Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURA LUNES, 30 DE ABRIL DE 2012 abc. es cultura ABC TEATRO El último rugido UNA LUNA PARA LOS DESDICHADOS Autor: Eugene O Neill. Versión: Ana Antón Pacheco. Director: John Strasberg. Escenografía y vestuario: Elisa Sanz. Iluminación: José Manuel Guerra. Intérpretes: José Pedro Carrión, Mercè Pons, Eusebio Poncela, Ricardo Moya y Gorka Lasaosa. Matadero Naves del Español. Madrid JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN El Parkinson que padecía hacía temblar tanto las manos de Eugene O Neill (1888- 1953) que el dramaturgo no podía sujetar la pluma mientras en 1943 escribía A Moon for the Misbegotten habitualmente traducida en español como Una luna para el bastardo la última de las obras largas que pudo terminar antes de morir. En esos momentos ya había sido galardonado con el premio Nobel de Literatura (1936) y tenía en su haber tres Pulitzer; conseguiría el cuarto a título póstumo en 1957 por Largo viaje hacia la noche cuya publica- ción había autorizado su hija Carlota un año antes contraviniendo los deseos del escritor, que no quería que su legado inédito se publicara hasta un cuarto de siglo después de su fallecimiento. Una luna para los desdichados el último rugido del gran patriarca del teatro estadounidense, guarda vinculaciones con Largo viaje... pues en ambas se transparenta la figura del hermano mayor de O Neill, un actor sin demasiada suerte en los escenarios. En esta última vibra la tensión dramática característica de un estilo cuyas raíces beben de las tumultuosas corrientes subterráneas que hacen que el latido de su obras se acompase con el de los clásicos griegos, una pulsión primitiva y profunda a la que el autor se asoma, como escribió alguna vez, en busca de un sentido para la vida y un consuelo ante los temores de la muerte. Una luna... sin embargo, es una comedia sentimental que destila el licor agridulce de una historia de amor imposible que se resuelve en un solo día, una pequeña joya de ternura, humor y poesía en la que las pasiones transcurren en sordina condicionadas por ese fátum inapelable que tan bien sabe manejar el dramaturgo, un viejo león quebrantado por la enfermedad que aquí mira sus personajes con bronca dulzura. Para entendernos, esta pieza estaría en la onda de las comedias de ambiente irlandés de John Ford, aunque trasladada a un reseco rincón de Connecticut. En este atractivo montaje de John Strasberg, en el espacio sonoro creado por Jorge Muñoz resuenan ecos de antiguas canciones irlandesas, y el viejo Eire es aludido por los protagonistas como seña de identidad, una forma de ser y estar en el mundo. El director encauza la acción de manera limpia y fluida de modo que los diálogos chispean en el bello espacio escénico diseñado por Elisa Sanz, con algún pero, pues la destartalada granja donde viven el viejo Phil Hogan y su hija Josie aparece como una suerte de astroso remolque varado en el desierto y el carácter simbólico de la luna se subraya a conciencia. En cualquier caso, se trata de un espectáculo lleno de brío e interés, que tiene en los intérpretes una de sus principales bazas. Notables el Phil de José Pedro Carrión, que pone su imponente voz al servicio de un personaje bronco, rezongón, borrachín y, en el fondo, tierno, y el James Tyrone de Eusebio Poncela, el actor fracasado, dipsómano y lúcido que, aunque enamorado de Josie, se sabe un caso perdido y renuncia a arrastrar a la joven a un futuro imperfecto. Frente a ellos, se alza una maravillosa Mercè Pons, llena de verdad y energía en un papel de mujer arisca, inteligente, realista y un punto sarcástica, que atesora en el fondo de su corazón un caudal incontaminado de inocencia. es LIBROS Reflexiones de Julián Marías sobre la Guerra Civil El maestro de pensadores y colaborador de ABC Julián Marías atribuye- en el libro La Guerra Civil, ¿cómo pudo ocurrir? (Fórcola ediciones) -las causas de la fratricidad e incivil contienda al desencanto general con la República, a la irresponsabilidad y a la falta de sentido del Estado de las clases dirigentes. Informa Antonio Astorga. CINE ¿Qué pasó con Hugh Grant? A sus 51 años, el actor Hugh Grant está hecho un padrazo y vive uno de sus mejores momentos, tanto en lo personal como, por fin, en lo profesional. Tres estrenos y ningún funeral. Acaba de apadrinar su último filme, ¡Piratas! (una divertida comedia de animación) tiene en capilla Cloud Atlas la última película de los hermanos Wachowski, y prepara la tercera parte de Bridget Jones informa Javier Cortijo Descuento de 150 aplicable a cualquier modelo de iPad y ofrecido por ABC. Posibilidad de inanciar el producto (consulte condiciones con Benotac) Para más información llame al 902 334 555 o entre en kioskoymas. abc. es nuevoipad CONSIGUE EL P. V. P 479 329 150 APLICABLE A CUALQUIER MODELO CON UN AHORRO DE SUSCRÍBETE A ABC EN KIOSKO Y MÁS Y LLÉVATE EL MEJOR IPAD QUE HA EXISTIDO AL PRECIO MÁS EXCLUSIVO. kioskoymas. abc. es nuevoipad CONSULTE POSIBILIDADES DE FINANCIACIÓN MÁS INFORMACIÓN EN