Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 27 DE AGOSTO DE 2012 abc. es españa ESPAÑA 23 En aguas del Índico Arabia Saudí Omán Helicópteros españoles y fuerzas especiales de EE. UU. entrenan una evacuación ante un derribo en Somalia Yemen Golfo de Adén Mar de Arabia Yibuti Somalia Etiopía Isla de Socotora (Som. Rescate in extremis en el Cuerno de África E. VILLAREJO ENVIADO ESPECIAL A YIBUTI Océano Índico Kenia Según la ONU, más de 3.500 piratas operan en la zona. En 2011 recaudaron 130 millones de euros en pagos de rescate. FOTOS: ÓSCAR DEL POZO 3.500 piratas ñoles sufrieron sendos secuestros mientras faenaban en aguas del índico, se trata del Playa de Bakio y del Alakrana Las nuevas estrategias de los piratas somalíes también tratarán de contrarrestar posibles ataques a sus bases de los helicópteros europeos y de otras fuerzas desplegados en la zona. El primer y único ataque fue autorizado el pasado 15 de mayo. Fuentes militares consultadas dan por hecho de que se autorizarán más ataques. Desde su despliegue en enero de 2009, el destacamento español aéreo Orión ha realizado unas 540 salidas, alcanzando ya las 4.000 horas de vuelo. En total se han investigado 115.881 contactos entre embarcaciones sospechosas, bases, centros logísticos, etc. explica el teniente coronel del Ejército del Aire Rafael Rubio, quien expone el hecho estratégico de que por el corredor habilitado en el golfo de Adén transita el 60 por ciento del crudo mundial procedente del golfo Pérsico en su ruta hacia el canal de Suez y Europa. Dada esta circunstancia, la UE ha decidido prorrogar esta misión contra la piratería hasta al menos diciembre de 2014. Según datos oficiales de la operación Atalanta, el número de ataques piratas en 2012 hasta la fecha se sitúa en apenas 28, lejos del total de 151 que se registró en 2011. El número total de incidentes ha descendido hasta los 33, de un total de 176 el pasado año. A esta mejora también ha contribuido la contratación de seguridad privada a bordo de los buques. Dentro del aeropuerto de la base militar de Yibuti, el destacamento español ocupa apenas seis casetas donde se distribuyen las tareas. En el pasillo central no falta el toro de Osborne. Una de esas oficinas está presidida por una gran calavera pirata cruzada por dos sables que sirve de logotipo no oficial del destacamento Orión para advertir sobre el peligro pirata al que se enfrentan. Es la bandera histórica del bucanero inglés Jack Rackham, que avasalló a sus anchas en el siglo XVIII en el mar Caribe hasta que dio con sus huesos en el cadalso de Jamaica tras un rifirrafe con un buque español. Paradójicamente por aquello de la Historia, la Armada española y la piratería inglesa el cuartel general de operaciones de Atalanta, el corazón europeo de la lucha antipiratería, se encuentra en Northwood (Inglaterra) Hasta ese lugar llegan las imágenes captadas por el P- 3 Orión, que tras su aterrizaje ya se preparaba para una salida nocturna 48 horas después. Con los piratas al acecho, el espionaje se intensifica en las costas de Somalia. La calavera de Jack Rackham a Décima Escuadrilla de aeronaves de la Armada española y el 81 y 82 escuadrones expedicionarios de rescate de la US Air Force han desarrollado en aguas del Índico y en el desierto de Yibuti maniobras de Personnel Recovery con el fin de reaccionar ante un rescate in extremis de miembros de la tripulación de los helicópteros o aviones que participan en la operación Atalanta o en otras operaciones próximas del mando africano de EE. UU. (Africom) en el Cuerno de África. Se trata de unos ejercicios entre las fuerzas estadounidenses y europeas de Eunavfor en la que la unidad española fue la elegida por las características técnicas de los dos helicópteros embarcados en la fragata Reina Sofía que está siendo relevada estos días por el buque de acción marítima Relámpago que también cuenta con las mismas aeronaves SH 60- B Seahawk. Los ejercicios tuvieron lugar durante la segunda quincena del mes de julio. Este helicóptero de la Armada española tiene un cable- grúa utilizado en este tipo de rescates en alta mar. Los helicópteros de la Armada simularon el rescate de un supuesto piloto estadounidense de avión de combate F- 15 que tuvo que eyectarse ante un derribo o avería en un escenario real de la zona. Una vez que el helicóptero se posa sobre el objetivo, la potencia y fuerza de las L hélices es la adecuada para no ahogarle aclara uno de los militares españoles que participaron. Por su parte, las unidades estadounidenses especializadas en este tipo de situaciones límite rescataron a un grupo de militares en el desierto de Grand Bara (Yibuti) Son ejercicios rutinarios pero muy importantes. Entrenamos operaciones de descenso y extracción de los militares supuestamente aislados, primeros auxilios médicos, salto en paracaídas en el mar y tierra, aterrizajes o descensos por escalas desplegados, etc... informa a ABC una fuente del mando estadounidense Africom que resalta que cada segundo cuenta en este tipo de maniobras Este ejercicio cobra protagonismo ante la nueva fase abierta por la Operación Atalanta el pasado 15 de mayo con el primer y hasta ahora único ataque quirúrgico de helicópteros a las bases piratas en Somalia. Salvando las tremendas distancias, hay que recordar el caso de los helicópteros Black Hawk estadounidenses derribados en 1993 en Mogadiscio (Somalia) cuando fueron alcanzados por lanzagranadas lanzadas por la una milicia de un jefe local. Rodeados, al final 19 militares estadounidenses fallecieron tras una jornada de combates. Situaciones como estas se tratan de prever con este tipo de ejercicios. Nueva fase en Atalanta Preparación exhaustiva El destacamento español ha realizado ya 4.000 horas de vuelos desde 2009 Nuevo proceder pirata Radares, motores con mayor potencia, lanzagranadas y actitud más violenta si cabe Helicóptero SH 60- B, en la fragata Reina Sofía en Yibuti ÓSCAR DEL POZO