Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 77 Natación Próximas pruebas Europeo absoluto (piscina corta) 22- 25 de noviembre en Chartres (Francia) Cto. de España de invierno (piscina corta) 30- 2 de diciembre en Palma de Mallorca Cto. del Mundo de piscina corta: 12- 16 de diciembre en Estambul (Turquía) Campeonato de España Open: 21- 24 de marzo Cto. del Mundo absoluto: 29- 4 de agosto en Barcelona Cto. de España absoluto de verano: 8- 10 de agosto Belmonte ganó dos medallas de plata en Londres 2012 REUTERS Mireia Belmonte, medallista sin guía La nadadora se entrena en Sant Cugat, pero todavía no tiene un plan para este año LAURA MARTA MADRID Dos medallas de plata de los Juegos de Londres siguen siendo la ilusión con la que vive Mireia Belmonte. Después de unas tensas semanas en las que su relación con el club Sabadell y su entrenador Fred Vergnoux se rompían, la nadadora badalonesa tiene por delante un calendario salpicado de campeonatos y todavía una duda sin resolver en la cabeza: quién la guiará de nuevo hacia el éxito. Después de sus dos platas en 200 mariposa y 800 metros libres, a la familia Belmonte se le aconsejó que rentabilizara los éxitos. Lo intentó, no solo porque creía merecerlo, como la propia nadadora dijo, sino porque la carrera en natación es muy corta y el futuro es incierto para todos. Quizá el padre de Mireia se tiró a la piscina demasiado pronto- -concede Fernando López a ABC, uno de sus primeros entrenadores en Badalona- tienes que estar muy seguro de lo que haces porque la preparación de un nadador de élite es muy cara: viajes, gimnasio, preparador, una piscina de 50 metros, fisioterapeutas... y eso solo se lo puede dar un club como el Sabadell Coincide con él Francisco Medina Núñez, entrenador, marido de la nadadora olímpica Nina Zhivanevskaya y muy cercano a la familia Belmonte: Tenía que haberse guardado un as en la manga. Pero tampoco el club puede permitirse el lujo de perder a una nadadora como ella. Es tan difícil que salga alguien con sus características que creo que están tirando a una campeona olímpica Lo del Sabadell es agua pasada. Mireia se está centrando en un nuevo curso y ella decidirá cuándo, dónde y con quién volver- -asegura el padre, José Belmonte- Y si no quiere entrenarse para competir, pues lo hará para entretenerse Pero a su hija le encanta competir y volvió al agua hace unos días, en el CAR de Sant Cugat, a las órdenes de José Antonio del Castillo. Inició su carrera en el Badalona (primera fila, tercera por la derecha) ABC Carácter ganador Ambos recuerdan a Mireia Belmonte como una deportista con un potencial inusual en una chica de su edad: Podía hacer las mismas horas de entrenamiento que sus compañeros, pero tenía un instinto depredador que parecía decirles a los rivales: Da igual lo que hagas, te voy a ganar recuerda López. Tenía un gran potencial y aún le queda mucho por dar. Disciplinada, con muchas ganas de ser la primera, facilitaba mucho el trabajo del entrenador afirma Carles Subirana, quien fuera su preparador durante dos años antes de los Juegos de Pekín. Se formó en Badalona, y pasó por el L Hospitalet y el CAR de Madrid, un periplo de entrenadores y piscinas en las que ganó fuerza, pero en las que no pudieron sacarle todo el éxito que lle- vaba dentro. Hasta Fred Vergnoux. Todos los entrenadores coinciden en que el francés encontró la llave maestra. Sabe lo que necesita para mejorar, los estímulos que su cabeza requiere. Es muy difícil que pueda encontrarlo en otra persona. Mireia puede aportar la información, pero cada entrenador tiene sus métodos reconoce Medina. Me sorprendió sobre todo la ruptura con Vergnoux. La natación es disciplina, trabajo y recorrido y el francés la llevó a la cumbre. Si quiere mejorar debería seguir con él. Por sus propios medios Se rompió la relación con el club y con Vergnoux; la falta de guía en natación multiplica la exigencia Instinto depredador Cuando se lanzaba al agua parecía decir voy a por ti dice Fernando López, uno de sus entrenadores Pero los errores que cometemos se convierten en experiencia y hay muchas posibilidades de que salga todo bien concede Subirana. Belmonte, a quien se le pasó por la cabeza dejarlo cuando no encontró apoyos, se sigue entrenando, pero sin guía la exigencia de la natación se multiplica: Puede tener infraestructuras, invitaciones a los campeonatos, pero necesita a alguien que la dirija y a otros nadadores para mejorar. Las medallas exigen ahora estímulos más altos y estando sola es muy, muy difícil afirma Subirana. Cualquier club estará encantado de ofrecerle una licencia, es lo de menos, pero la figura del entrenador, de este entrenador, me parece imprescindible apoya Medina. No obstante, por encima de todo, Belmonte necesita la misma determinación con la que saltó al agua en Londres para ganar las medallas. El éxito cuesta digerirlo. Tiene que superar todo esto y centrarse, marcarse objetivos, y el Mundial de Barcelona debería ser la prioridad aconseja Subirana. El martes Mireia Belmonte se entrenó en el CAR de Madrid y solo ella sabe dónde y con quién lo hará mañana.