Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA SÁBADO, 20 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es españa ABC ELENA VALENCIANO VICESECRETARIA GRAL DEL PSOE SORAYA SAÉNZ DE SANTAMARÍA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO JOSÉ LUIS CENTELLA PORTAVOZ DE LA IZQUIERDA PLURAL SANTIAGO HERRERO VICEPRESIDENTE DE LA CEOE Las huelgas generales se hacen cuando están muy mal las cosas y ahora están muy mal La mejor forma de ayudar a crear empleo en España no es la de invitar a no trabajar Hay condiciones para hacer una huelga y nos sumamos a una convocatoria justa Lo más adecuado en este momento no es convertir a España en un conflicto social Parar España un día tendría un coste de unos 5.000 millones Rajoy avisa de que la huelga general no ayuda a resolver los problemas SUSANA ALCELAY MADRID Más de 5.000 millones de euros. Es lo que podría costar la séptima huelga general convocada por los sindicatos CC. OO. y UGT el próximo 14 de noviembre contra la política económica del Gobierno de Mariano Rajoy. En concreto, un día de cese de actividad tendría un impacto económico de unos 5.500 millones en términos de PIB. Para ello sería necesario que el seguimiento del paro fuera masivo y el país quedara prácticamente paralizado porque la mayoría de los 17.417.300 ocupados que hay en nuestro mercado de trabajo no acudieran el día de la huelga a trabajar. Resultado: España perdería algo más de medio punto del PIB, un coste millonario que el país no se puede permitir. ¿Cómo se llega a estos cálculos? Estimar el coste económico de una huelga es complicado por la dificultad de evaluar el seguimiento de los paros y su impacto real en los factores de producción, así como la recuperación de la actividad perdida en las jornadas posteriores. Teniendo en cuenta estos factores, las estimaciones empresariales parten de que si el PIB equivale a unos 1,1 billones y los días laborales aproximadamente son 200 al año, la producción media por día es de unos 5.500 millones. La interrupción de un día de producción, por tanto, supondría unas pérdidas equivalentes a esa cantidad. Al seguimiento efectivo del paro hay que añadir el número de personas y mercancías que no podrán llegar a sus destinos como consecuencia de los paros de otros. Este sería, por tanto, el peor de los escenarios para la maltrecha economía española. No hay que ir, sin embargo, a un escenario de máximo seguimiento. Para que se recorte una décima de PIB, unos 1.000 millones, sería suficiente con que el 25 de los trabajadores no acuda a su puesto el 14- N. Estos son los cálculos que realiza Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana, quien insiste en que para evaluar las pérdidas por la interrupción de un día de producción hay que tener muy en cuenta que no todos los trabajadores seguirán el paro y que la producción que se perderá ese día se puede trasladar a las jornadas anteriores o posteriores. Secundar los paros tendrá también un coste para los empleados. De sus nóminas se descontará casi un día y medio de sueldo, porque a la jornada de paro se le suman la parte proporcional de pagas extras, de complementos y de descanso semanal. Así, a un salario bruto mensual de 2.500 euros se le restarán casi 120 euros, según las estimaciones empresariales. Méndez y Toxo, ayer en rueda de prensa EFE Imagen exterior dañada Pero, además de las pérdidas económicos el impacto de la huelga en la economía implicará una importante pérdida de credibilidad y una posible incidencia en la prima de riesgo, muy difíciles de cuantificar. La imagen de España, sin duda, se verá dañada en el exterior, según coinciden todos los analistas. La del 14 de noviembre será la segunda huelga general que se celebra en un mismo año. Nunca hasta ahora se había hecho. Tampoco se habían convocado dos huelgas contra un mis- Será la primera vez que se realizan dos huelgas generales en un mismo año, y la primera que se hace en plena campaña electoral. 14- N 120 del PIB perdería la economía si el seguimiento del paro general fuera masivo y secundado por los 17 millones de ocupados. 0,5 euros perderán de media los trabajadores que perciban un salario bruto mensual de 2.500 euros y decidan secundar el paro. No se pueden cuantificar las pérdidas que el paro supondría en pérdida de credibilidad y para la imagen exterior de España. REUNIÓN PREPARATORIA Los sindicatos quieren además huelga de consumo el 14- N G. SANZ MADRID Los sindicatos UGT, CC. OO. USO y demás organizaciones agrupadas en torno a la Cumbre social quieren paralizar totalmente España el 14- N, y para ello unieron ayer a su convocatoria de huelga laboral una de consumidores el mismo día. Se trata de hacer la compra el día antes o después para transmitir la idea de pro- testa general como país, dijo Cándido Méndez (UGT) no solo contra el Gobierno, también contra Ángela Merkel. Los españoles, explicó Méndez, han podido ver en Bruselas que quienes hablaban del rescate eran la canciller alemana y los mandatarios de Francia, François Hollande, e Italia, Mario Monti, en ausencia de Rajoy. Si éste fuera inteligente afirmó, en lugar de descalificar el 14- N, lo utilizaría para presionar, ya que el Go- bierno de Berlín está jugando a los dados con nuestro destino y hay que plantar cara a la austeridad extrema. Preguntado por el posible fracaso de la convocatoria, el líder de CC. OO, Ignacio Fernández Toxo, señaló que toda huelga tarde o temprano da frutos porque, en el fondo, coincidió con Méndez, es una inversión social que hacen los trabajadores para no ver mermados sus derechos. Por ejemplo, afirmó, aunque la huelga general del 29 de marzo pudo reflejarse como fracaso en los medios de comunicación, al final Rajoy se ha tentado la ropa y ha decidido congelar la bajada de cotizaciones sociales.