanistas a lo John Carlin, que nunca hubo de esquivar balas entre los coches madrileños, a lo Cisneros, padre de la Constitución, y que el domingo, bajo la lluvia dorada de votos en la España cazurra de Bildu, tuiteó: Elecciones en paz en país vasco y persona más responsable que nadie para que así sea en la cárcel, por violento. Qué país... qué vergüenza... Ese Lanza del Vasto sería Otegui, que, preso del fascismo, mitineaba desde el talego: La izquierda alcanzará el gobierno vasco primero y construirá el Estado socialista después ¡Eso se lo puedo asegurar! Y en esa dictadura del proletariado todos seremos Pedro, el futbolista del Barça que Carlin propone como modelo de obrero noble que así se lo hizo ver a él el otro día un albanokosovar en un bar neoyorquino. Yo no sabía que aquí hablaban del Tibidabo... dijo a Camba un catalán que lo acompañaba en su visita a la cúpula de San Pedro Mire, mire: Tu est Petrus et super hanc petram aedificabo ecclesiam meam, et TIBI DABO claves regni caelorum... La nueva poesía española de la solución joseantoniana para los separatismos sentimentales la están haciendo los hispanistas.