Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 7 DE OCTUBRE DE 2012 abc. es Sondeo electoral de Galicia ¿Qué tipo de gobierno prefiere que salga elegido? En porcentaje Gobierno de un solo partido Gobierno de coalición La Coruña 53 24 23 PRIMER PLANO 25 Elecciones 21- OCT ¿En qué medida influirán en su voto las circunstancias de España? PROVINCIA Lugo Orense 48 57 30 24 21 19 Pontevedra 49 24 27 En porcentaje Mucho Bastante 37 23 52 25 PARTIDO VOTADO ELECCIONES 2009 PP PSdeG Otros 72 48 40 12 43 27 15 9 33 SEXO Hombres 55 26 19 18- 34 años 54 28 18 EDAD 35- 54 años 46 31 22 Mujeres 49 24 27 55 o más 55 18 27 PARTIDO VOTADO ELECCIONES 2009 PP PSdeG Otros 37 45 34 23 26 21 7 6 9 9 11 9 10 7 17 15 4 10 SEXO Hombre 37 22 7 10 15 9 Mujer 36 23 9 9 11 12 EDAD 36- 55 años 39 25 7 11 14 4 55 o más 34 17 5 9 15 21 ABC Algo 8 NS NC NS NC Nada Poco 23 Fuente: DYM 23 13 9 18- 35 años 39 29 15 9 7 1 su comunidad puede presumir de unas cuentas solventes, a la cabeza de España en cumplimiento del objetivo de déficit público, fijado en el 1,5 por ciento para las autonomías este año. Los populares quieren centrar la campaña en Galicia, les interesa hacerlo, y sus adversarios prefieren hablar de los recortes y ajustes del Gobierno de Mariano Rajoy. En el informe de DYM se pregunta a los ciudadanos en qué medida tendrán en cuenta los intereses y las circunstancias de España en su conjunto para decidir su voto en las elecciones autonómicas. Seis de cada diez gallegos responden que mucho o bastante El 22 por ciento asegura que la situación de España no condicionará nada su voto. La respuesta cambia ligeramente si el que contesta es antiguo votante del PP o del PSOE. Los simpatizantes populares están en la media: el 60 por ciento tendrá en cuenta las circunstancias de España a la hora de introducir su papeleta en la urna. Pero ese porcentaje se dispara entre los socialistas: el 71 por ciento votará con la situación nacional en la cabeza. ELECCIONES AUTONÓMICAS El 52 de los gallegos quieren un Gobierno de un solo partido M. C. SANTIAGO En Galicia hay dos alternativas: o gobierna el PP en solitario (para lo que necesita la mayoría absoluta) o bien se unen todos los partidos minoritarios para formar una coalición, a cuatro o cinco bandas, con el fin de sumar 38 diputados como mínimo y poder elegir su presidente. En el barómetro de DYM se pregunta a los ciudadanos de esta comunidad qué opción prefieren, y su respuesta es contundente: la mayoría se decanta por un Gobierno de un solo partido. El 52 por ciento de los gallegos apuestan por un Ejecutivo sólido, con una formación política, mientras que el 25 por ciento ve preferible un Gobierno de coalición. Un 23 por ciento se desentiende del asunto y no contesta, lo que solo refleja esa alta abstención y el distanciamiento de la política que puede producirse. La opción de un Gobierno fuerte Las cuentas, por delante Siete de cada diez gallegos dicen que la situación económica de Galicia pesará mucho en su voto es defendida por los votantes de todos los partidos. Incluso los nacionalistas, que se saben en minoría, prefieren ese tipo de Ejecutivo, a sabiendas de que ellos no podrán tenerlo. Entre los votantes del PP, el 72 por ciento lo prefiere. Los simpatizantes socialistas que quieren un Gobierno de un solo partido son el 48 por ciento, frente al 43 por ciento, más realista, que prefiere uno de coalición. En el resto de partidos la opción mayoritaria también es la del Gobierno sólido: un 40 por ciento frente al 27 por ciento que quiere alianzas. Además, los gallegos tendrán más en cuenta las circunstancias de Galicia cuando voten. Siete de cada diez afirman que la situación de su comunidad pesará mucho o bastante en su voto. El 13 por ciento responde que los intereses y los problemas de su comunidad no le condicionarán a la hora de votar. LUCES DE CAMPAÑA Bajada de impuestos Esa situación la tiene muy en cuenta Pachi Vázquez, que intenta compensar su ajustado peso político y la difícil situación de su partido con críticas más dirigidas a Mariano Rajoy y a sus medidas que al candidato del PP gallego. Su estrategia podrá verse en el debate televisado que mantendrá con Feijóo. El candidato del PP, mientras, trata de marcar su terreno, como hizo el viernes en el primer acto político de la campaña, cuando anunció cinco bajadas de impuestos dirigidas a los emprendedores para impulsar la creación de empresas y empleo, mientras en el resto de España se están subiendo los tributos. Entre los nacionalistas, el interés por la situación de España baja a la hora de votar. Según el barómetro de DYM, el 55 por ciento pensará en el contexto general cuando acuda al colegio electoral. Intuición más encuesta igual a Feijóo POR MANUEL ERICE i la intuición es la facultad de comprender las cosas al instante, sin destilar complejos razonamientos, cualquier análisis sesudo de la encuesta que publicamos hoy viene condicionado por detalles significativos: el candidato Feijóo es sólido y los demás se diluyen difuminan entre lo líquido y lo gaseoso (ver mañana la segunda parte del sondeo) un débil Vázquez ha tornado en blanco y negro tras desvelar ABC sus pasados devaneos, casi militantes, con el propio PP; los gallegos aún retienen en su memoria el padecimiento del Gobierno nacionalsocialista PSOE- BNG, conocido como bipartito, o sea, partido en dos, cuando se decantan mayoritariamente por S un EEjecutivo de un solo partido; finalmente, se suma el hecho empírico de que Rubalcaba ha reunido en sus dos primeros mítines galaicos a unas cuantas docenas de personas. Y su mensaje aún es más revelador: todos a la calle contra los recortes del PP. Comprenderán que la intuición ya nos sitúa... Pero unas elecciones solo las mide la razón: la demoscópica primero, como tendencia, y, sobre todo, la aritmética de los votos. Mientras llega el 21- O, la encuesta de DYM coloca al PP con 2 3 escaños por encima de los 38 actuales y que otorgan justo la mayoría, mientras que los socialistas caerían de los 25 a los 18 19. Tomando como referencia al CIS, que preguntó a los gallegos entre el 8 y el 25 de septiembre (el trabajo de campo ahora es entre el 1 y el 4 de octubre) la brecha PP- PSOE se ampliaría de los 14 15 a los 21 23 escaños. Todo un batacazo para Vázquez y Rubalcaba, y un aliento para Feijóo y Rajoy. Aunque el líder popular va a martillear la campaña alertando de que un exceso de confianza abriría la puerta a un multigobierno alternativo. Otra diferencia notable con el CIS es que nuestro sondeo divide y dispersa el voto de la izquierda nacionalista, reflejo de la original escisión del BNG, que bajaría de 12 a 8. El CIS le mantenía al BNG en 12 13, quizá porque la alianza de Beiras con la versión gallega de IU (EU- Anova) tiene menos recorrido. Ahora irrumpiría con 7, dejando un posible escaño por Lugo a la otra pequeña fuerza del nacionalismo gallego de izquierdas. ¿Obtendrá Mario Conde escaño? No parece. Su presencia podría restar uno al PP en Pontevedra, pero no parece en condiciones de entrar en el Parlamento.