Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ABCdelDEPORTE Liga BBVA Jornada 2 EL PATO MAREADO LUNES, 27 DE AGOSTO DE 2012 abc. es deportes ABC Viggo, Mou y las mil caras JOSE MANUEL CUÉLLAR A Viggo Mortensen no le gusta Mou. En una emisora argentina dijo que le odiaba y que era un cobarde porque con el equipo que tenía debía ser más ofensivo. Palabras gruesas aunque, bien es cierto, las soltó con un talante poco agresivo. Hablaba Viggo como si estuviera en un bar, tomando unas cañas y de chateo, charlando con un colega, sin ningún pudor ni sentimiento de que aquello trascendiese y, si trascendía, a él le daba igual. Viggo, ya es sabido, es muy del Real Madrid. Mucho, y tiene derecho a opinar. No es nada nuevo esto pues es sabido que Mou levanta pasiones y odios por igual. En realidad, Viggo es un poco como Mou pues ambos hablan mucho y opinan del resto. Además, tienen mil caras. A Viggo lo mató Michael Douglas en un tren por andar en faldas ajenas con la toledana Paltrow Un crimen perfecto se las tuvo tiesas con Gualterio Malatesta Alatriste y se cargaba rusos con suma eficiencia y profesionalidad en un baño turco de Londres Promesas del este Y Mou se le parece: un mes es pacífico y sereno, educado con sus interlocutores, para al día siguiente sacar las garras y meterte un zarpazo que te lleva media cara si huele sangre en el rival. Llevan mil caretas encima. Y los dos suelen decir palabras gruesas, Mortensen porque no es del mundo del fútbol y le da igual lo que le vayan a responder por sus palabras. Se ve muy por encima del balón redondo. Mou raja (rajaba) porque piensa que debe responder a cualquier movimiento ofensivo que ve a su alrededor cual macho que protege a sus polluelos. Tanto uno como otro son personajes públicos y están expuestos a grandes elogios o a duros calificativos. Va en el pack de lo mucho que cobran. Mourinho, con gesto de preocupación en el banquillo del Coliseum REUTERS Un partido inaceptable Mourinho se muestra muy crítico con la actuación de su equipo frente al Getafe A. ARAGON J. M. CUÉLLAR MADRID JOSÉ MOURINHO ENTRENADOR IKER CASILLAS CAPITÁN Autocrítica después de la derrota Una vez más, a José Mourinho no le tembló el pulso en la rueda de prensa. Tan sólo unos minutos después de que su equipo sellara una dolorosa derrota en Getafe, su segundo tropiezo en este accidentado comienzo de temporada, no dudó en lanzar una seria advertencia a su vestuario: Ha sido un partido horrible. Inaceptable No terminó nada satisfecho el técnico luso con la actuación de sus jugadores ante el cuadro azulón. Tanto, que incluso achacó el resultado a los errores de sus hombres y no a los méritos de un Getafe que aprovechó al máximo las dudas que generó en el equipo blanco el gol de la reanudación. No ha sido una sorpresa el resultado final en función del juego del equipo. Mas que victoria merecida del Getafe, fue derrota merecida del Real Madrid. Fue un partido horrible aseguró. Especialmente doloroso fue que el tanto del empate llegara a balón parado, una situación en la que también marcó el Valencia hace una semana en el Bernabéu y que ya ha costado cinco de los seis primeros puntos de esta nueva campaña. En los últimos partidos hemos trabajado más que nunca la organización defensiva en balones parados. En ese sentido no podemos hacer nada más. Pero luego existe el error individual. Si luego los Más que victoria merecida del Getafe, ha sido una derrota merecida del Madrid Si los jugadores no cumplen su misión a balón parado, no es culpa de los técnicos porque te cuestan puntos y te cuestan derrotas, como hoy explicó el capitán, que atendió a los medios minutos después que su entrenador. No quiso extenderse más el portugués, pero sí su capitán. Casillas confesó que nada más terminar el partido los jugadores entonaron el mea culpa en la caseta. Encadenar dos fallos en una pelea que el Barça volverá a llevar al límite es peligroso. No es grato haber empezado la liga y estar ya a cinco puntos de la cabeza. Hay que pensar en contrarrestar cuanto antes el empate y estas derrotas sentenció el guardameta. Todo se acerca a su final: el fichaje de Modric, el traspaso de Kaká, la cesión de Sahin. Florentino va cerrando puertas abiertas con mayor o menor facilidad. La más novedosa y la que tiene que solucionar con prontitud es la de Kaká. Ayer, los dirigentes blancos se reunieron con Ernesto Bronzetti para idear una propuesta para el Milan: una cesión esta temporada, como quiere el equipo italiano, pero con una cláusula por la que al final de esta campaña el equipo lombardo tiene obligación de comprar al jugador brasileño por una cantidad que no sea inferior a 15 millones de euros. Eso sí, el jugador tendrá que rebajar su sueldo (se habla de diez a cinco millones) para que los italianos se puedan hacer cargo de su ficha. Ha influido también la opinión del técnico del Milán, Massimiliano Allegri, quien presionó para traer al brasileño cuanto antes: Kaká es un jugador muy grande y podría dar mucho al Milán apuntó. Kaká ultima su salida Ha sido un partido para olvidar y pensar en el siguiente encuentro; en la Supercopa nos puede valer una victoria por la mínima jugadores no cumplen su misión, no es culpa del cuadro técnico señaló. Coincidió en el análisis su capitán, Iker Casillas, que subrayó la necesidad de hacer autocrítica. Hasta hace poco eran casualidades, pero ya es una realidad. El Real Madrid no puede permitirse esos despistes a balón parado,